Crisis coronavirus

Adoptan medidas excepcionales contra la covid en Elche, Orihuela, Onda y Guadassuar

Las 22 medidas, que se publicarán esta tarde, entrarán en vigor a partir de las doce de la noche

Ana Barceló, en una imagen de archivo

La Conselleria de Sanidad ha adoptado medidas adicionales excepcionales y transitorias, durante 14 días naturales, en los municipios de Elche y Orihuela, en Alicante, Onda (Castellón) y Guadassuar (Valencia) al constatar en ellos un incremento significativo de casos de la covid-19 en las últimas semanas.

Así lo ha anunciado la consellera de Sanidad, Ana Barceló, donde ha precisado que las 22 medidas estarán recogidas en una resolución que se hará pública esta tarde y entrarán en vigor a partir de las doce de la noche. Cuando expire el plazo, se analizará la situación y se determinará si se prorrogan o se levantan.

Se basan en limitar el número de personas en cualquier agrupación o reunión de carácter familiar o social -excepto convivientes-, a seis personas en Elche, Orihuela y Guadassuar y a diez en Onda, así como el aforo en todo tipo en actividades culturales, religiosas, deportivas o recreativas: al 50% en los tres primeros y al 60% en Onda.

Barceló ha anunciado también que se prorrogan 21 días las medidas acordadas entre las comunidades y el Ministerio de Sanidad aunque en la Comunitat Valenciana se modifica para priorizar el consumo en mesa sobre las barras.

Ha precisado que en los municipios en los que se han adoptado estas medidas excepcionales no habrá confinamiento, y que los alcaldes están informados y dispuestos a cumplirlas, además de explicar que esas restricciones no obedecen solo a la incidencia y una transmisión comunitaria sostenida sino a un conjunto de factores.

Prórroga y restricciones en la barra

Barceló ha incidido en que los diferentes informes “evidencian” que las medidas de prevención adoptadas en agosto en el Consejo Interterritorial entre las comunidades y el Ministerio, y que siguen vigentes, “han tenido un impacto positivo”, aunque aún no se ha dado “el descenso esperado” y hay que mantenerlas.

Por eso ha anunciado una prórroga de 21 días, aunque ha aclarado que se pone una finalización porque así lo han indicado los servicios jurídicos pero que las medidas “van a permanecer” en la Comunitat Valenciana, pese a que pueda mejorar su incidencia, “mientras el Consejo Interterritorial no las levante”.

No obstante ha indicado que en la Comunitat Valenciana han introducido una modificación en lo que respecta al consumo en las barras de bares y locales de copas, ya que se debe dar prioridad al consumo en las mesas y solo se podrá consumir en la barra en las zonas delimitadas, si se mantiene metro y medio de distancia y con grupos de hasta cuatro clientes.

Situación en Elche (232.500 habitantes)

La consellera ha incidido en que en Elche se ha pasado de una incidencia acumulada de 64 casos por cada 100.000 habitantes entre el 17 y 30 de agosto a 203,9 entre el 14 y el 29 de septiembre, y de 215,9 entre el 28 de septiembre y el 11 de octubre.

“La transmisión comunitaria conlleva una pérdida de la trazabilidad de gran parte de los casos, lo que demuestra que hay un nivel de circulación del virus importante”, ha advertido, y ha informado de que se han detectado 40 pequeños brotes en las últimas semanas.

El 75% de ellos tiene un origen familiar o social y el grupo de edad más afectado es el de entre 15 y 44 años (43%), mientras que la población mayor de 65 años representa solamente un 15% del total.

Situación en Orihuela (76.800 habitantes)

Las medidas en Orihuela afectan al municipio y a todas sus pedanías, salvo a Orihuela Costa y la pedanía de Torremendo, ha explicado Barceló, que ha detallado que se ha pasado de 120 casos por cada 100.000 habitantes del 1 al 13 de septiembre a 184 del 14 al 27 de septiembre y a 431 casos del 28 de septiembre al 11 de octubre.

Los numerosos brotes detectados son también, en su mayoría, de origen social relacionados con unidades familiares y amigos y “hay una pérdida de trazabilidad”, ha señalado; el 41% de los afectados tiene entre 15 y 44 años y los mayores de 65 años suponen el 17,2%, por lo que “todavía no se ha observado una carga importante en el hospital de Orihuela”.

Situación en Guadassuar (5.900 habitantes)

Guadassuar muestra “una tendencia creciente a partir de la semana 36 que se hace más clara en la última semana y en la actual con una incidencia altísima de 458 y 593 casos por 100.000 habitantes”, respectivamente, según Barceló.

La consellera ha explicado que “no se ha perdido” del todo la trazabilidad pero ha indicado que “se trata de bajar al detectar un brote relacionado con un gimnasio que ha aportado más de 30 casos”, aunque el resto de brotes son pequeños.

En este municipio valenciano, el 40% de los contagiados tiene entre 35 y 44 años, y “tampoco” se ha notado “ninguna presión asistencial”.

Situación en Onda (24.850 habitantes)

En Onda se ha advertido, a partir de finales de septiembre, un riesgo de enfermar “entre 5 y 7 veces superior” al resto del departamento de salud al que pertenece, con una incidencia del 1 al 14 de octubre de 305 casos por 100.000, y más de veinte brotes, con un “impacto” en la atención primaria.

En Onda, como en los otros tres municipios, también habrá restricciones en entradas y salidas en centros de personas mayores y con discapacidad y se suspenden las actividades de centros de día y hogares de jubilados.

No hay presión asistencial en la Comunitat

Por otra parte, Barceló ha asegurado  también que ahora mismo “no hay una presión asistencial” en la Comunitat Valenciana, que está por debajo de la media en el índice de casos de coronavirus, pero ha advertido que “llevamos mucho tiempo en una meseta, que no terminamos de bajar, y debemos estar muy alerta”.

“No hay ahora mismo una presión asistencial, estamos en porcentajes muy bajos pero eso no quiere decir nada”, ha señalado y ha destacado que lo importante es “que encapsulemos y controlemos bien la trazabilidad de los casos” tras unos brotes que, ha indicado, siguen produciéndose especialmente en los ámbitos social y familiar.

Según la consellera, debemos hacer “un esfuerzo importante si queremos mantenernos con esa incidencia y porque la tenemos que bajar a unos niveles que nos permitan ir saliendo de esta medioparálisis que tenemos en este momento”.

En este sentido, ha subrayado que en la Comunitat Valenciana se están tomando “medidas casi preventivas, antes de que la situación llegue a niveles donde las medidas que se implanten puedan llegar más tarde. Hay que actuar preventivamente para que no se produzca una situación donde se pierda del todo la trazabilidad”.

“Hasta poder contar con una vacuna, sigamos manteniendo el comportamiento y estemos alerta, porque este beneficio seguro que al final nos va a reportar beneficios”, ha destacado la titular de la Conselleria de Sanidad, quien ha indicado que no puede adelantar si se harán confinamientos perimetrales en algún lugar de la Comunitat.

Según ha dicho, “en el momento en que se da el escenario complicado, tomamos decisiones. No puedo anticiparles todas las medidas que podrían implantarse” y ha indicado en este sentido que para adoptar esa medida “no se puede tener solo como criterio el índice por cada 100.000 habitantes, sino otros factores”.

 

Suscríbete a nuestra newsletter