Plan presupuestario remitido a Bruselas

Así subirá el Gobierno los impuestos para lograr 6.847 millones de euros más en 2021

La COVID bajará un 5,6 % la recaudación en 2020, que crecerá un 7,3 % en 2021. Así el Gobierno prevé modificar la fiscalidad directa, indirecta y ambiental

El Gobierno prevé incrementar la recaudación tributaria en 6.847 millones de euros en 2021 gracias a la subida o creación de nuevos impuestos, entre ellos a las bebidas azucaradas y los envases de plástico, y a la modificación de otras figuras tributarias directas, indirectas y ambientales.

El plan presupuestario remitido esta semana a Bruselas cuantifica en 9.170 millones el impacto de las medidas tributarias que el Ejecutivo planea poner en marcha, ya sea en las propias cuentas o con legislación específica, de los que 6.857 millones serán en 2021 y 2.323 millones, en 2022.

Además de los ya aprobados impuestos sobre las transacciones financieras (con un impacto de 850 millones en 2021) y determinados servicios digitales (968 millones), el Gobierno prevé aprobar un impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables (491 millones).

Con este impuesto, que ya ha superado la fase de consulta pública y que tendrá que contar con una ley específica por ser de nueva creación, el Ejecutivo pretende lograr un consumo “más sostenible” dando prioridad a productos reutilizables.

Un alza del IVA de los refrescos al 21 %

Además, se eliminará la bonificación en el IVA de las bebidas con azúcares o edulcorantes añadidos, de manera que dejarán de estar gravados con el tipo reducido (10%) para pasar al general (21%), una medida que incrementará en 340 millones la recaudación en 2021.

Junto a estos cambios, Hacienda cuantifica otras modificaciones de la fiscalidad directa e indirecta que no detalla.

Así, los cambios en la fiscalidad medioambiental que “buscan proteger el medioambiente” ingresarán 1.311 millones en 2021.

El borrador presupuestario no indica en qué consisten esas medidas, aunque el fallido presupuesto de 2019 enmarcaba como fiscalidad verde un aumento en 670 millones la recaudación gracias a la equiparación de la fiscalidad del diésel con la de la gasolina.

Hacienda también ha sacado este año a consulta pública la posibilidad de poner una tasa a los billetes de avión, aunque el proyecto está aún en una fase temprana que no hace prever que pueda entrar en vigor a principios de 2021.

Subida IRPF a rentas altas

Según detalla el documento “una serie de medidas” en la imposición directa permitirán “reforzar la progresividad del sistema impositivo” con una recaudación adicional de 550 millones en 2021, lo que podría estar relacionado con el acuerdo de los partidos de Gobierno para incrementar el IRPF a las rentas altas.

Otra “serie de medidas”, en este caso en imposición indirecta (en la que se incluyen el IVA o los impuestos especiales), se relacionan con la “equidad” y prevén ingresar 1.509 millones adicionales en 2021.

Junto a ello, el Gobierno cifra el impacto de las anunciadas medidas para combatir el fraude fiscal: la limitación de los pagos en efectivo (218 millones), la rebaja del umbral para figurar en la lista de morosos (110 millones) y la adopción de prácticas internacionales en la lucha contra el fraude (500 millones).

Por lo que respecta a 2021, el Gobierno prevé incrementos adicionales de recaudación por el IVA de las bebidas azucaradas (60 millones), fiscalidad verde (50 millones) e imposición directa (1.998 millones), imposición indirecta (215 millones).

La COVID bajará un 5,6 % la recaudación en 2020, que crecerá un 7,3 % en 2021

La pandemia de COVID-19 hará que la recaudación de impuestos y cotizaciones descienda en 2020 un 5,6 %, hasta 460.391 millones, mientras que el Gobierno prevé que se recupere en 2021 y crezca el 7,3 %, hasta los 493.391 millones de euros, según el Plan Presupuestario enviado este jueves a Bruselas.

El documento contempla que la ratio de ingresos sobre el PIB se sitúe en 2021 en el 40,3 %, frente al 41,7 % de 2020, un descenso de la ratio que se explica por el mayor aumento del PIB el próximo año, ya que en términos absolutos los ingresos en 2021 se incrementarán en 33.447 millones de euros.

La subida de los ingresos públicos se debe a la mejora de la economía y la actividad y, en menor medida, a las medidas fiscales que se aplicarán a partir del próximo ejercicio.

El Ejecutivo estima que los impuestos sobre los productos (IVA e impuestos especiales) encabezarían en 2021 la recuperación con una tasa de crecimiento de 17,66 %, pasando a ser su recaudación de 105.755 millones en 2020 a 124.432 millones en 2021.

Los impuestos sobre la producción y las importaciones crecería el 14,92 %, alcanzando los 146.405 millones de euros.

