Crisis coronavirus | Empresas

Kamax irá a la huelga ante la falta de acuerdo para reestructurar la compañía

La compañía propone prejubiliaciones; reducir plantilla con el compromiso de reintegrarla en la medida en que se vaya recuperando la carga de trabajo; y un ERTE complementario a dichas medidas

Archivado en: 

Sede Kamax en Museros. Imagen: Archivo E3

La dirección de la de sede de Kamax en Museros ha hecho público en un comunicado que no ha llegado a un acuerdo con el comité de empresa para activar un plan de reestructuración que minimice los graves efecto de la covid-19. Ante esta situación, los trabajadores irán mañana a la huelga.

Desde el inicio de la pandemia en marzo, la dirección de la empresa Kamax ha estado negociando con los trabajadores medidas para acomodarse a la importante caída de ventas sufrida en los primeros meses. “Un descenso que, aunque ahora se ha atenuado de forma leve, todo indica que no se recuperará el nivel previo al estado de alarma, como mínimo, hasta finales de 2021″, puntualizan en el comunicado fuentes de la compañía.

Las medidas de reestructuración conllevaron inicialmente un ERTE de fuerza mayor para la totalidad de la plantilla, que ha ido derivando, conforme la actividad se ha ido retomando, en el actual planteamiento que recoge el comunicado.

Desde la empresa consideran que la carga de trabajo estimada para 2021 será cerca de un 35% inferior a la previa a la pandemia, “lo que supone un excedente de 75 trabajadores de un total de 250”.

El plan de reestructuración que ha puesto sobre la mesa la dirección recoge una serie de medidas como son: prejubiliaciones; reducir la plantilla con el compromiso de reintegrarla en la medida en que se vaya recuperando la carga de trabajo; y un ERTE complementario a dichas medidas.

Fuentes de la empresa subrayan en el comunicado que la planta Kamax de Museros se encuentra inmersa en un proceso global de reestructuración del Grupo, “donde las medidas aquí propuestas, son incluso más moderadas que las que se están tomando en otras factorías, especialmente en las alemanas”, recalcan.

La dirección de Kamax ha ofrecido también complementar la percepción del desempleo durante el ERTE hasta cantidades perfectamente homologables con las empresas del entorno y la situación. Además se ofrecen indemnizaciones a los empleados que entrarían en el ERE (con independencia de que después se reincorporen si la actividad se recupera), igual o superiores a las previstas en la legislación vigente.

Sin embargo, y tal y como plantea el comunicado hecho público por la empresa, “a pesar de llevar casi seis meses negociando, el pasado miércoles 2 de septiembre la dirección de Kamax recibió la notificación de convocatoria de huelga para mañana miércoles día 9”.

Fuentes de la empresa explican también en el comunicado que “las pretensiones del comité están fuera de la realidad tanto del sector, entorno, y de las negociaciones globales que se están llevando en otras fábricas Kamax, por tanto, se traslada que mañana se entrará en huelga muy a pesar de la voluntad de la dirección”.

El comunicado recoge también la intención de esta fábrica de “seguir negociando para desconvocar esta huelga cuanto antes”. Al respecto, Juan Carlos Mena, director de Kamax hace un llamamiento a todos los trabajadores apelando a que entiendan la situación a la que se enfrentan y a las dificultades económicas por las que atraviesa la compañía y les pide esfuerzo y responsabilidad para, entre todos, lograr un consenso razonable que permita la supervivencia de esta fábrica en Museros y de sus más de 250 puestos de trabajo directos, más otros 100 indirectos.

Suscríbete a nuestra newsletter