Vivienda

Los desahucios caen en la Comunitat en el segundo trimestre y registra 195

En cuanto a los alzamientos vinculados al impago del alquiler en nuestro territorio se registraron 131 y un total de 659 embargos

Los lanzamientos hipotecarios o desahucios practicados en España en el segundo trimestre del año se desplomaron un 90,6%, hasta los 1.383, respecto al mismo periodo de 2019, coincidiendo con la suspensión de los plazos procesales y la paralización de la actividad judicial durante el estado de alarma, y la Comunitat Valenciana, con 195, fue la segunda con mayor número.

Según los datos que publica el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la mayoría (1.013) son lanzamientos fruto de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), esto es, vinculados al alquiler, lo que supone un 89,8% menos que en el mismo trimestre del año anterior, mientras que 300 proceden de ejecuciones o embargos (un 92,1% menos) y los 70 restantes, de otras causas.

Los datos revelan además que el número de lanzamientos solicitados entre abril y junio fue de 6.953, un 62,6% menos; de ellos, 947 terminaron con cumplimiento positivo (un 91,3% menos).

No obstante, el CGPJ  recuerda  el hecho de que un lanzamiento sea solicitado a los servicios comunes de notificaciones y embargos no supone que este haya sido ya ejecutado.

Por comunidades autónomas, Andalucía, con 275 (el 19,9% del total nacional), concentró el mayor número de desahucios en este trimestre, seguida de la Comunitat Valenciana, con 195; Cataluña, con 148; y Castilla y León, con 126.

Estos cuatro territorios acumularon casi el 54% del total de lanzamientos practicados en España entre abril y junio.

Atendiendo únicamente a aquellos vinculados al impago del alquiler, Andalucía, con 172 (el 17% del total), vuelve a aparecer en primer lugar, seguida de la Comunitat Valenciana, con 131; Cataluña, con 119; y Castilla y León y Madrid, con 101 cada una.

En cuanto a los derivados de ejecuciones hipotecarias, Andalucía, con 91, encabeza la clasificación, seguida de la Comunitat Valenciana, con 57, y de Cataluña, con 21.

Embargos y concursos también a la baja

El informe destaca igualmente la evolución a la baja de las ejecuciones hipotecarias o embargos de una propiedad para su venta tras el impago de un crédito, presentadas en este mismo periodo, que se redujeron un 12,2 %, hasta las 3.387,

El mayor número se dio en Cataluña, con 826 (equivalente al 24,4 % del total nacional), seguida de la Comunitat Valenciana, con 659; Andalucía, 588; y Murcia, 273.

Por su parte, tras repuntar en el primer trimestre, los concursos de acreedores (antiguas suspensiones de pagos) presentados por las empresas bajaron durante este periodo cerca de un 35 %, hasta los 1.129, y se vieron superados en número por los 1.176 de personas físicas, que no obstante cayeron un 6,2%.

Como en informes anteriores, Cataluña ha sido la comunidad donde se registraron más concursos de empresas, 417, lo que supone el 36,9% del total; tras ella, se situaron Madrid, con 163; Comunitat Valenciana, con 145; y Andalucía, con 110.

Cataluña también aglutinó el mayor número de concursos de personas físicas, 389 (el 33,1% del total nacional), seguida de la Comunitat Valenciana y Madrid, con 143; y Andalucía, con 138.

El número de concursos declarados a lo largo del periodo en los juzgados de lo Mercantil fue de 708, un 31,5% menos; a esta cifra se añaden los 278 declarados y concluidos al amparo del artículo 176 bis 4 de la Ley Concursal.

En esta ocasión, el CGPJ añade a su estadística los litigios presentados por los consumidores ante los juzgados especializados en materia hipotecaria.

En el segundo trimestre han ingresado 45.988 asuntos de esta naturaleza, se han resuelto 17.617, y quedan en tramitación 262.527.

Además, se han dictado 13.161 sentencias, el 97,8% de las cuales a favor del demandante.

Ante todo lo cual, el CGPJ aconseja “tomar con cautela” la evolución de las cifras del segundo trimestre, un periodo que, con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus, tiene unas características “tan diferentes” a las de cualquier otro anterior “que es imposible extraer conclusiones de los datos”.

Suscríbete a nuestra newsletter