Reacciones posible fusión Caixabank-Bankia

La CEV y las cámaras valoran positivamente la posible fusión entre Bankia y Caixabank

El alcalde de València, Joan Ribó se une a las reacciones y pide que la nueva entidad tenga ADN social y siga en la ciudad

Salvador Navarro (CEV) y José Vicente Morata (Consejo de Cámaras de la CV).

A falta de conocer si se confirma y consolida la operación, tanto la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) como las cámaras de comercio de la Comunitat Valenciana valoran muy positivamente la posible fusión entre Bankia y Caixabank. Esta fusión está en línea con lo que el contexto económico requiere y con las recomendaciones que el BCE está trasladando a todo el sector bancario de la Unión Europea.

Desde el punto de vista empresarial, y con la información de la que se dispone, la nueva entidad, que pasaría a ser el primer banco español, elevará sus ratios económicos y contables, lo que le posibilitará avanzar en solvencia y rentabilidad. A su vez, esto permitirá elevar los grados de eficiencia y valor en los servicios bancarios a empresas y ciudadanos. Por tanto, la operación no sólo es positiva en términos económicos, sino también en términos de sinergia y calidad de servicio a los clientes.

Dado que Bankia y Caixbank tienen actualmente su sede en la Valencia, la CEV confía en que la sede de la entidad fusionada se mantendrá en la Comunidad. “Para las empresarias y empresarios de la Comunitat Valenciana, el hecho de que la primera entidad bancaria de España tenga su sede en nuestro territorio sería un hito histórico”, ha asegurado el presidente de la CEV, Salvador Navarro.

La CEV quiere transmitir todo su apoyo a los presidentes de ambas entidades, asociadas a la Confederación, con los que se mantiene una estrecha relación. El pasado mes de julio, de hecho, el presidente de la CEV mantuvo un encuentro con el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, para analizar la actual situación económica, los retos a los que se enfrenta el tejido productivo y conocer de primera mano las necesidades de los empresarios de la Comunidad.

La CEV confía en que, de confirmase la fusión, esta repercuta en beneficio de las empresas y los ciudadanos de la Comunitat Valenciana.

En opinión de las cámaras de comercio de la Comunitat Valenciana, coincidente con la de la CEV, “el decisivo papel de los bancos en el entramado económico hace necesario disponer de entidades financieras fuertes y solventes, capaces de responder a las necesidades de financiación de nuestras empresas”.

Para las entidades camerales “es un factor clave que el banco resultante apoye nuestro tejido productivo y que las empresas valencianas dispongan de la financiación suficiente para acometer sus proyectos de inversión y expansión, así como el proceso de reactivación y recuperación económica tras la crisis de la covid-19”.

Joan Ribó pide que la nueva entidad se quede en la ciudad

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha asegurado que confía en que la entidad resultante tenga “ADN social” y que la sede se mantenga en la ciudad.

En respuesta a los periodistas, Ribó ha resaltado que València “es una ciudad perfecta para ser sede empresarial y en este caso, sería una muy buena opción para acoger la futura sede, fruto de la fusión entre Bankia y CaixaBank, de la que esperamos una potente implicación en nuestra ciudad, dinamizando la economía local, y un compromiso claro con los aspectos sociales más sensibles en estos momentos”.

“Siempre he defendido una componente pública en la gestión de la banca, e incluso la existencia de un banco público que atienda las necesidades de la sociedades que lo sustentan”, ha subrayado el alcalde de Valencia.

Suscríbete a nuestra newsletter