viagra generico de 25 mg comprar andorra como comprar viagra en la framasia sin receta comprar viagra en albacete cialis generico 5mg españa opiniones viagra urgente españa pastillas para la ereccion cialis

El sindicato indica que son necesarios 1.500 rastreadores en la Comunitat Valenciana

El rastreo de positivos se enfrenta a la falta de medios y el retraso de las PCR

Csif alerta del retraso de entre 5 y 7 días en las PCR lo que hace que "se pierda el control sobre los sospechosos y aumenta el riesgo de rebrotes"

Archivado en: 

Una persona con mascarilla pasa ante un grafiti en Valencia. EFE/Ana Escobar.

El trabajo de los rastreadores es fundamental para hacer un seguimiento efectivo de la pandemia y evitar rebrotes que colapsen los hospitales. Sin embargo, la falta de personal, el exceso de trabajo y el retraso en las pruebas PCR está dificultando está tarea vital lo que hace que “se pierdo el control de los posibles sospechosos”. Así lo expone Fernando García responsable de sanidad del Csif en Valencia. Señala que desde el comienzo, la cifra de rastreadores en la región no ha sido la adecuada.

“Nosotros en junio fijamos que la necesidad de rastreadores era de 1.500 en la Comunitat”, apunta García. En estos momentos, la Generalitat cuenta con 1.247 rastreadores, a los que se sumarán de manera progresiva 150 rastreadores de la UME. “Por qué no pusieron desde el principio los efectivos que eran necesarios”, crítica el responsable de sanidad del Csif quien indica que “la sensación que tenemos es que siempre vamos por detrás del virus. La pandemia nos golpea y nosotros reaccionamos. Tenemos que ponernos por delante”.

Al problema de la cifra de efectivos para rastrear nuevos casos de coronavirus se suma el exceso de trabajo de las plantillas. Señala García que no todos los rastreadores se dedican en exclusiva a dicha tarea y que hay profesionales sanitarios que compaginan su labor como médicos o enfermeros con la tarea de buscar contactos de positivos. “Están colapsados, saturados y no han llegado los refuerzos que se necesitan”, alerta el responsable de sanidad del Csif.


“La sensación que tenemos es que siempre vamos por detrás del virus”


Asimismo, el retraso de las PCR también deriva en un problema para el rastreo de contactos. “El rastreo de contactos se complica mucho si tardan las PCR. A partir de las 48 horas de retraso, perdemos a los sospechosos”, apunta García quien añade que es necesario reforzar al personal de los laboratorios así como fomentar el apoyo entre departamentos para agilizar las pruebas.

Denuncias a las que se suma el sindicato médico, CESM CV, quienes en un comunicado apuntaban que “el número de rastreadores es insuficiente pese a las afirmaciones de la Consellera de Sanitat”. Alertaban a finales de agosto que iba a haber una “merma muy importante de los mismos cuando los residentes que aprobaron el MIR y fueron contratados como rastreadores, se incorporen a su nuevo puesto de trabajo el próximo mes de septiembre y dejen de desempeñar estas funciones”.

A su vez, respecto al retraso en las PCR, señalaban desde el sindicato médico que “en absoluto tienen culpa de los servicios de microbiología”, los cuales están “padeciendo una alta presión laboral de forma mantenida sin aumento de recursos. La Conselleria de Sanitat no ha previsto una solución al aumento de pruebas previsible desde hace semanas y no ha reaccionado de manera inmediata”.

El trabajo de los rastreadores

Los profesionales de los centros de salud de la Comunitat Valenciana están llevando a cabo la labor de rastreo de los casos de coronavirus. De esta manera, juegan un papel fundamental en la detección precoz de un caso y en la puesta en marcha del estudio y seguimiento de los contactos estrechos de un caso positivo con el fin de poder interrumpir la cadena de contagios.

El proceso consiste en la detección de un caso sospechoso, que puede ser localizado de manera presencial porque el paciente va al centro debido a que encuentra mal, porque tiene síntomas y ha llamado por teléfono o porque haya contactado a través de las aplicaciones de la Conselleria de Sanidad. A partir de un caso sospechoso, los profesionales se ponen en contacto con esa persona y se le realiza la prueba PCR. En este sentido, si el paciente ha acudido al centro se le realiza allí mismo, y si ha sido por contacto telefónico se le da cita en 24-48 horas.

