Piden que la Generalitat rescate al sector

Los taxistas valencianos se enfrentan a caídas de la demanda del 60-70%

Advierten desde la Confederación de Taxistas que la situación es "insostenible" y ven con preocupación nuevas medidas restrictivas como el toque de queda

Sigue la sangría para los taxistas valencianos por la crisis del coronavirus. Se enfrentan a caídas de la demanda que van desde el 60 % al 70 % dependiendo de la zona de la Comunitat Valenciana. Un descenso de los ingresos que como denuncia Fernando del Molino, presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos, hace que los “taxistas estén trabajando solo para pagar gastos y no logran llevarse nada a casa”. Alerta que son muchas las familias que viven del sector que “lo están pasando muy mal”.

En una situación normal, los taxistas dedican entre un 50 y un 60 % de sus ingresos a costear los gastos que derivan de la actividad, lo que les deja un 40 % de salario para ellos. Con la crisis de la Covid-19 los taxistas han llegado a perder un 90 % de su demanda habitual en la Comunitat en los meses más duros de la pandemia. Ahora, pese a una leve recuperación de los ingresos, siguen debatiéndose en el filo de la navaja con una situación “insostenible” para el sector, como expresa del Molino.

Sin acceso a ayudas

En esta línea, alerta el presidente de la Confederación de Taxistas que no existe ninguna ayuda específica para el sector y que tan solo tienen disponibles las ayudas a autónomos, a las cuáles “no estamos teniendo acceso porque no podemos demostrar una caída de ingresos del 75 %. Estamos rozando, pero no llegamos”, explica del Molino. Hace referencia a la prestación extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores autónomos aprobada por el Gobierno de España.

Con esta prestación, los trabajadores autónomos afectados por la Covid-19 que vean reducida su facturación, al menos, un 75% en el mes anterior a la solicitud respecto a la facturación media del semestre anterior (o a igual periodo del ejercicio anterior en el caso de sectores con alta estacionalidad) podrán acceder a esta prestación económica extraordinaria a cargo de la Seguridad Social.

Ante está situación reclaman los taxistas valencianos la actuación de las Administraciones Públicas para garantizar ayudas para el sector. “La Generalitat tiene que rescatar al sector”, asevera del Molino. Como señalaba la patronal a nivel nacional, Antaxi, “la situación de miles de familias que viven del taxi es insostenible, y el gobierno debe garantizar la sostenibilidad del sector”.

Para ello reclaman una serie de medidas entre las que se incluyen ayudas económicas directas al sector, moratorias en préstamos hipotecarios y de consumo, especialmente los relacionados con la actividad del taxi, mantenimiento del actual sistema de tributación, o Jubilaciones anticipadas, aplicando coeficientes reductores, tal como ya se hace en otros sectores profesionales, entre otras. “Mientras otros sectores han recibido ayudas, el sector del Taxi sigue prestando un servicio esencial al ciudadano, exponiendo su vida, sin compensaciones económicas”, lamenta la Asociación Nacional del Taxi.

Una estocada más para el sector: el toque de queda

A la precaria situación que vive el sector del taxi en la Comunitat Valencina se une la preocupación por nuevas medidas restrictivas que afecten a la actividad que desempeñan los taxistas valencianos. En concreto, preocupa el toque de queda que baraja imponer la Generalitat en la región. Una medida que podría implantarse en horario nocturno con tal de evitar las actividades de ocio no regladas y limitar las reuniones sociales.

Esta medida no afectaría solo al turno nocturno de los taxistas, advierte del Molino, sino que “al aumentar el temor de la gente a un posible contagio, decaería también la demanda del horario diurno”. Expone que “si es necesario establecer un toque de queda para paralizar el número de contagios, desde el sector no nos vamos a oponer”, pero que teniendo en cuenta la afectación económica, esta medida es “un apretón más para un sector muy castigado por esta crisis”.

Suscríbete a nuestra newsletter