Declaraciones de Avep integrada en Anaip de la plataforma EsPlásticos

El impuesto del plástico podría impactar en cerca del 40% de los puestos de trabajo

La industria de los plásticos genera más de 93.000 empleos en unas 3.000 empresas, que alcanza 30.000 millones de cifra de negocio. La Comunitat representa en torno al 20% del total nacional y el sector el 4% del PIB industrial autonómico

La propuesta presupuestaria del Gobierno enviada la semana pasada a Bruselas que contempla novedades fiscales como la subida del 10 al 21% del IVA a las bebidas azucaradas o el impuesto a los plásticos de un solo uso, no deja de incomodar a la industria, en este caso a la de los plásticos, que ve cómo un gravamen introducido en un anteproyecto de ley –el Anteproyecto de Ley de residuos y suelos contaminados– ya se ha tomado en firme para la previsión de ingresos.

“Nos ha sorprendido que este impuesto, el cual ha recibido más de 5.000 alegaciones en su consulta pública durante el verano y que aún no ha empezado su trámite parlamentario, se haya incluido en el documento que ha presentado el Gobierno en el que se detallan las principales medidas para los Presupuestos Generales del Estado del año 2021. Es decir, lamentablemente el Gobierno ya ha estimado su efecto recaudatorio y lo ha tomado como firme en el documento transmitido a la Unión Europea“, ha declarado a Economía 3 Cristina Monge, secretaria general de Avep, la Asociación Valenciana de Empresarios de Plásticos, integrada en la nacional Anaip, que a su vez forma parte de la plataforma EsPlásticos.

Y es que, según las previsiones del Ejecutivo, unos 724 millones de euros llegarían a las arcas estatales con esta medida.

Si bien, el sector de los plásticos a través de EsPlásticos tacha de “injusta” la medida que grava los artículos de plásticos de un solo uso destinados a contener o proteger bienes o productos alimenticios por considerarla, en primer lugar, “discriminatoria”, ya que “solo se fija en los productos de un solo uso de plásticos y no de otros materiales que también son susceptibles de acabar en el medio ambiente”.

No reutilizables pero reciclables

“Si hablamos de envases monouso, los hay de todos los materiales, por tanto si lo que quiere el Gobierno es reducir el monouso por la generación de residuos que representa, lo que tendría que hacer es tener en cuenta todo tipo de materiales”, indican desde la plataforma.

Y es que hablar de envases de un solo uso no quiere decir que sean envases no reciclables. “Naturalmente los envases no reutilizables, como envases con el símbolo del ʽPunto Verde‘, han pagado una contribución económica por dicho envase a una empresa nacional de recuperación de residuos de envases  y por tanto, de deben reciclar en el contenedor amarillo. La efectiva reciclabilidad luego depende de su gestión y separación en planta de tratamiento de residuos, pero reciclables sí son todos ellos”, explica Monge.

Asimismo, la plataforma alerta que esta nueva Ley que prepara el Gobierno, resultado de la implementación nacional de la Directiva Marco de Residuos y la Directiva de Plásticos de un solo uso, impactará sobre un sector que da empleo directo en España a más de 90.000 personas, y empleo indirecto e inducido a más de 255.000 “y muchas de ellas se verán afectadas, pudiendo reducirse el empleo directo en más de un 40% de aquí a 2030. La economía circular, bajo nuestro punto de vista, consiste en reintroducir de nuevo los plásticos reciclados en los productos, y generar empleo y riqueza en el país; mientras que de este modo, los objetivos fijados supondrán la destrucción de empleo y la pérdida de competitividad de España respecto a otros países”, indican productores, transformadores, recicladores y centros de innovación como el instituto tecnológico Aimplas.

Agravio comparativo

Subraya precisamente Monge el agravio comparativo frente a otros países europeos donde tal gravamen no será de aplicación “puesto que las directivas europeas no lo han recogido y no será obligatoria su trasposición a los países miembros. Por tanto, esta iniciativa legislativa española coloca a las empresas españolas fabricantes de envases plásticos que comercializan en territorio español en grave desventaja con el resto de empresas europeas y de terceros países en su competitividad fuera del territorio nacional”, insiste la portavoz de Avep.

Incide igualmente sobre la supervivencia de un sector clave en la economía española (2,7 % del PIB) y comprometido con la economía circular, a través de unas 3.000 empresas, la mayoría pymes que generaban hasta la fecha 30.000 millones de cifra de negocio y gestionaban más de 1.000.000 toneladas de reciclado: “En concreto, la Comunitat representa en torno al 20% del total nacional y el sector supone el 4% del PIB industrial autonómico”, aclara.

Y es que, una encuesta realizada a unas 150 industrias hace apenas unas semanas, ya detallaba que un 33% de ellas ya ha visto reducida su plantilla por la crisis de la Covid-19 y otro 33% cree que el número de empleados será menor en un medio-largo plazo.

Según los resultados de la encuesta, en general, casi todos los sectores han visto disminuida la producción de su empresa, así lo señala el 56,3% de los encuestados. Por sectores, hay que destacar que el 80% de las empresas del sector de la automoción, el 67% de la agricultura, el 65% de la construcción y el 47% del sector del envase manifiestan haber disminuido su producción.

En concreto para el sector del envase, el impuesto supone “un nuevo revés” por lo que insisten en subrayar su “ineficacia” al creer que su recaudación “no repercutirá en la mejora de la economía circular ni en la reducción de las basuras abandonas” y que es “peligroso” para los consumidores, “ya que pretende limitar el uso de los envases más regulados y por ende más seguros desde el punto de vista de la seguridad alimentaria y del consumidor”; además de poner en peligro “la reducción del desperdicio alimentario que los envases de plásticos aportan”.

Creen que penalizar los productos sin modificar los comportamientos que son una de las principales causas de que todo tipo de residuos acabe abandonado en el medio ambiente, no tiene mucho sentido.

Suscríbete a nuestra newsletter