La industria valenciana apuesta por la digitalización y los nuevos talentos

Ocho compañías punteras de la Comunitat Valenciana han analizado la situación de la industria a raíz de la COVID-19 en la mesa celebrada este jueves por COIICV

Archivado en: 

Mesa de análisis de la industria convocada por el Colegio de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV), con la colaboración de Improven

La crisis causada por la COVID-19 ha afectado en diferentes niveles a los sectores industriales de la Comunitat Valenciana y les ha obligado a readaptarse a los cambios del mercado, la necesidad de digitalización y la adquisición de nuevos talentos para hacer frente a la incerteza del futuro que se les presenta a corto, medio y largo plazo.

Todos estos aspectos han sido abordados en la mesa de análisis de Industria convocada por el Colegio de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV), con la colaboración de Improven, que ha tenido lugar este jueves y donde ocho compañías punteras de la Comunitat han podido analizar la situación que ha vivido la industria del territorio valenciano a raíz de la COVID-19 y el estado de alarma, así como la actual situación y el futuro más inmediato y a más largo plazo de las mismas.

Así, a lo largo de la mañana las empresas han relatado cómo fue su adaptación al decreto del Estado de Alarma y a los diferentes escenarios que se han ido planteando a causa de la pandemia, cuáles son los futuros retos de sus empresas, cómo se plantean la situación a corto, medio y largo plazo o cuáles han sido los principales cambios respecto a los clientes o a la propia situación empresarial del sector.

La primera mesa celebrada este jueves ha contado con la presencia del director general de Arisnova, Jorge Gramage; el director general de Grupo Alacant en representación de Helados Alacant, Joaquín Lancis; el Manager Sales del área de Levante de Schneider Electric, Roberto Gregorio; el director de Sistemas de Gestión de SPB, Manuel Selma. Este encuentro ha sido moderado por Sergio Gordillo, socio CEO de Improven; y ha contado con la presencia del decano de COIICV, Salvador Puigdengolas.

En primer lugar, Roberto Gregorio como Manager Sales de Schneider Electric ha subrayado el nivel de concienciación de los propios clientes sobre la necesidad de trabajar en remoto y el cambio de paradigma que esto ha supuesto. Así, ha destacado la urgencia de trabajar en la línea de digitalización y transformación digital, así como la necesidad que van a tener las empresas de contratar “mucho talento”. “Hacer lo mismo que antes con los medios que teníamos ya no va a ser posible”, ha asegurado.

En representación a Helados Alacant, su director, Joaquín Lancis ha resaltado la gravedad de la crisis causada por la COVID-19 y el hundimiento ‘drástico’ de los mercados que esta ha supuesto. “Las ineficiencias industriales han costado mucho más esfuerzo que las medidas de protección”, ha explicado Lancis, quien ha señalado al aumento de los niveles de absentismo laboral causados por la pandemia como uno de los problemas a los que se ha tenido que enfrentar su empresa.

En otra línea, Lancis ha destacado el “buen diálogo” que han tenido durante estos meses con las autoridades sanitarias “a nivel técnico, no político”. “Esa coordinación ha sido muy positiva y muy necesaria para gestionar esta crisis”. Respecto a los cambios en la demanda, Lancis ha destacado el ‘boom’ tras el fin del Estado de Alarma y su posterior estabilización. Se ha mostrado preocupado por la “complejidad” de acertar en las previsiones del mercado y la dificultad que eso supone para la planificación de la actividad empresarial.

Lancis ha subrayado la “guerra de precios” entre sus clientes y la caída en la demanda y el desplazamiento de esta hacia productos de primer precio. “Nos obliga a ser mucho más eficientes industrialmente”. Así, ha explicado que los productos de innovación y desarrollo siguen su curso, ya que es una “apuesta clarísima que no vamos a perder”.

Lancis ha expuesto la dificultad de digitalizar un negocio dedicado a los congelados como es Helados Alacant ya que “no son los más amistosos para trabajar online”. “Vamos a tener que dedicarle imaginación y talento”, ha afirmado.

Por su parte, Selma ha relatado cómo SPB se ha dedicado a mejorar la gestión de las materias primas y a tener una mayor identificación de las necesidades del mercado, para evitar que se repitan futuros problemas de desabastecimiento.

Ha resaltado la importancia de “mantener la tensión con la seguridad en los próximos seis meses o próximo año” y de “escuchar al mercado y adaptarse a la situación”. En esta línea, ha explicado los planes de SPB para el corto y medio plazo:  continuar con la necesidad de reestructurar la oferta hacia la demanda del mercado, invertir en maquinaria y diseñar productos relacionados con la desinfección, un área a la que dedicarán la mayoría de sus esfuerzos en los próximos meses. “Nosotros apostaremos fuerte por las líneas de desinfección”, ha reiterado.

En el turno de Jorge Gramage, director general de Arisnova, ha asegurado que su empresa no ha tenido necesidad de ERTE’s, ya que parte de la empresa aprovechó la baja actividad para dedicarse a la autoformación. Pese a la rápida adaptación de Arisnova, Gramage ha criticado la “indecisión” y la “falta de una línea clara por parte del Gobierno”.

Gramage ha explicado cómo su empresa apostará en el corto y medio plazo por mejorar los sistemas para trabajar en remoto. “Siempre se llevaba todo a casa del cliente para su instalación y desarrollo, ahora cada vez iremos menos y habrá que potenciar el remoto”, ha explicado. Por último, Gramage ha expresado la necesidad de una estabilidad “tanto nacional como internacional”. “Esperamos el futuro con mucha ilusión y muchas ganas”, ha concluido.

Suscríbete a nuestra newsletter