Anulación por parte del TJUE

S2 Grupo advierte de la brecha de seguridad tras la anulación del ‘Privacy Shield’

La empresa de ciberseguridad recomienda comprobar si los proveedores cloud de las empresas están en la lista de empresas asociadas a esta empresa

Archivado en: 

La empresa valenciana S2 Grupo ha advertido que tras la anulación del llamado “escudo de privacidad” (Privacy Shield) por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que permitía el intercambio de datos personales entre la UE y EEUU, es fundamental revisar los contratos con los proveedores cloud para garantizar la protección de la información que almacenan o gestionan las empresas.

El llamado “Privacy Shield” es un acuerdo que definía a EEUU como un país “seguro” para los datos personales de los ciudadanos de la UE y permitía agilizar las transferencias internacionales entre los países europeos y el norteamericano. El pasado mes de julio este acuerdo fue invalidado por el TJUE tras la denuncia de un particular austríaco, que estaba en contra de que la información que tenía en la red social Facebook pasara de los servidores de la división de la compañía en Irlanda a los que esta misma compañía tiene en EEUU.

La reclamación presentada argumentaba que, a diferencia de la normativa de la UE sobre protección de datos, la normativa estadounidense no establecía la misma protección ante acciones de vigilancia gubernamentales.

“Esta decisión es consecuencia de una situación que desde diferentes instituciones de la UE se ha venido denunciando en repetidas ocasiones. Debido a la preponderancia de los gigantes tecnológicos norteamericanos, y a la falta de estrategia común desde la UE, se ha perdido el control y gobernanza sobre los datos”, ha explicado José Rosell, socio-director de S2 Grupo.

“La UE no está en disposición de luchar contra el liderazgo tecnológico en cloud y almacenamiento de datos de los EEUU. Aunque para intentar cumplir el GDPR estos gigantes tecnológicos han colocado grandes bancos de datos en suelo europeo, la realidad es que al final el flujo de información termina en servidores ubicados en los EEUU”, añade.

“Ante esta decisión nos adentramos en un periodo de incertidumbre que vislumbra tres tipos de soluciones que pasan por Una nueva negociación entre la UE y EEUU para definir un nuevo acuerdo que sustituya el Privacy Shield, adaptar la normativa de EEUU con controles más acordes al GDPR o cambios en los controles de las organizaciones (privadas y públicas) de la UE para continuar manteniendo las transferencias a EEUU sin incumplir el GDPR”, ha señalado Miguel A. Juan, socio-director de S2 Grupo.

Riesgos

Desde la compañía, se ha destacado que los principales riesgos son que no podemos asegurar dónde almacenan los datos de proveedores de almacenamiento de datos (ubicados en EEUU) o clouds. En este sentido, conviene revisar con los contratos de adhesión, entre otros. Ante esta situación y para regular la situación tras la sentencia, desde S2 Grupo se insta a las empresas a comprobar si sus proveedores cloud están en la lista de empresas asociadas al Privacy Shield y, en caso afirmativo, verificar las condiciones del acuerdo para comprobar que se han actualizado adecuadamente. Además, es importante revisar y actualizar los Registros de Tratamiento, contratos, políticas de privacidad y cláusulas de información

Suscríbete a nuestra newsletter