El presidente estadounidense mantiene el pulso

AVA critica el abuso de Trump por prorrogar arancel del 25% a productos agrarios

El Gobierno se suma al rechazo y hace llamamiento junto a la UE para que se vuelvan a las negociaciones con EEUU

La Asociación Valenciana de Agricultores (Ava-Asaja) ha pedido al Gobierno español y a la Unión Europea que busquen una solución diplomática de manera urgente para acabar con el “abuso” de la Administración Trump tras conocerse que prorroga el arancel del 25 % a los productos agroalimentarios valencianos.

En un comunicado, Ava-Asaja advierte de que esta barrera comercial ha supuesto la “puntilla” para los envíos de cítricos españoles a EEUU, reduciendo a cero las exportaciones de mandarinas y naranjas durante la pasada campaña 2019/20. Por otra parte, las exportaciones de limones apenas alcanzaron las 922 toneladas.

Desde la entrada en vigor de los aranceles, en octubre de 2019, los precios en origen de la uva para vino, de la aceituna o del queso han descendido a “niveles ruinosos”, según la asociación.


Ava-Asaja advierte de que esta barrera comercial redujo a cero las exportaciones de mandarinas y naranjas durante la pasada campaña 2019/20.

El presidente de Ava-Asaja, Cristóbal Aguado, denuncia que “la presión arancelaria de Trump hacia nuestra agricultura sigue y no afloja lo más mínimo a pesar de tratarse de un problema que no tiene nada que ver con el campo”.Los agricultores y ganaderos valencianos estamos pagando muy caro un asunto ajeno que, en todo caso, debería asumir el sector aeronáutico o directamente la propia Comisión Europea”.

Trump-España-Venezuela

Donald Trump

Aguado recuerda que “esta guerra comercial con EEUU no es algo puntual o anecdótico dentro de la UE, ya que el sector agrario valenciano también está siendo víctima desde 2014 del veto al mercado ruso debido a otro motivo totalmente ajeno como es la guerra de Ucrania”.
“Nuestras administraciones no están defendiendo como corresponde a la agricultura: en lugar de abrir mercados exteriores, nos los cierran; en lugar de garantizar la preferencia comunitaria, impulsan acuerdos con países terceros que sustituyen y desplazan la producción agraria europea de su propio mercado”.

Solución negociada

Desde el ejecutivo español, también se ha enviado una nota conjunta de los diferentes ministerios. El Gobierno se ha sumado a las críticas y ha defendido seguir trabajando en favor de una solución negociada con EE.UU. a la disputa en la Organización Mundial del Comercio.

Tras la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de mantener los aranceles adicionales impuestos a las exportaciones de productos españoles y europeos -como consecuencia del panel de Airbus en la Organización Mundial del Comercio-, y que afectan, sobre todo, al sector agroalimentario, el Gobierno de España rechaza esta decisión.

Como muestra de esa voluntad de llegar a un acuerdo, el pasado 23 de julio el Gobierno acordó con Airbus modificar los términos de las ayudas de lanzamiento concedidas al A350, y situarlos en términos de mercado. Tras dicha modificación se da cumplimiento a los requisitos exigidos por la OMC y ello justifica la retirada de las contramedidas por parte de Estados Unidos sobre productos de exportación de la Unión Europea.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, incide en que ”el sector agroalimentario se ha visto inmerso en un conflicto comercial ajeno a su actividad” y que “es un error estratégico incluir la alimentación en las represalias comerciales”. Hace hincapié en que el sector agroalimentario mundial debe desarrollarse en unos mercados que aseguren estabilidad y que limiten la incertidumbre derivada de las tensiones comerciales. Resalta la importancia del multilateralismo en los acuerdos comerciales y de un comercio internacional basado en reglas.

La OMC emitirá próximamente su decisión de arbitraje en el caso paralelo de la UE contra Estados Unidos sobre subvenciones ilegales a Boeing. La UE espera que las negociaciones permitan no tener que ejercer sus propios derechos de sanción, cuando la OMC establezca el nivel de contramedidas autorizadas en el caso de Boeing y que pueda llegarse a una solución consensuada en beneficio mutuo que garantice el desarrollo del sector aeronáutico de ambas partes.

Suscríbete a nuestra newsletter