Cooperación

Las provincias de Teruel y Castellón mantendrán colaboración en infraestructuras

Entre las actuaciones, se ha mejorado la carretera que une La Mata de Morella y Olocau del Rey, con enlaces hacia Mirambel y La Cuba.

Las diputaciones de Castellón y Teruel reforzarán durante los próximos años su colaboración en infraestructuras y otros proyectos comunes “que no entienden de fronteras y son claves para racionalizar los recursos públicos y mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos”.

Así lo han resaltado el presidente de la institución turolense, Manuel Rando, y su homólogo de Castellón, José Martí, durante una visita a las obras que realiza la Corporación castellonense en la carretera que une La Mata de Morella y Olocau del Rey, con dos enlaces hacia las poblaciones turolenses de Mirambel y La Cuba.

Las obras de la CV-120, cuyo presupuesto de adjudicación es de 1.781.737,40 euros, se desarrollan sobre un trazado aproximado de 4,5 kilómetros, informa la Diputación de Teruel.

Se ha acondicionado, además, el tramo que enlaza esta carretera con la TE-V-8524, que comunica el límite provincial hasta La Cuba.
Manuel Rando ha agradecido la invitación de la Diputación de Castellón para conocer “una importante inversión en una zona estratégica para el turismo de interior de Castellón y de Teruel, en una de las zonas más bonitas de España“.

Rando ha recordado que “ya se han dado pasos entre ambas provincias para que no haya fronteras en temas educativos y asistenciales”, por lo que considera que hay que seguir por el mismo camino.

Los dos presidentes se han emplazado a una próxima reunión en Teruel para poner en marcha dos convenios sobre vialidad invernal y bomberos puesto que, como ha resaltado Rando, “la nieve y los incendios no entienden de límites provinciales. Son dos apuestas más por una colaboración a la que habrá que unir a otras administraciones”.

El presidente de la Diputación de Castellón, José Martí, ha destacado “la excelente relación de dos vecinos bien avenidos, que comparten zonas históricas como el Maestrazgo”.

Sobre la CV-120, ha incidido en “la importancia de disponer de buenas comunicaciones por todo lo que implica para la calidad de vida de nuestros pueblos y para el turismo de la zona”. A su juicio, “unir y comunicar es esencial para el interior de Castellón y para Teruel en su camino frente al reto demográfico”.

El alcalde de La Cuba, Félix Marin, se ha mostrado “muy contento por el avance de unas obras en las que era imprescindible el entendimiento entre las dos provincias porque nuestra salida natural es hacia la provincia de Castellón”.

Por su parte, la alcaldesa de Mirambel, Mª Carmen Soler, ha aprovechado para pedir que la colaboración institucional facilite también la reforma del puente que marca el límite entre las dos provincias, comunicando la CV-120 con la A-226 y que sería, ha dicho, “poner la guinda a una obra que nos va a beneficiar a todos”.

Suscríbete a nuestra newsletter