Debate de política general en Les Corts

El Botànic propone un plan de justicia fiscal y la oposición bajar impuestos

Entre las iniciativas presentadas por el PSPV, Compromís y Unides-Podem está la de revisar  las deducciones del IRPF teniendo en cuenta la capacidad económica del contribuyente 

 Ximo Puig, durante su intervención ayer en el debate de política general en Les Corts. EFE/ Kai Försterling

Los grupos parlamentarios firmantes del pacto del Botànic han propuesto un plan de justicia fiscal para incrementar los ingresos tributarios, mientras que la oposición apuesta por una reducción de impuestos y cree que subirlos incumple el pacto por la reconstrucción.

Así se recoge en varias de las 44 propuestas de resolución que las distintas fuerzas parlamentarias han presentado en el Debate de Política General y  su votación no se producirá hasta el viernes.

Entre las 12 iniciativas conjuntas presentadas por el PSPV, Compromís y Unides-Podem está la que contempla revisar y reordenar las deducciones del IRPF teniendo en cuenta la capacidad económica del contribuyente y aplicando una mayor progresividad, así como implantar políticas en el ámbito de la fiscalidad verde.

Desde la oposición, han criticado, tras la Junta de Síndics, lo que consideran que será una subida de impuestos y han advertido de que eso contraviene lo pactado en el acuerdo por la reconstrucción de la Comunitat Valenciana tras la pandemia.

La síndica del PP, Isabel Bonig, ha destacado que en el acuerdo se aceptó que un observatorio analizara la política fiscal, pero no la subida que propone el Botànic, y se ha mostrado especialmente preocupada por la fiscalidad verde pues, según ha dicho, perjudica a algunos sectores productivos y Puig se comprometió a no aplicarla.

Bonig ha calificado de “incongruencia” esta cuestión, y ha advertido de que el PP no apoyará estas propuestas, al tiempo que ha destacado una de sus iniciativas para bajar los impuestos a aquellos que cobran menos de 35.000 euros al año.

La portavoz adjunta de Ciudadanos, Ruth Merino ha planteado la misma crítica, al asegurar que la subida de impuestos “va contra el acuerdo de reconstrucción” y aplicarla sería “traicionar a los valencianos”, mientras que para Vox, la política fiscal del Consell es “una barbaridad”.

Desde el Botànic, tanto el síndic socialista, Manolo Mata, como el de Compromís, Fran Ferri, han asegurado que el acuerdo por la reconstrucción habla de una fiscalidad progresiva y de impulsar políticas de fiscalidad verde, que es lo que proponen en sus iniciativas.

Ambos han defendido que no plantean subir los impuestos sino que estos sirvan para hacer justicia social, y han asegurado que la fiscalidad verde está alineada con la apuesta de la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Mata ha defendido que la fiscalidad verde busca “garantizar el futuro de las nuevas generaciones”, con incentivos e impuestos, de los que ya se excluyó al sector azulejero y a los supermercados, mientras que Ferri está seguro de no se perjudicará al modelo productivo.

Entre las iniciativas de la oposición, el PP apuesta por los test masivos en los centros educativos y la enfermera escolar, por rebajas de impuestos, por un plan extraordinario para la justicia y por reivindicar la reforma del modelo de financiación, algo que plantean también otros grupos.

Pide además una prórroga mayor en los contratos de los MIR, por considerar “insuficientes seis meses”; la creación de una Dirección General de Atención Primaria, y un plan especial para el turismo.

Ciudadanos, por su parte, pide prorrogar la concesión del hospital de Torrevieja, que vence en octubre de 2021, por considera que “no es el momento” de revertir algo que “funciona bien” y porque no hay que “criminalizar la colaboración público privada”, según Merino.

Propone también a pedir al Gobierno la autorización de un déficit adecuado asimilable al concedido al País Vasco y/o un fondo transitorio de financiación autonómica; ayudas para el ocio nocturno; aumento de plantillas en Sanidad; más recursos para Educación y deducciones o bonificaciones fiscales.

Desde el Botànic apuestan por la sanidad pública, y por tanto por la no renovación de las concesiones; reclaman la reforma de la financiación y el reconocimiento de la deuda histórica, además de un fondo de nivelación, y abogan por que la educación sea obligatoria hasta los 18 años y por la jornada laboral de cuatro días.

El grupo parlamentario Vox pretende, entre otras cosas, que se eliminen las líneas presupuestarias relacionadas con “el adoctrinamiento” o la perspectiva de género, y pide ayudas a la hostelería y hotelería, fomentar la natalidad, aumentar los test en las residencias y acabar con las listas de espera.

Suscríbete a nuestra newsletter