Propuesta de la comisión de expertos presidida por Páco Pérez (Ivie)

La Comunitat pedirá 1.336 millones para compensar la falta de financiación

Como adelantaba E3, pedirá aproximar de forma urgente la financiación per cápita de las comunidades peor financiadas, como la valenciana, a la media estatal

Archivado en: 

Tal y como adelanta Economía 3 hace unos días, la Comunitat Valenciana pedirá que las autonomías que cuentan con una financiación por habitante por debajo de la media reciban una transferencia adicional de nivelación hasta que se reforme el modelo, que en el caso de los valencianos supondrían 1.336 millones de euros el primer año.

Así lo recoge la propuesta planteada este jueves en la comisión mixta Consell-Corts por la Comisión de expertos nombrada por el Parlamento valenciano, que destaca que mientras se reforma el sistema hay que abordar soluciones transitorias que permitan una “igualación rápida” de los recursos por habitante, o se corre el riesgo de una reconstrucción tras la pandemia “a varias velocidades” e “insolidaria”.

En concreto, se plantea que las comunidades reciban una transferencia adicional de nivelación horizontal (TANH) para acercarse a la media, que en el primer año sería de 4.220 millones, de los que 1.336 irían a la Comunitat, 1.070 a Madrid, 926 a Andalucía, 536 a Cataluña, 213 a Murcia y 138 a Baleares.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha manifestado tras la reunión que la aspiración de los valencianos es “muy moderada”, pues pasa por “poder gastar como la media”, y ha agregado que esta propuesta es “rigurosa” y “factible”, y plantea ir acercándose de forma progresiva a la  nueva media estatal resultante.

“Ya no queremos más déficit asimétrico, queremos recursos”, ha dicho Soler, quien ha precisado que esta propuesta se trasladará ahora al Gobierno de España para que estudie la fórmula para aplicarla, con la “ambición” de que se pueda recoger en los Presupuestos para el año que viene.

Se trata pues de aproximar de forma urgente la financiación per cápita de las comunidades peor financiadas, la valenciana y cinco más, a la media y, posteriormente, continuar una progresión que minimice las diferencias de financiación por habitante, al menos, entre las comunidades autónomas de régimen común. Un fondo de nivelación transitorio hasta la puesta en funcionamiento del nuevo modelo de financiación.

El diputado socialista José Muñoz ha defendido que esta propuesta de la Generalitat, que sido respaldada por unanimidad, compensará “la grave injusticia financiera” que sufre la Comunitat, y ha defendido que es “indiscutible” la reivindicación socialista de que se cambie el modeo.

La diputada de Compromís Aitana Mas ha destacado que han presentado en Les Corts una propuesta para que la Comunitat tenga un déficit público asimétrico como mínimo equivalente al del País Vasco, y espera que no haya problema para plantear un “toque de atención” en Madrid para que los valencianos tengan más solvencia financiera.

Al respecto, Muñoz (PSPV) ha pedido que no se comparen modelos que “no tienen nada que ver”, pues Euskadi tiene el régimen foral y ha pedido aumentar su déficit para afrontar la caída de ingresos, lo que supone deuda pública que tendrá que devolver, mientras que a las comunidades del sistema ordinario se les compensa con 5.000 millones a fondo perdido.

Ferran Martínez, de Unides Podem, ha instado al Consell a exigir al Gobierno de España que presente ya el nuevo modelo, pues para la recuperación los valencianos precisan los recursos que les corresponden en justicia.

El diputado del PP Rubén Ibáñez ha recordado que esta comisión acordó en 2018 pedir un fondo de 1.325 millones de euros al Ejecutivo central, pero el conseller “no lo ha hecho”, y ha afirmado que el Gobierno ha incumplido el acuerdo de investidura con Compromís de presentar en ocho meses el nuevo modelo.

Desde Ciudadanos, Tony Woodward ha calificado de “tomadura de pelo a los valencianos” que la reforma del modelo esté pendiente desde 2014, y ha defendido que se autorice a la Comunitat un déficit similar al del País Vasco, para no ser “ciudadanos de segunda”.

Y desde Vox, Ana María Cerdán ha pedido buscar soluciones que no creen “divisiones ni desigualdades” entre las comunidades autónomas.

Suscríbete a nuestra newsletter