Iniciativa

València afronta su primer test para la capitalidad de la innovación

Joan Ribó destaca que la ciudad ya trabaja en proyectos en busca de una mayor sostenibilidad, entre otros ejesd

Joan Ribó, con el cartel del proyecto Missions

(Efe/ Mónica Collado). València afronta su candidatura para ser elegida como Capital Europea de la Innovación 2030 con la confianza de tener una estrategia pionera basada en la aplicación práctica de la innovación para mejorar el bienestar de las personas y el desarrollo económico y con vocación de ser exportada a toda Europa.

El alcalde de València, Joan Ribó, sostiene en una entrevista que se trata de un modelo de ciudad con retos prácticos que van a implicar a todos los sectores económicos y sociales en “unas misiones” con la mirada en los ejes de sostenibilidad, reto social, y dinamización económica, en los que ya ha empezado a trabajar, además del de la difusión.

“Somos doce ciudades que competimos y somos la única española y estamos estableciendo un modelo de innovación que es exportable a toda Europa y que compite con las primeras ciudades en innovación”, destaca.

Las estrategia que el equipo municipal defenderá en Europa el próximo día 4 de septiembre para ganar la votación se presenta bajo el lema “Misiones València 2030“, cuya campaña compara con la conquista de la Luna el reto de que la investigación y la innovación impacte en la vida de la gente y beneficie a la economía de València.

Que el hombre llegue a la Luna era la gran visión de Kennedy y nuestro el objetivo, el reto de nuestras misiones, es que València sea sostenible para todas las personas y que tenga el mejor nivel de desarrollo económico”, defiende Ribó.

Se busca, apunta, que al igual que la conquista a la Luna supuso el desarrollo de otros muchos sectores además del espacial, se “dinamicen muchas empresas, pymes, universidades, empresas emergentes y personas” para que, con sus ideas, colaboren para desarrollar cada proyecto.

“Que aúnen sus ideas para una misión concreta y que se coordine todo desde el Ayuntamiento”, que camina hacia la Capitalidad con la colaboración de los servicios municipales de Las Naves, Valencia Activa, Ciudad Inteligente y Proyectos Europeos.

València presentará a Europa seis misiones, tres elegidas por la sociedad civil y otras tres por el gobierno municipal, que dibujarán un planteamiento de la innovación, según Ribó,”muy específico”, el de la innovación que “llega a las grandes necesidades de la población, a los grandes problemas que tiene la sociedad valenciana”.

Ribó destaca que la ciudad ya trabaja en proyectos en busca de una mayor sostenibilidad como el uso de pavimentos para mejorar el efecto calor, la movilidad sostenible y el transporte público, la renaturalización de la ciudad y el reciclaje de materia orgánica y de envases ligeros de aluminio como las cápsulas de café.

“Hemos conseguido poner en el mercado de abonos agrarios, 2.000 toneladas de compost fabricado con materia orgánica de la ciudad y eso sirve para bajar el consumo de abono y bajar la contaminación de las aguas residuales”, resalta.

Igualmente, lo ha hecho en el ámbito social con proyectos tecnológicos que permiten el control del consumo de agua en hogares donde vive gente mayor para advertir cualquier tipo de problema si este bajara, programas de emancipación de jóvenes o de impulso a la autonomía personal de las personas dependientes.

“La tercera gran misión es la de dinamización económica de la ciudad y ahí impulsamos las sinergias público-privadas“, indica y valora para este reto el trabajo con empresas emergentes, centros tecnológicos, universidades y pymes, así como la implantación de los “hub” de innovación en La Marina y Las Naves.

Una competición con recompensa final

València compite para se Capital Europea de la Innovación con Milán (Italia), Reikiavic (Islandia), Viena y Linz (Austria), Cluj-Napoca (Rumanía), Espoo (Finlandia), Gante (Bélgica), Groningen y Leewarden (Países Bajos), Helsingborg (Suecia) y Lovaina (Bélgica).

La ciudad ganadora, que se conocerá del 22 al 24 de septiembre en la celebración de los Días Europeos de Investigación e Innovación, recibirá un millón de euros para poner en marcha sus proyectos y las cinco primeras finalistas ganarán 100.000 euros cada una.

La estrategia valenciana, que ha contado con el apoyo de los partidos de la oposición PP y Ciudadanos, también da mucha importancia a la difusión, como señala el alcalde, porque es uno de los aspectos más valorados por la Comisión Europea.

“Nos parece importante enseñar a toda la población valenciana que la innovación no es solo algo en lo que una persona o empresa puede hacer negocio, sino que puede servir para mejorar la calidad de vida de la ciudad, hacerla más integradora y habitable, y la economía”, concluye.

Suscríbete a nuestra newsletter