Teresa García, directora general de Emprendimiento y Cooperativismo

“Para cambiar el modelo productivo, el emprendimiento debe conjugar el triple impacto para ser viables y duraderos”

Bajo la marca Llamp se prestarán servicios de mentorización avanzada y de aceleración en materia de emprendimiento sostenible o alto impacto

Teresa García, directora general de Emprendimiento y Cooperativismo

La Conselleria de Economía Sostenible Sostenible ha lanzado la marca Llamp para impulsar el emprendimiento basado en la innovación social y tecnológica y en objetivos de desarrollo sostenible. Bajo ese paraguas se agruparán y reorientarán los servicios de emprendimiento sostenible e innovación social y de emprendimiento individual y colectivo de la Generalitat Valenciana con el fin de contribuir a cambiar el modelo productivo. Hablamos con Teresa García, directora general de Emprendimiento y Cooperativismo para que nos cuente en qué consiste y cómo se va a llevar a cabo.

– ¿Cuál es el objetivo que ha llevado a la Conselleria de Economía Sostenible a poner en marcha la marca Llamp y qué es lo que se persigue con dicha iniciativa?

Desde la Conselleria de Economía Sostenible teníamos dos motivaciones principalmente. Por una parte, el análisis Dafo del Plan Estratégico del Emprendimiento CV detectó como deficiencia la falta de servicios suficientes para dar visibilidad a las personas emprendedoras. Por otra parte, el acceso a instrumentos de financiación europeos y la situación que ha provocado la pandemia. Por tanto, se hacía necesaria una mayor visualización de las acciones sobre emprendimiento que se realizan desde la Dirección General y su especialización en triple impacto -económico, ambiental y social- e innovación social para que los proyectos emprendedores adquieran una nueva perspectiva que les dé un mayor valor en lo que ha venido a llamarse la “nueva normalidad”.

– ¿Qué proyectos y qué perfiles se pueden acoger bajo la marca Llamp?

La marca “Llamp” agrupa los programas de emprendimiento de la Conselleria de Economía Sostenible. Estos son variados y atienden a diferentes perfiles a través de los agentes del ecosistema con los que trabajamos de forma indirecta. Por ejemplo, en el programa del Campus del Emprendedor Innovador participan estudiantes de todas las universidades públicas; y en el de consolidación, empresas con más de diez años de funcionamiento. En suma, nos dirigimos a un perfil que es más receptivo al emprendimiento, jóvenes que finalizan estudios universitarios y también personas con experiencia acumulada que deciden reorientar su desarrollo profesional hacia el emprendimiento.

– ¿Con qué presupuesto contará Llamp?

Actualmente cuenta con un presupuesto de nueve millones de euros, de los que 6,3 millones se dedican a programas de emprendimiento. Es importante reforzar estos programas debido a la capacidad de la economía social y del emprendimiento sostenible de generar resiliencia y de responder a situaciones de dificultad económica como las que nos vamos a encontrar.


“Nos dirigimos a  jóvenes que finalizan estudios universitarios y a personas con experiencia acumulada que deciden reorientar su desarrollo profesional hacia el emprendimiento”

– En este sentido, ¿qué programas habéis tenido que reorientar dentro de la Dirección General y cuáles se van a poner en marcha en 2021? ¿Y qué papel va a jugar Europa en todo ello?

Europa remarca que los proyectos en los que participe deben tener impacto social y ambiental. Por primera vez en el seno de la Unión se está elaborando un Plan de Acción Europeo para la Economía Social, y eso abre la puerta a que el emprendimiento sostenible sea una vía de acceso a instrumentos europeos que refuercen y aporten valor al ecosistema actual. Además, es importante resaltar que goza de un gran dinamismo, y que en estos momentos está creciendo y es uno de los ecosistemas mejor posicionados del Estado.

– Igualmente, desde la Conselleria de Economía Sostenible se les prestará atención a los proyectos emprendedores en cualquiera de sus fases. ¿Cómo se llevará a cabo dicha atención? ¿Con qué agentes del ecosistema emprendedor han contactado y qué les ha parecido dicha iniciativa?

