Medidas frente a la crisis Covid-19

González ve “síntomas de vitalidad” en la industria del calzado de cara al otoño

El alcalde de Elche reivindica la cogestión de fondos europeos para la reconstrucción y autoriza ampliar terrazas sin tasas

Carlos González.

El alcalde de Elche, Carlos González, ha renunciado en sus cuentas a un millón de euros de recaudación fiscal al autorizar una ampliación de las terrazas sin canon ni tasas de ocupación de la vía pública, además de prorrogar sus ayudas al alquiler (y los préstamos hipotecarios) para pymes y autónomos, como medidas de choque frente a la crisis por el coronavirus.

En una edición triste de sus fiestas, suspendidos los actos presenciales y solo con alternativas virtuales esta semana, con un despliegue policial de medio millar de efectivos para evitar aglomeraciones y botellones en momentos de máxima participación, como la Nit de l’Albà, los ilicitanos afrontan la crisis económica con los primeros visos de optimismo, a ojos de su alcalde. La planta hotelera está activa al 75% y en la industria del calzado se empiezan a reactivar las exportaciones, tal como resalta González, que considera positiva la opción que brinda el Gobierno central a los ayuntamientos para los remanentes de tesorería.

-¿Cómo está resultando el control de acceso a las playas y las restricciones para evitar aglomeraciones?
-El Ayuntamiento ilicitano está coordinando un dispositivo para garantizar la protección de la salud de los ciudadanos que acuden a los casi 10 kilómetros de playa de Elche. Hemos puesto en marcha un plan específico de contingencia para garantizar la seguridad en todo el litoral, coordinado por la Policía Local e implementado por distintos servicios municipales. Este plan implica la sectorización de las playas en espacios de 100 metros de longitud y 6 metros de separación entre sectores, con limitación de aforos y aparcamiento, y horarios de acceso.

El despliegue de seguridad cuenta con efectivos de la Unidad Marítima GRUMAT, con la Brigada de la Policía Comunitaria (BRIPOL) y con auxiliares de control de playas. Además, hemos incorporado como novedad la puesta en marcha de la Unidad de Medios Aéreos de la Policía Local, un servicio de nueva creación que cuenta con drones.

Hasta el momento, el dispositivo está funcionando de forma adecuada, y ello hace que, a día de hoy, las playas de Elche sean un espacio seguro que mantiene intactas sus condiciones de idoneidad para el disfrute veraniego.

-¿Cuántas pymes y autónomos han solicitado algún tipo de ayuda al Ayuntamiento durante esta pandemia?

-Aproximadamente unas 6.000 Aprobamos a finales de abril una convocatoria de ayudas denominada Reactiva’t Elx, que pretendía compensar la reducción de ingresos producida como consecuencia de la pandemia provocada por la Covid-19. La iniciativa pretende contribuir a facilitar liquidez a autónomos y microempresas del municipio de Elche, que han atravesado momentos críticos.

Dichas ayudas las hemos desglosado en dos programas, uno para aquellos autónomos o empresas obligadas a cerrar como consecuencia de la aplicación del Real Decreto 465/2020 de 17 de marzo, dotado con 1.000 euros por solicitante, y otro para aquellas que vieron reducidos sus ingresos por la situación de confinamiento. Hemos destinado 3,4 millones de euros a dicha finalidad.

Además, el 24 de julio aprobamos una segunda convocatoria de ayudas para autónomos y microempresas destinadas a pagar gastos del alquiler del local o intereses de préstamos en caso de ser propietarios. Esta convocatoria está dotada con un millón de euros.

Junto a eso hemos aplicado medidas fiscales dirigidas al sector de la restauración que suponen también una inyección para el sector de más de un millón de euros.

En definitiva, hemos hecho un esfuerzo de 5,5 millones de euros para apoyar a los autónomos y micropymes, porque somos conscientes de las dificultades por las que atraviesan los pequeños empresarios.

-¿Qué repercusión se detecta en la industria –sobre todo calzado- y en la construcción, en teoría menos vinculados a la llegada de turistas?

-Toda la actividad económica, salvo nichos muy concretos, se ha visto afectada notablemente por la crisis sanitaria. El hecho de haber estado confinados durante más de dos meses ha repercutido sensiblemente en las ventas de prácticamente todos los sectores económicos, en particular del equipamiento personal, en el que se enmarca la industria del calzado. Dicho directamente: ha habido una caída sin precedentes de la demanda, que también ha afectado a la industria y a la construcción.


“Hemos hecho un esfuerzo de 5,5 millones de euros para apoyar a los autónomos y micropymes”

Además, hemos de tener en cuenta que la industria ilicitana del calzado es eminentemente exportadora, y la mayoría de las grandes empresas tienen externalizada parte de su producción. Por esta razón, el sector exportador se está viendo afectado en su cadena productiva por el cierre temporal de fronteras y la restricción de movilidad, hecho que está teniendo un impacto negativo tanto en los envíos al exterior como en la recepción de suministros.

