precio farmacia cialis 5 g viagra precio farmashop se puede comprar viagra en la farmacia en españa comprar cialis y viagra generico comprar cialis tadagra

Según estudio de GemEduco e Innovamide de la UV

Un 27 % de las familias han sufrido una brecha digital grave tras la COVID

Entre las conclusiones, los investigadores abogan por intensificar la colaboración familia-profesorado e incluir actividades vía online

Un estudio de los grupos de Investigación GemEduco y Innovamide de la Universitat de València durante el confinamiento apunta que tanto las familias como el profesorado apuestan por aumentar la colaboración y por mejorar su formación en nuevas tecnologías.

Así, el estudio destaca que, pese a las dificultades, para la gran mayoría de las familias sería muy positivo, tanto para la mejor educación de sus hijas e hijos, como para mejorar la colaboración familia-escuela, que cuando se normalice la situación tras la pandemia, se puedan incluir actividades dentro de las materias habituales que se realicen mediante internet.

Las familias están dispuestas a participar y formarse para un mejor acompañamiento en el aprendizaje de sus hijas e hijos. Por su parte, los docentes también ven positiva esta integración, según concluye el citado estudio, del que ha informado este domingo la UV.

El estudio ‘La Escuela en Casa’ del Grupo de Medición y Evaluación: Educación para la Cohesión Social (GemEduco) y el Grupo de Innovación Educativa (Innovamide) de la Universitat fue realizado del 4 de mayo al 21 de junio y recoge datos de 1.708 docentes, 3.758 familias, y un total de 5.539 estudiantes desde Educación Infantil a final de la ESO.

Según el equipo de investigación, el grupo de familias participantes en el estudio tenía un buen acceso a internet y a dispositivos tecnológicos. Sin embargo, un 54 % tuvo dificultades tecnológicas que se tradujeron en que un 10 % tuvo mala conexión a la Red; los ordenadores del 12 % eran inadecuados y un 10% teletrabajaba, por lo que los escolares no podían disponer suficientemente de los recursos tecnológicos de sus madres y padres.

El estudio también muestra que el porcentaje de familias que han sufrido una brecha grave o muy grave asciende en torno al 27 %. Es decir, más de 1 de cada 4 familias han tenido unas condiciones especialmente desfavorables para asumir la escuela en casa, siendo más importante la brecha social que la digital.

En esta situación imprevista y sobrevenida, el profesorado ha realizado un gran esfuerzo para dar una respuesta adecuada a la situación y lo ha hecho con sus propios medios. Así, la mayoría de los docentes dispusieron de ordenador o tableta para realizar la docencia por internet (83,8 % del total de encuestados y el 85,6 % en la Comunitat Valenciana) y conexión adecuada a internet (79,4 %, del grupo total y el 81 % en la Comunitat).

Sin embargo, el estudio muestra que ha habido muchas dificultades en este proceso. Un 82,7 % empleó para la docencia en casa más tiempo que en una jornada laboral habitual, de forma que más del 65-66 % señala que no dispuso de tiempo suficiente para poder realizar su trabajo desde el hogar, entre otras cosas porque debían atender a sus propias hijas e hijos en edad escolar (entre el 34 y 35 %), a personas mayores o enfermas que tenían a su cargo (entre un 13 y un 14 %) o al propio hogar (entre el 68 y el 71 % ).

Por otro lado, en plena era digital, un 57 % del profesorado indica que no tenía ninguna o poca formación específica en plataformas para la docencia por internet. Frente a ellos, otro grupo significativo ya se comunicaba por correo electrónico antes (42,6 %), utilizaba mensajería instantánea (26,6 %) o usaba alguna plataforma antes de la pandemia (32,5 %), como recursos docentes habituales.

Según el estudio, el profesorado ha tenido muy en cuenta al alumnado y sus familias a la hora de adaptar la docencia al medio telemático. Así, el criterio más utilizado por el profesorado para elegir los recursos tecnológicos en la docencia por internet fue la facilidad de acceso para familias y alumnado (55 % en la Comunitat Valenciana), seguido de su conocimiento previo en TICs (46,3 %) y las recomendaciones del centro escolar o la administración (44,2 %).

El estudio también evidencia que las brechas que han podido influir como obstáculos entre el profesorado se vinculan más a problemas de conciliación laboral y familiar que a la brecha tecnológica.

En un 85,2% de los casos, quien respondió en el seno familiar fueron las madres, que destacaban entre las dificultades la falta de tiempo y la necesidad de atender también a su propio trabajo. La conciliación y el reparto equitativo de responsabilidades en el hogar vuelven a mostrarse, según el estudio, como temas pendientes, que con el confinamiento han sido todavía más evidentes.

Suscríbete a nuestra newsletter