Vivienda

García (Asicval) reclama “bajar pretensiones” en alquileres ante la situación económica

Nora García, presidenta de Asicval, destaca que los propietarios recurren más a los profesionales, aunque apunta que va a comenzar una fase de recesión inmobiliaria

Nora García, presidenta de Asicval

La presidenta de la Asociación de Agencias Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (Asicval), Nora García Donet, reclama que los propietarios “bajen las pretensiones” en el precio de los alquileres, ya que destaca que “la economía se ha complicado principalmente para la gente que vive de alquiler”. “Son a los que más les ha penalizado la pandemia, no pueden hacerles pagar los platos rotos y subirles las rentas”, subraya.

A este respecto, apunta que el número de inmuebles en alquiler ha aumentado, ya que algunos alquileres turísticos se han unido y destaca que los inquilinos están “frenando” los precios, pues “no están dispuestos a pagar cualquier precio”. “Hay ofertas más agresivas, con una diferencia sustancial entre lo que se oferta y lo que pueden pagar los inquilinos. La gente joven y las parejas no pueden pagar las barbaridades que se piden”, denuncia.

“Los propietarios tendrán que bajar sus pretensiones para tener un inquilino que pueda tener una trayectoria en esa vivienda y que esté tiempo; no meter a un inquilino a corto plazo para que dentro de cuatro meses no pueda pagar y se vaya. Para nosotros, es la postura más inteligente por parte de los propietarios, pero no todos están dispuestos a admitir la situación actual del mercado”, explica García.


García (Asicval): “Hay ofertas más agresivas, con una diferencia sustancial entre lo que se oferta y lo que pueden pagar los inquilinos”

En cuanto a las compraventas, detalla que no ha habido un descenso sustancial del precio, aunque señala que ya no hay subidas. “En algunos casos, ha bajado del limbo a algunos vendedores, que habían puesto precios a ver qué pasaba y eso ya no pasa. O ponen precio de mercado o no venden. Además, las contraofertas de los compradores están siendo más agresivas”, precisa. A este respecto, añade que el número de compraventas sí ha disminuido ligeramente, aunque puntualiza que el sector no está tan mal como preveía.

Asicval

Nora Garcia.

“Hemos notado que los vendedores vienen más a nosotros. Cuando la situación es complicada, los profesionales tomamos más partido, somos más importantes y decisivos a la hora de vender el inmueble. Sin embargo, la situación del sector no ha mejorado, ya que hay compañeros que han cerrado porque no han podido resistir. Aunque no está tan mal como preveíamos en el confinamiento, vamos a entrar en fase de recesión inmobiliaria en la que tendrán más importancia los buenos profesionales, con formación y solvencia”, sostiene la presidenta de Asicval.

 

En este contexto, indica que muchas inmobiliarias habían abierto en los últimos años, pero las complicaciones actuales “harán que muchos no puedan resistir el envite”, lamenta. Sin embargo, resalta que los propietarios recurren más a los profesionales. “Vender una casa no es solo abrir una puerta; si intermedia un buen profesional, puede hacer que la operación sea mucho más ventajosa y evitar futuros problemas”, defiende García.

A este respecto, el V Barómetro Inmobiliario – ‘El sentimiento de mercado de los profesionales inmobiliarios’, liderado por la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) y SIRA para analizar la percepción y evolución del sector de la compraventa de inmuebles, destaca que se ha mantenido la estabilidad en el sector. En concreto, resalta que las transacciones entre particulares descienden y las agencias inmobiliarias ya intermedian en más de 6 de cada 10 operaciones (67,1 % en la Comunitat Valenciana por el 65 % a nivel nacional).


García (Asicval): “Aunque no está tan mal como preveíamos, vamos a entrar en fase de recesión inmobiliaria en la que tendrán más importancia los buenos profesionales”

En cuanto a las perspectivas de futuro, García resalta que deben tener prudencia, por si vuelve a haber restricciones para enseñar las viviendas y tienen que adaptarse a la situación de la pandemia. En este sentido, apunta que inciden en las medidas de precaución y recalca que continúan en marcha las visitas virtuales y las firmas biométricas para mayor seguridad. Además, aboga por “reducir gastos superfluos e intentar minimizar gastos para aguantar”.

Suscríbete a nuestra newsletter