Por otro lado, los profesionales del centro de salud se encargan de realizar un listado de sus contactos estrechos que son incorporados en la historia clínica electrónica del paciente. Se consideran contactos estrechos las personas con las que ha convivido o con las que ha mantenido un contacto de 15 minutos a una distancia inferior de dos metros sin una protección adecuada. Esta información es trasladada de forma automática a los equipos de los Centros de Salud Pública quienes acaban de caracterizar a todos los contactos de los casos.

En la Comunitat Valenciana, según un informe del Instituto Carlos III y la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, los rastreadores son capaces de localizar entre 2 y 6 contactos por cada caso positivo de coronavirus, mientras que la media en España es de 3 contactos localizados por cada caso positivo.

Fuente: Informe nº 43. Situación de COVID-19 en España. Casos diagnosticados a partir 10 de mayo.

El problema de los PCR

Como alerta el sindicato Csif, se está produciendo un retraso de entre 5 y 7 días en la obtención de los resultados de las pruebas PCR, lo que supone una complicación añadida para el rastreo de casos de coronavirus. Por ello, solicitan a la Generalitat que se mejore “la coordinación entre departamentos de salud para que los laboratorios que realizan los test PCR de detección de covid-19 se apoyen”.

La Central Sindical Independiente y de Funcinarios (CSIF) explica que una coordinación adecuada entre departamentos permitiría derivar las muestras de inmediato en caso de necesidad y obtener los resultados de las pruebas en un plazo máximo de 48 horas, de manera que no se alarguen por saturación o por otras cuestiones. De esta forma se evitaría hechos como el retraso de cinco días en los resultados que provocaron el cierre de la localidad de Benigànim.

Según datos del Ministerio de Sanidad, en la Comunitat Valenciana la tasa de PCR realizados por cada 1.000 habitantes es de 139,33, mientras que la media española se sitúa en 162,93. En total, a fecha del 10 de septiembre, se han realizado en la Comunitat 696.482 test PCR, siendo la tercera autonomía donde más pruebas de este tipo se han realizado por detrás de Cataluña (1.408.112 de PCR) y Madrid (1.393.286  PCR).

Refuerzos en camino

Como informaba ayer el president de la Generalitat, Ximo Puig, en su visita a la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Cuartel Militar Jaume I en Bétera, por el momento son 30 los rastreadores de la UME que se han incorporado a la Comunitat Valenciana y el resto hasta llegar a los 150, terminarán de desplegarse a finales de este mes.

Puig manifestó que la pandemia por la covid-19 se encuentra en la Comunitat en una situación de “contención y estabilizada, pero con mucha preocupación”, y ante la que se ha de actuar desde la “máxima unidad” y con capacidad de respuesta “rápida e inmediata, para intentar compactar y aislar los brotes y que no continúe este contagio masivo”.

Por su parte, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, señaló que la Generalitat empezará a probar durante los próximos días el funcionamiento de la aplicación (“app”) móvil de rastreo Radar COVID desarrollada por el Gobierno, antes de implantarla en la Comunitat Valenciana. Barceló explicó que han estado trabajando con el Ministerio para resolver “algunas cuestiones de carácter técnico”, relacionadas con el mensaje que debe de transmitirse a una persona que la que salta el código de que ha estado en contacto con alguna persona que ha dado positivo.

Señaló que una vez resueltas esas cuestiones técnicas, han descargado los primeros 100 códigos, y van a empezar a asignarlos y “a ver, durante unos días, cómo funcionan y cómo interfieren o complementan el trabajo que se está llevando a cabo por parte de las personas que tienen encomendado el rastreo y seguimiento de los contactos”.

Sobre el momento de su puesta en marcha, la consellera indicó que van a esperar “a estos días de prueba y asignación de códigos” y apuntó que en el momento en que se vaya a dar “el pistoletazo de salida”, se comunicará “para que todo el mundo pueda bajarse la aplicación”.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter