Entrevista a Reme Egea, autora de 'Liderazgo en remoto'

El liderazgo en remoto gana terreno para llegar a un modelo mixto

Resalta la atención individual a los trabajadores, dar buenos reconocimientos y ser un ejemplo como claves

Reme Egea

El liderazgo es una habilidad que ha variado con el tiempo, a la que las personas deben adaptarse para ejercerlo correctamente. Ante esta necesidad, Reme Egea, directora general y socia de Proformación, ha intentado ponerle remedio con el libro ‘Liderazgo en remoto’, un manual práctico para dar las respuestas para liderar un equipo exitosamente, ya que Egea considera que la sociedad está transitando hacia un modelo de trabajo mixto, con la mayor importancia del modelo remoto en los últimos tiempos.

“Las recomendaciones del libro sirven para ambos modelos, en remoto o presencial, ya que creo que vamos hacia un liderazgo mixto. Por ello, la mayor parte de herramientas sirve para ambas. Es cierto que hay un guiño al formato remoto en los apartados en los que hay alguna diferencia, pero la mayoría vale para ambos”, explica Egea.

Desde Proformación enseñan a las empresas formación en habilidades directivas, liderazgo o gestión de equipos y, al verse “muy afectados” por la pandemia, Egea optó por escribir este libro, que son “miles de horas de conversación con equipos directivos, sobre lo que les preocupa”. “Se explican ideas que han sido implantadas, bien en nuestra empresa o en otras que hemos aconsejado”, detalla.


Egea: “Las recomendaciones del libro sirven para ambos modelos, en remoto o presencial, ya que creo que vamos hacia un liderazgo mixto”

En este contexto, resalta que un buen liderazgo en remoto debe tener como prioridad la atención de manera individual a los trabajadores, pues habrá quienes se sientan cohesionados pese a no verse y quienes no. Además, recomienda crear momentos para estar juntos, bien sea a través de una reunión online o físicamente. “Con el paso del tiempo se producen cambios. Si no los hay, vamos mal, porque no es lo mismo liderar a personas que su vida era solo el trabajo, que a otras que tienen más aficiones”, señala.

“Los cambios sociales llevan a los cambios de liderazgo, pero también tiene que ver con las personas. En Proformación, hay dos socios de 72 años y somos una empresa moderna, con capacidad para conciliar con la vida personal, motivar a los trabajadores y darles los reconocimientos correctos. Por tanto, más que un cambio social, es una cuestión de valores y de formación”, considera.

En cuanto a las características de un buen líder, resalta que será aquel que sepa colocarse detrás de sus “seguidores” y ver lo que necesitan y cómo trabajan mejor. También debe haber equilibrio entre disciplina, dando feedback en los errores, y reconocimiento cuando lo hacen bien. Por último, cree que es esencial que den ejemplo. En este sentido, indica que “muchos lideres no están preparados”.

“¿Cuántos directores en distintas empresas continúan intentando que los trabajadores fichen estando en remoto? Tienen miedo a que la gente no trabaje, creo que haría falta formación para liderar en remoto, para tener más habilidades a ese nivel. Es una habilidad a practicar y mejorar; si se forman en la materia, pueden conseguirlo”, subraya Egea.

En este contexto, recalca que los directivos “no son conscientes de que necesitan formación”. “Hasta que no hay una pérdida económica o un problema grande no se busca correctamente ayuda o apoyo externo. Si se hiciera de manera preventiva, se podría solucionar. Como no se hace, luego es poner remedios que cuestan más trabajo, tiempo y dinero”, lamenta.

Suscríbete a nuestra newsletter