Proyecto Calorías

IBV investiga para detectar anomalías según la respuesta térmica de las personas

Una nueva tecnología permitirá desarrollar aplicaciones basadas en imágenes térmicas en las áreas estética, clínica y de bienestar

Archivado en: 

Detectar lesiones o anomalías, mejorar el seguimiento de los pacientes o incluso determinar los efectos de un tratamiento estético o de un producto cosmético en función de la respuesta térmica de cada persona, va a ser posible gracias a la tecnología que el Instituto de Biomecánica (IBV) está desarrollando en el proyecto Calorías.

El objetivo principal de este trabajo, financiado por Ivace y los fondos Feder, es el de explorar y definir aplicaciones basadas en imágenes térmicas en las áreas estética, clínica y de bienestar. Asimismo, el proyecto busca unir esta información térmica que se obtiene a través de una imagen infrarroja, con aplicaciones basadas en escáneres antropométricos, permitiendo integrar información de forma, postura, movimiento y temperatura.

En palabras del director de innovación en Tecnología Sanitaria en el instituto, Carlos Atienza, esta información completa del cuerpo humano “permitirá a muchas empresas mejorar sus diseños y evaluaciones de productos, así como optimizar los procesos de diseño y personalización”. Por ejemplo, estas aplicaciones permitirán mejorar la detección y tratamiento de distintas afecciones cutáneas, de varices o de lesiones ligamentosas. También se podrán evaluar los efectos de distintos productos estéticos o cosméticos y de diferentes tratamientos rehabilitadores para mejorarlos, pudiendo comprobar si esa mejora es real.

Los avances en el campo térmico serán también de gran utilidad en el sector de la automoción, donde el confort térmico de los ocupantes del vehículo es un reto en el que trabajan las empresas de componentes, aportando soluciones como paneles térmicos, asientos calefactables o personalización.

En el proyecto Calorías se están desarrollando nuevas metodologías de evaluación (morfométrica, térmica, de la circulación periférica y la vascularización basadas en imagen térmica) que se van a validar en diferentes empresas. En concreto, participan en esta iniciativa Information Storage (especialista en la imagen médica para el sector sanitario), Mercé V. Electromedicina (fabricante de equipos de alta tecnología para hospitales), Sesderma (empresa dedicada a la investigación, desarrollo y fabricación de productos dermocosméticos), ERESA (pionera en radiodiagnóstico con alta especialización en técnicas de Medicina Nuclear y Oncología Radioterápica) y FAURECIA (diseño y fabricación de componentes de interior de automóviles).

Para realizar los demostradores en estas firmas participantes, se ha diseñado y puesto a punto una aplicación software de visualización de imagen térmica que permita al profesional médico visualizar los mapas térmicos, extraer información de temperatura y hacer un seguimiento a los pacientes/usuarios con estas imágenes.

Por último, durante la primera mitad del año se han estado estudiando distintos sistemas de captura de imagen térmica, y se ha avanzado en la proyección de la imagen térmica sobre la reconstrucción del escáner 4D. También se ha implementado un sistema de control de temperatura de acceso al IBV para usuarios y trabajadores como medida de prevención frente a la COVID-19.

Suscríbete a nuestra newsletter