Finalista de la Capital Europea de la Innovación

‘Missions València’: el sueño de llegar a la luna en una nave colectiva

La ciudad, a pesar de la pandemia, compite por un título, un millón de euros, un acceso a fondos europeos y una vida 'amb trellat'

Las Naves, en València.

El proyecto con el que la capital del Túria se presenta a la Capitalidad Europea de la Innovación 2020 acaba de arrancar -es finalista – y ya ha aprobado de su propia medicina: resilencia.

Con el 60% de las acciones “iniciadas o encauzadas”, el Ayuntamiento valenciano tendrá que demostrar porqué “Missions València” es mejor que el de otras 11 ciudades europeas el próximo 4 de septiembre.  Obtener el título de la capitalidad conlleva el prestigio, un millón de euros y “subir a la ola europea”.

“Es lo más interesante. Es un proyecto a 10 años con el que nos anticipamos y nos permite estar en ventaja competitiva”, explica Fermín Cerezo, jefe de Servicio de Innovación y Gestión del Conocimiento del Ayuntamiento de València.

Frente a Milán (Italia), Reikiavic (Islandia), Viena y Linz (Austria), Cluj-Napoca (Rumanía), Espoo (Finlandia), Gante (Bélgica), Groningen y Leewarden (Países Bajos), Helsingborg (Suecia) y Lovaina (Bélgica), València ha puesto en su documento 12 ejes estratégicos que desarrolla sobre 80 acciones de innovación de aquí al 2023.

missions-valencia

Fuente: Ayuntamiento de València

Pivotar, cual startup

Pero antes de entrar en la materia, el equipo que está detrás del proyecto Missions València -llamado así como está inspirado en el viaje del hombre a la luna- ha tenido que sortear un confinamiento, un estado de alarma y un ecosistema innovador puesto a prueba por un virus.

Cerezo explica que se ha tenido que dejar fuera del calendario todas aquellas actividades relacionadas con la participación. “Tuvimos que dejar fuera el desarrollo de las alianzas y redes. Hemos hecho acciones y validación online, pero por razones obvias no pudimos avanzar”.

Sin embargo, el responsable municipal de Innovación resta importancia a este hecho, porque dentro de la propia filosofía del proyecto está la revisión continua. “Todos los marcos estratégicos tienen que ser revisados cada seis meses como mínimo, porque el entono cambia más rápido que nosotros”. “Tuvimos que tirar de creatividad y resilencia”, añade

Con la hoja de ruta sobre la mano, el Ayuntamiento se puso a trabajar en otras medidas previstas para 2021. “Por el contrario, sí hemos podido hacer el necesario estudio de impulso para la compra pública. Contamos con una subvención de 160.000 euros de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI) y ahora mismo ya hay abierta una licitación de 180.000 euros” en el Ayuntamiento. “Era un punto que no estaba previsto que se pusiera en marcha hasta el próximo año”.

Y así, pivotando como una startup, el proyecto se presentó el pasado 23 de junio. La ciudad ganadora, que se conocerá del 22 al 24 de septiembre en la celebración de los Días Europeos de Investigación e Innovación.

missions-valencia

Fuente: Ayuntamiento de València

Consecuencias de la crisis

El marco estratégico de la iniciativa valenciana gira alrededor de construir una ciudad saludable, sostenible, compartida y emprendedora. Al preguntarle al jefe de Innovación sobre posibles cambios en ‘Missions València’, la respuesta es inmediata: “nos hemos dado cuenta de que es más necesario que nunca”.

“La crisis ha reafirmado nuestras misiones y ha introducido la resilencia en las ciudades. Antes penábamos que esta última circunstancia estaba ligada a todo tipo de emergencia o catástrofe climática y ahora vemos que puede ser de otro tipo”, argumenta este ingeniero informático.

Fuentes de financiación

El entusiasmo y el respaldo que el proyecto va cogiendo – aprobado en el pleno de por la práctica totalidad de los grupos municipales- guarda la pregunta clave: cómo se financia.

Para Cerezo, se trata de la “cuestión más interesante”, pues una de las particularidades que tiene el proyecto es que está hecho para un fin: su aplicación. El pragmatismo con el que expone algunos ejemplos el jefe de Innovación es el equivalente a la filosofía de las acciones. “Hay un reto que es reducir el 90% de los microplásticos de las playas”

En este sentido, una fuente de financiación es la que el propio concepto de innovación es capaz de movilizar. “Cojamos el anterior ejemplo: cualquier tecnología o actividad que pongan en marcha empresas, investigadores de nuestras universidades, colegios profesionales … dirigida a ese objetivo formará parte del reto. La innovación no es prescriptiva solo de la acción pública, Los esfuerzos suman. Se trata de movilizar a todo el ecosistema innovador”.

joan-ribo

Joan Ribó, con el cartel del proyecto Missions

Otras de las fuentes de financiación es el propio Ayuntamiento, pues ya en noviembre de 2019 se aprobó por pleno destinar el 3% del total de la compra pública a productos o servicios innovadores. Es decir, alrededor de 5 millones de euros al año.

“Habrá que hacer ajustes tras la covid. En cualquier caso, en 2019, diseñamos un plan y ahora sabemos que la crisis del coronavirus va a afectar a ese ritmo inicial. Tardaremos un par de años en recuperarnos”, señala Fermín Cerezo.

De todas maneras, la principal fuente de financiación es la propia Europa. Cerezo explica que ‘Missions València’ sitúa a la ciudad en una apuesta de futuro. “Estar orientados a misiones nos permite posicionarnos primeros para las convocatorias que sacará Europa a finales de año”. Para el responsable de Innovación, tener este trabajo adelantado es como subir a una ola competitiva que ha empezado este año dentro del llamado Marco Estratégico del Horizonte 2020-2027.

Conocido como el “new green deal” europeo, será un fondo de 100.000 millones para que los países mejoren la vida de los ciudadanos. Tanto si se gana como si se queda en este paso, València quiere adelantar deberes hacia un futuro que se presenta más complicado de lo que todos habíamos pensado.

Un equipo trasversal

Toda la entrevista está respondida en primera persona del plural, porque desde el primer minuto el proyecto nació como “un viaje colectivo“. Cuando al jefe del servicio de Innovación del Ayuntamiento de València, Fermín Cerezo, le pregunté por quién forma parte del equipo de Missions València fue imposible encontrar una respuesta breve.

Mucha, mucha gente. Estamos desde el equipo de Las Naves con Carlos Galiana, a Valencia Activa que es el sistema emprendedor, a la Oficina de Proyectos Europeos. Desde ahí, sumaremos delegaciones que trabajan en otros servicios. Como Servicios Sociales que son imprescindibles para los proyectos que se lanzan. Pero también está Jardines, Turismo …. No quiero dejar a nadie”.

Pero también estas los 4: universidades, empresas, sociedad civil y sector público, como marca el documento.

“No seré yo, como ingeniero informático, quien diga que la tecnología no es importante, pero la innovación es mucho más. Para conseguir estas misiones necesitamos las suma de los 4″, comenta.

“Fíjate si lo tenemos claro que está por escrito que nosotros -Ayuntamiento- solo podremos alcanzar el 15 %. Sin la ayuda de los otros tres no es posible. Vamos con esa humildad. Tenemos un objetivo estratégico y es que la gente entienda el valor social de la innovación”, concluye Cerezo.

Suscríbete a nuestra newsletter