Movilidad

El Consell no prevé nuevas regulaciones para el transporte y apuesta por los protocolos

La conselleria de Arcadi España trabajará activando las medidas que se fueron implantando en la desescalada de cara a los próximos meses si fuera necesario

Pasajeros en Metrovalencia. | Foto: Efe

La crisis sanitaria está marcando el día a día de las administraciones y de la sociedad en general. Es etapa de preparativos para el curso; pero también para una hipotética segunda oleada. Si Sanidad está en el centro de las miradas no lo están menos otras consellerias que asumen la responsabilidad de ofrecer seguridad a los ciudadanos.

Es el caso de la Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad que esta misma semana publicaba una orden que permitirá al director general tomar decisiones en cuanto a ajustes del servicio en el taxi. Era una medida que el sector venía pidiendo y dentro del diálogo abierto con la Generalitat se consideraba, por ambas partes, que era parte de los deberes ante la incertidumbre que se vive.

Pero, ¿qué hacer ante el aumento de contagios o una posible segunda ola?

En este sentido, el Consell no se plantea regular más aspectos del transporte público; sino apoyarse en los protocolos que se han ido confeccionando a lo largo de estos meses, según confirmaron fuentes de la Conselleria a Economía3. “Durante la pandemia se han publicado diferentes resoluciones (FGV, ATMV, servicio de transporte de viajeros por carretera y taxi) para reestructurar los servicios de transporte por carretera y ferrocarril para el mantenimiento de una movilidad restringida y segura, en virtud de lo dispuesto en el Real Decreto 463/2020, por el que se declara el Estado de Alarma”, señalan desde la Generalitat.

Movilidad se enfrenta a una recuperación progresiva de pasajeros, al menos en julio en los tranvía/metro de las dos grandes ciudades de la Comunitat. Las cifras de la red Metrovalencia de julio revela que la utilizaron 2.887.895 personas usuarias, resultado que supone un 53,85% menos que el año pasado; pero un paulatino crecimiento respecto a mayo y junio.

En porcentajes similares se movió el TRAM d´Alacant. En julio, se desplazaron 740.464 personas, cifra que representa un 59,44% de los desplazamientos realizados el mismo periodo del año pasado, cuando se alcanzaron 1.245.790 viajeros y viajeras. Este resultado, aunque supone un descenso del 40,56% respecto de julio de 2019, representa un importante incremento sobre los meses anteriores de este mismo año, afectados también por la crisis sanitaria.

“Este tiempo nos ha servido para ver algunas mejoras como las del taxi y para aprender” en referencia a la activación de medidas y materiales que se tuvieron que poner en marcha tanto durante con el confinamiento como, posteriormente, en la desescalada, explican desde la Conselleria.

Durante la pandemia, el área que dirige España ha creado la Oficina de la Bicicleta, transporte clave en las fases hacia la ‘nueva normalidad’. y el Grupo de Movilidad y Transporte Sanitario. Con esta segunda iniciativa, se vieron las necesidades para movilizar a personal sanitario y trabajadores de servicios esenciales.

De ahí partió la creación del “Abono Sanitat”, utilizado por 4.200 usuarios para más de medio millón de desplazamientos. También se facilitó la creación de 4.000 plazas hoteleras para sanitarios y personal de seguridad y emergencias o la ampliación de los abonos para personas mayores.

Además, se articularon los desplazamientos en taxi gratuito para que los sanitarios pudieran atender visitas a domicilio. En total, se han realizado 1.446 desplazamientos durante la pandemia, indican desde la Conselleria de Movilidad.

En este sentido, se ha ampliado dos protocolos -para limpieza y desinfección -, 6 guías con recomendaciones para los profesionales del sector y se ha aprendido a no detener las prórrogas administrativas de convenios o bonos para usuarios.

Económicamente

Aunque hasta que no acabe el año, los municipios y la propia administración autonómica no tendrán las pérdidas, ya se saben que serán cuantiosas. En junio, se pusieron sobre la mesa más de 3 millones de euros para ayudar a capear el temporal a las empresas del transporte regular de uso general de viajeros. El acceso a las ayudas trata de garantizar la movilidad, y al tiempo, lograr el compromiso para que el servicio se presta hasta final de año.

A esta cantidad, cabe sumar 120.000 euros para la instalación de mamparas para más de 4.000 taxis.

A pesar de la incertidumbre, la Conselleria trabaja con la idea de terminar la “Estrategia de movilidad sostenible post covid-19” que presentó en junio, a los municipios de más de 20 mil habitantes y a las diputaciones provinciales. Hasta el momento en el que llegue la nueva o vieja normalidad, están las presentaciones de los planes de Movilidad Metropolitana de Castellón, València y el eje Alicante-Elche que quedaron suspendidos por el confinamiento.

Desde la Conselleria se es consciente del enorme reto que se vive ahora para seguir apostando por una movilidad sostenible y de ir adaptando demanda y oferta. Será la cuadratura del círculo. Una parte de este debate se quiere afrontar en el Foro de septiembre, pero todo queda pendiente de la evolución de la pandemia.


Más información: Entrevista al conseller Arcadi España sobre movilidad en mayo

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter