Valencia

El Ayuntamiento de València rehabilita el patrimonio de la sede consistorial

El fin de estas actuaciones es "poner en valor un edificio tan emblemático que es la casa de todos los valencianos y valencianas"

El Ayuntamiento de València ha destinado cerca de 530.000 euros en los últimos cinco años a rehabilitar y conservar varios elementos de la casa consistorial como el carillón, las dos torretas laterales, el mosaico de Nolla y la cristalera del vestíbulo.

La concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha manifestado que estas intervenciones se han realizado para rehabilitar elementos degradados y para mejorar las instalaciones, así como para recuperar elementos “olvidados” como el carillón.

El fin de estas actuaciones es “poner en valor un edificio tan emblemático que es la casa de todos los valencianos y valencianas”, ha afirmado.

En el caso de la rehabilitación de las dos torretas que coronan los laterales del Ayuntamiento, la actuación consistió en reparar una serie de desperfectos que se habían detectado para garantizar el buen estado de esta parte del patrimonio arquitectónico de València así como evitar cualquier desprendimiento que pudiera afectar una zona muy concurrida por visitantes y vecindario.

También en 2016 se acometió la recuperación del carillón, unas obras con las cuales el reloj de la casa consistorial recuperó, después de tres décadas en el olvido, el toque original de campanas en cada hora, informan fuentes municipales.

Además se ha restaurado la cristalera del vestíbulo datada de 1941 que en 30 años no había sido retocada. En ella se ha realizado una limpieza rigurosa, se han restaurado piezas en el taller y se ha tratado la retícula estructural.
Se ha rehabilitado el mosaico de Nolla, una intervención ejecutada sobre 181 metros cuadrados que se distribuye entre las dependencias de Alcaldía, el corredor del museo donde está expuesta la Virgen María y las cenefas del distribuidor principal de la zona de la escala.

Por otro lado, se ha intervenido en el tejado, con la reparación de la cubierta, la cornisa y la fachada afectadas por la entrada de agua desde hace años.

Se han ejecutado varias obras para mejorar la accesibilidad en la casa consistorial para facilitar la entrada en el Salón de Cristal, al Balcón, al Hemiciclo, al Museo Histórico Municipal y al Refugio Antiaéreo, con la instalación de un ascensor al patio interior y la adaptación de los lavabos de las plantas baja y primera.

La renovación de iluminación de la fachada consistió en la instalación de 71 nuevas luminarias con tecnología LED distribuidas entre las dos primeras plantas y las torres laterales y central y, en el interior de las ventanas y de la fachada de la torre central se colocaron luminarias lineales con innovadoras ópticas “wall-grazing”, mientras que los elementos verticales se enfatizan con proyectores de óptica intensiva de pequeñas dimensiones.

Dentro de este plan para realizar todas las intervenciones necesarias para la recuperación y preservación de la casa Consistorial, esta semana se inician las obras de rehabilitación de otro elemento patrimonial que son las picturas murales del Salón Pompeyano, donde se ubican las dependencias de Alcaldía, unas pinturas decorativas de estilo neo pompeyano donde consta una inscripción “Pedro Guillem año 1929”, de la cual se entiende que se trata de autor y año del trabajo.

Esta actuación está precedida de la reparación de los problemas de filtración de agua de la planta superior para evitar el deterioro de las pinturas. Posteriormente se realizará una limpieza en seco de las zonas a restaurar para después consolidar las pinturas. El coste de esta obra será de 6.800 euros y se prevé que dure dos semanas y media.
Desde 2015, la casa consistorial y el balcón del Ayuntamiento han recibido a 790.000 personas, lo que lo convierte en uno de los edificios más visitados de la ciudad.

Suscríbete a nuestra newsletter