El sector genera 60.000 empleos en la provincia

Alza de precios y aumento de la producción marcan la campaña citrícola en Castellón

Las estimaciones de la Conselleria de Agricultura y de la Unió de Llauradors apuntan a un incremento del precio de comercialización de la clemenules

La recolección empezó a principios de mes.

La campaña citrícola arranca marcada por el optimismo entre los agricultores que comprueban como se mantiene la tendencia al alza moderada de los precios en paralelo al incremento de la producción y con las buenas perspectivas de comercialización de la clemenules, según apuntan desde la Unió. Un panorama totalmente diferente al de hace dos temporadas y más en la línea con la que acabó en la primavera la pasada campaña, que en su tramo final recogió el aumento de la demanda de cítricos durante el confinamiento.

Los datos que maneja la Conselleria de Agricultura apuntan una recuperación importante del producto estrella de la provincia de Castellón, la clemenules, que se comercializará entre 24 y 34 céntimos, por encima de la franja en que se movió en la campaña pasada.

La producción también se mueve al alza según los datos de Agricultura que, en el primer acercamiento al aforo, recoge una previsión del incremento de la cosecha del 37%. Así, fija en 767.513 toneladas las que se recogerán en la provincia, 200.000 más que en la campaña  2019-2020. Esas previsiones prevén recoger 640.767 toneladas del grupo de las mandarinas, un 44% más que en la campaña anterior. El aforo de la Conselleria de Agricultura indica que el 80% de la cosecha de cítricos será del grupo de las mandarinas, destacando la variedad de la clemenules.

Desde la Unió de Llauradors indican que la demanda de los consumidores y los canales de distribución “es alta, por lo que se anticipó la recolecta”. Y añade que en la buena campaña que se vaticina, habrá que esperar a ver cómo influyen las plagas y la meteorología. Si bien, de momento, lo que hace falta es “lluvia para lograr los calibres de las frutas que nos piden los comercios”.

El sector citrícola genera 60.000  puestos de trabajo en la provincia de Castellón, tanto en el campo como en los almacenes y comercializadoras. Además, el cultivo de cítricos supone una extensión aproximada de 36.718 hectáreas del total de las 50.586 hectáreas de cultivo de regadío provinciales.

Suscríbete a nuestra newsletter