El crecimiento de los impuestos sobre los productos viene explicado por una mejor evolución del gasto en consumo final público y privado y por el efecto de las medidas tributarias, que supondrán un incremento de la recaudación del IVA y de los impuestos especiales.

Hacienda también espera un importante repunte de la recaudación por transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados como consecuencia de la recuperación del mercado de la vivienda y por la recuperación en 2021 de aplazamientos y suspensiones de pago concedidos este año.

Los impuestos sobre la renta y la riqueza crecerán un 10,35 %, alcanzando los 137.512 millones de euros y los de la renta de los hogares alcanzarán los 112.047 millones de euros, un 9,57 % más, impulsados por el IRPF.

El impuesto sobre sociedades alcanzará los 25.465 millones de euros, un 13,91 % más, lo que permitirá volver a niveles cercanos a los de 2019.

El Gobierno argumenta que esta evolución se explica por el aumento de los beneficios empresariales en 2021 y por la adopción de “ciertas medidas” que no detalla.

Los ingresos por cotizaciones sociales en 2020 experimentan un importante deterioro, registrando una caída del 2,51 %, y para 2021, una vez finalizada la vigencia de muchas de las medidas adoptadas para combatir la COVID-19, se prevé que aumenten el 1,37 %, hasta alcanzar el 13 % del PIB.

Por el lado del gasto los consumos intermedios pasarán del 6,4 % del PIB al 6,1 % del PIB, al reducirse las necesidades de gasto directamente originadas por la pandemia.

Los gastos

La ratio de gasto sobre PIB pasará del 53% en 2020 al 48% en 2021, aunque en términos absolutos supondrá 2.419 millones más en un año en el que los fondos europeos y las transferencias extraordinarias a comunidades autónomas y Seguridad Social elevarán el techo de gasto a un récord de 196.097 millones.

El plan recoge medidas de gasto como la revalorización de las pensiones en 2021 según la inflación prevista –lo que podría dar lugar a una subida del 0,9 %, igual a la de 2020– si se toma como referencia el deflactor del PIB para 2021 incluido en el cuadro macro., el aumento gradual del permiso de paternidad de 12 a 16 semanas o la consolidación del Ingreso Mínimo Vital puesto en marcha a mediados de 2020.

Hacienda recuerda que los presupuestos de 2021 incluirán 25.000 millones de transferencias del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE y 2.436 millones del programa REACT-EU que se destinan al Ministerio de Sanidad para repartirlo después entre los territorios para la adquisición de vacunas, reforzar la atención primaria o renovar el material y equipamiento sanitario.

Al respecto, señala que los fondos europeos incrementan el techo de gasto, pero no tienen impacto en el déficit público porque se reconocen como un ingreso.

Déficit

El documento recoge que el déficit en 2021 se situará en una tasa de referencia del 7,7 % del PIB, lo que supone uno de los mayores descensos de la serie con una caída de 3,6 puntos respecto al dato récord que se registrará en 2020.

Como adelantó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el Estado aprobará unas transferencias extraordinarias de 18.396 millones de euros para la Seguridad Social y de 13.486 millones para las Comunidades Autónomas con vistas a reducir el déficit de estos subsectores.

De esta forma, la tasa de referencia final de la Administración Central será del 5,2%, la de las autonomías del 1,1%, la de la Seguridad Social del 1,3% y la de las entidades locales del 0,1%

Impacto de las medidas para luchar contra la COVID-19

El plan presupuestario detalla el impacto de las medidas aprobadas por el Gobierno este año para hacer frente a los efectos económicos de la pandemia, por un total de 210.910 millones, incluyendo distintas líneas de avales y garantías por valor de 144.400 millones.

Se suman 65.588 millones en medidas para las empresas y los colectivos más vulnerables.

Cuadro macroeconómico

El plan recoge también las estimaciones macroeconómicas del Gobierno ya publicadas, que apuntan a una caída del PIB del 11,2 % este año, con un repunte del crecimiento del 7,2 % para 2021, una cifra que podría alcanzar el 9,8 % cuando se incluya el impacto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia “que aportará un mayor dinamismo de la inversión, el consumo privado, las exportaciones y el empleo”.

La tasa de paro se reducirá hasta el 16,3 % el año que viene, frente al 17,1 % previsto para el cierre de 2020.

El gasto en desempleo pasará del 3,7 % del PIB en 2020 al 1,5 % del PIB en 2021 y el vinculado a las subvenciones crecerá en 2020 un 74,95 %, fundamentalmente por las exoneraciones de las cuotas a la Seguridad Social tanto de los trabajadores en ERTE como de los autónomos en cese de actividad.

Suscríbete a nuestra newsletter