Toque de queda

Puig se reúne con agentes sociales y síndics para estudiar el toque de queda

El Ministerio de Sanidad y las comunidades abordarán este jueves el debate sobre la posibilidad de aplicar un toque de queda para frenar la segunda ola del virus

Ximo Puig durante una intervención en les Corts. Foto: EFE/Manuel Bruque

El president de la Generalitat, Ximo Puig, celebra este jueves una ronda de contactos con los agentes sociales y los síndics de Les Corts para analizar la situación de la pandemia de coronavirus y cuestiones como la posibilidad de pedir al Gobierno el toque de queda en la Comunitat Valenciana.

Los primeros en acudir al Palau de la Generalitat serán, a las 12 de la mañana, los agentes sociales: el presidente de la patronal CEV, Salvador Navarro, y los secretarios generales de CCOO PV, Arturo León, y de UGT-PV, Ismael Sáez.

A continuación será el turno de la síndica del PP, Isabel Bonig, quien ayer pidió una reunión urgente con el president para tratar la situación actual y las soluciones y propuestas del Consell “ante el agravamiento de la pandemia” y el anuncio de que el Consell estudia pedir el toque de queda.

A Bonig le seguirá el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Rubén Alfaro, y a última hora de la mañana se ha convocado al síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, quien ya estuvo el lunes en el Palau de la Generalitat, aunque fue para hablar con Puig de los Presupuestos autonómicos para 2021.

La ronda de este jueves finalizará con una comida del president de la Generalitat con los tres síndics de los grupos del Botànic: el socialista, Manolo Mata; el de Compromís, Fran Ferri, y la de Unides Podem, Naiara Davó.

En los contactos de esta jornada no se ha incluido a Vox, ya que se ha citado a quienes apoyaron el Pacto por la reconstrucción de la Comunitat Valenciana y a quienes han solicitado reunirse con el president, según han indicado fuentes de Presidencia de la Generalitat.

Gobierno y autonomías estudian hoy el toque de queda para frenar al virus

El Ministerio de Sanidad y las comunidades abordarán este jueves la actualización del plan de respuesta temprana frente al coronavirus para tratar de frenar esta segunda ola en un encuentro en el que pondrán sobre la mesa el debate de la posibilidad de aplicar un toque de queda.

Medida que, como ya avanzó el martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, requeriría de la declaración del estado de alarma, que podría “adoptarse en una parte del territorio o en todo”, aunque “no hay tomada ninguna decisión” por el momento sobre su implantación ni sobre la franja horaria en la que se aplicaría.

El estado de alarma era uno de los escenarios que ya contemplaba el plan de respuesta temprana frente al coronavirus aprobado en julio; se trataba del último de tres, diseñado para cuando ni las medidas autonómicas ni las actuaciones coordinadas del Ministerio tuvieran sus efectos para contener la propagación del virus.

La actualización del plan lleva días sometiéndose a revisión y su versión final podría quedar definitivamente aprobada esta tarde en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud si pasa antes el filtro de la Comisión Pública de Salud, convocada a las 12:00 horas, según han informado a la agencia Efe fuentes del departamento.

En un borrador inicial de la actualización del plan conocido la semana pasada, el Ministerio proponía un sistema de indicadores y niveles de alerta para regular unas respuestas mínimas comunes de restricciones en todo el territorio; la idea era establecer en cada uno de ellos “unas actuaciones mínimas, proporcionales” al nivel de riesgo de transmisión.

Y el toque de queda podría ser una de esas medidas, según han adelantado varios representantes autonómicos.

Suscríbete a nuestra newsletter