No obstante, la industria del calzado y la de componentes del calzado están dando síntomas de vitalidad de cara al próximo otoño. A pesar de que se ha suspendido la feria de componentes Futurmoda, el santo y seña de la industria auxiliar zapatera, sí están confirmando su participación empresas ilicitanas de cara a la cita italiana de componentes Lineapelle, que tendrá lugar en Milán los días 22 y 23 de septiembre, en el marco del certamen zapatero MICAM, a celebrar en el mismo recinto del 20 al 23 de septiembre.

alcalde-elche

En cuanto a la construcción, a corto plazo ha tenido un efecto negativo, pero considero que dependiendo de cómo evolucione el empleo en los próximos meses, en cantidad y calidad, la situación mejorará o no. La adquisición de viviendas está condicionada a tener unas expectativas de empleo estable y de calidad.

-¿Van a adoptar nuevas medidas para paliar las consecuencias económicas de esta crisis? ¿Qué solicitarían a otras administraciones como Diputación, Generalitat y Gobierno central?

-Entre todas las Administraciones Públicas se ha hecho un importante esfuerzo para tratar de dar oxígeno a las pequeñas empresas. Tanto la Diputación, la Generalitat Valenciana como el Gobierno de España han adoptado medidas extraordinarias, que han sido muy valiosas para ayudar a nuestros sectores productivos y para paliar las consecuencias de la grave situación económica generada por la pandemia.

Ahora, para que los Ayuntamientos podamos seguir atendiendo las necesidades derivadas de la crisis, es fundamental el Real Decreto-ley 27/2020, de 4 de agosto, de medidas financieras aplicables a las entidades locales que regula la aplicación del remanente de tesorería, entre otras cuestiones. Y, de otra parte, sería muy importante que los Ayuntamientos pudiéramos cogestionar el Fondo Europeo para la Reconstrucción de 140.000 millones que la UE ha otorgado a España.

El Real Decreto -pese a la artificial polémica que le rodea- es una herramienta muy útil para las finanzas locales que nos permitirá poder utilizar los remanentes de tesorería para atender necesidades básicas en los municipios.

-Y para la seguridad y prevención de rebrotes, ¿qué sugeriría y que piensa hacer? ¿Se percibe Elche como destino seguro para hacer turismo?

-De momento, sí puedo afirmar que Elche es un destino seguro, si bien nadie puede aventurar cómo va a evolucionar la pandemia. Por esa razón, vuelvo a reiterar la necesidad de extremar las medidas preventivas, el uso de las mascarillas, el mantenimiento de una distancia social mínima, evitar las aglomeraciones y la recomendación de no realizar celebraciones que impliquen una relajación de costumbres y una vulneración de la normativa de seguridad. Hago, por tanto, un llamamiento a toda la ciudadanía para que muestre un comportamiento modélico, como ya hicimos en el inicio de la pandemia, cuando Elche demostró estar a la altura de la situación.

Nosotros, como administración más cercana al ciudadano, estamos poniendo todo de nuestra parte. Desde la Concejalía de Turismo y la entidad Visitelche estamos trabajando dentro del marco del SICTED (Sistema Integral de Calidad Turística Española en Destinos), para la obtención del reconocimiento que otorga la Secretaría de Estado de Turismo a los establecimientos y servicios del sector turístico que están implementando las correspondientes medidas y protocolos para minimizar el riesgo de contagio por covid-19.

En el marco de este sistema de calidad a nivel nacional se han creado unas buenas prácticas para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-CoV-19 en el sector turístico, buenas prácticas que son una adaptación de las guías elaboradas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Los establecimientos SICTED de nuestro destino, tanto empresas como servicios públicos, están trabajando actualmente para la obtención de este reconocimiento que garantiza el estricto cumplimiento de todos los requisitos recogidos en las Buenas Prácticas Avanzadas SICTED Covid-19 para minimizar el riesgo de contagio, ofreciendo de esta manera a sus clientes un servicio más controlado y seguro.

-¿Cómo están encajando los restaurantes y los hoteles este verano en una situación tan crítica? ¿Ha establecido su equipo de gobierno líneas de cooperación con asociaciones de ambos sectores?
-El sector en su conjunto está manteniendo el tipo con vitalidad y con esfuerzo. Actualmente el 75% de la planta hotelera de Elche está operativa, con nueve hoteles abiertos, así como la mayoría de hostales y resto de plazas turísticas, lo que da cuenta de que somos un destino seguro que mantiene su atractivo en condiciones de garantía.

Desde el Ayuntamiento estamos apoyando ese esfuerzo del sector con las ayudas económicas anteriormente citadas, y con medidas anexas que dan un respiro a los negocios. Por ejemplo, hemos autorizado la ampliación de las terrazas de los locales, sin que se aplique ningún canon extraordinario, y también les hemos eximido de la tasa de ocupación de vía pública desde que se decretó el estado de alarma hasta el primer semestre de 2021, lo que ha supuesto una reducción fiscal de aproximadamente un millón de euros. Esperamos que la recuperación de la demanda permita que las empresas hoteleras, hosteleras y de restauración levanten el vuelo para afrontar con mayor fortaleza las próximas campañas de otoño y de Navidad.

Suscríbete a nuestra newsletter