El ecosistema emprendedor valenciano es numeroso y robusto. En la actualidad existen más de 670 agentes del emprendimiento en todo el territorio valenciano. Nuestra labor es facilitar su gobernanza, así como asistirlo en aquellos ámbitos donde se detecte un vacío o existan desigualdades en el acceso a estos servicios. Por ese motivo estamos desarrollando el programa de Mentorización Avanzada AMES. Se da la circunstancia de que, cuando determinados proyectos alcanzan un nivel de madurez, donde la red municipal ya no puede acompañar, solo existe la posibilidad de recibir ese acompañamiento necesario desplazándose y/o desembolsando recursos propios que no se destinan directamente al objeto del emprendimiento. Entendemos que tenemos que reducir este factor de desigualdad. Por otra parte, también es uno de nuestros cometidos, fomentar los servicios especializados, como puede ser el de triple impacto, tal y como se determinó en el Plan Estratégico. Es importante, para poder influir en el cambio de modelo productivo, que los proyectos emprendedores conjuguen la visión económica, ambiental y social que provocan, ya que solo así se pueden conformar proyectos empresariales viables económicamente, duraderos en el tiempo y que producen bienestar. El cooperativismo y la economía social son un buen ejemplo para seguir el desarrollo de ese tipo de emprendimiento, bien sea de forma individual o colectiva.

– Por otra parte, el Plan Estratégico de Emprendimiento 2019-2023 incluye una serie de objetivos y uno de ellos es fomentar la actividad emprendedora en la FP, teniendo en cuenta que la actividad universitaria genera 150 proyectos de emprendedores.

El desarrollo del espíritu emprendedor en la FP o el Bachilletato es uno de los objetivos que persigue la Generalitat Valenciana en todos sus ámbitos de gestión, educación, políticas activas de ocupación y emprendimiento, entre otros. Tenemos experiencias previas en la dinamización del banco de patentes en la FP, de módulos de creación de cooperativas, donde vamos a intentar trasladar el know-how de los programas universitarios a etapas más tempranas.


“La labor de una aceleradora pública no es solo la propiamente dicha, sino también la de estimular al resto del sector y fomentar políticas públicas”

– En esta misma línea, ¿en qué consiste el programa Llamp Digital?

“Llamp Digital” propone profundizar y formar a los emprendedores en el uso de las nuevas tecnologías para generar innovación social en el desarrollo de startups. Se trata de emprendimiento de base tecnológica pero con enfoque social. En un entorno digital cuya mayor problemática es la desigualdad que algunos modelos generan, la innovación social a través del cooperativismo de plataforma, son una alternativa justa para su desarrollo. Igualmente tiene un enfoque social porque pretende actualizar o despertar las capacidades digitales en colectivos en riesgo, que no están tan familiarizados con estas herramientas.

– También van a poner en marcha servicios de mentorización avanzada, tanto en emprendimiento individual, como en colectivo o cooperativa y también de aceleración en materia de emprendimiento sostenible o alto impacto, que constituirán la primera aceleradora pública especializada en innovación social de ámbito regional en la Comunidad Valenciana. ¿Cómo se van a materializar dichos servicios? ¿Van a contactar también con agentes del ecosistema innovador? 

Efectivamente, todos estos programas y servicios se realizan apoyándonos en el ecosistema emprendedor, no podría ser de otro modo, ya que el desarrollo del Plan Estratégico así lo requiere, por ser un instrumento elaborado en el seno del Consejo Valenciano del Emprendimiento. En “Llamp 3I” tenemos contactos avanzados con diferentes agentes del ecosistema, especializados en los ámbitos ambientales, sociales y de emprendimiento colectivo. Por ahora hemos anunciado la participación de Novaterra como socio a través de La Promotora, un reactor para vehicular la RSC a través del intraemprendimiento con impacto social en grandes empresas como Mercavalencia o Sociedad de Agricultores de la Vega que han manifestado su interés en colaborar con estas iniciativas.

“Llamp 3I” cuenta con un presupuesto inicial de 450.000 euros, aunque la Generalitat, en diferentes centros gestores, genera recursos para atender al emprendimiento en las fases de creación y crecimiento con alrededor de 23,5 millones de euros 2019 (datos del informe de seguimiento del PEECV 2019-2023). La intención de generar una aceleradora especializada es ir creciendo poco a poco, junto con los proyectos que se desarrollen y generar sinergias que se extiendan por el resto de centros gestores de la Generalitat y por todo el ecosistema emprendedor. La labor de una aceleradora pública no es solo la propiamente dicha, sino también la de estimular al resto del sector y fomentar políticas públicas.

Suscríbete a nuestra newsletter