Innovación en la pandemia

Disfrazzes lanza una pantalla protectora para Covid-19 integrada y sujeta a las gafas

La empresa de Ibi destaca de su producto que evita que se empañen las lentes y permite su uso durante horas sin el agobio de las mascarillas

Pantalla protectora de Disfrazzes integrada y sujeta a las gafas. /E3

La empresa de Ibi Disfrazzes ha desarrollado una pionera pantalla protectora frente al coronavirus que se integra en las gafas y se sostiene a las patillas, que forma que no se empañan las lentes y evita también la sensación de agobio de llevar mascarillas de tela durante varias horas.

Desde la asociación empresarial comarcal IBIAE, resaltan que esta compañía “ha sabido reinventarse frente a las consecuencias de la pandemia, con nuevas líneas de negocio, diferentes a su sector“.

La Eazzy®mask, denominación de este producto registrado y en proceso de homologación, se ajusta a la gran mayoría de formas de patillas del mercado, tanto de lentes graduadas como de sol. No obstante, existe la posibilidad de adaptar la forma de cualquier otro tipo de montura de algún un modelo especial o concreto como, por ejemplo, las gafas de seguridad. También se pueden hacer modelos para niños, con otras formas, señalan desde IBIAE.

En cuanto a sus ventajas, destacan que “la imagen de las personas y la interacción entre ellas no se ve alterada como cuando usan las mascarillas quirúrgicas, puesto que es más natural que con los medios de protección existentes en la actualidad”. Además, “el usuario no puede tocarse la cara, no emborrona el maquillaje, tampoco contiene gomas ni otro tipo de sujeciones molestas en la cabeza al usarlo durante varias horas como las pantallas actuales” y permiten la visibilidad de las expresiones faciales, gestualidad y los movimientos de los labios para la percepción del habla, a diferencia de las mascarillas tradicional, excepto las llamadas transparentes ideadas en el entorno de las personas con pérdida de audición que emplean implantados cocleares y se apoyan en la lectura labiofacial.

Para el trabajo

Para los usuarios, en general, esta nueva pantalla está pensada y diseñada para que no se empañen las gafas al llevarla puesta, ya que resulta incómodo y solo se puede evitar recurriendo a productos especiales en los cristales. “Por no decir que puede ser incluso peligroso, si pensamos en cuando trabajamos con herramientas, al conducir, etc. A su vez, en empresas puede ser útil para personas que trabajan tanto con gafas normales como con gafas de trabajo para las personas que no las lleven. Es ideal para trabajos junto con gafas de protección, en tanto en cuanto evita la sensación de agobio”, añaden las mismas fuentes.

Igualmente, resaltan que protege nariz y boca, se puede usar indefinidamente porque es reutilizable y lavable con agua y jabón neutro (no productos abrasivos), no produce roces en la cara y “es ideal para hacer ejercicio”. La empresa también comercializa mascarillas protectoras de tela con tres capas antibacterias, lavables, transpirables e hidrófoba, con variedad de modelos y diferentes estampaciones. Y en su catálogo tradicional, antes de la pandemia del coronavirus, ofrecen elementos todo tipo de elementos para disfrazarse (trajes, pelucas, gorros…), así como piezas para decorar, tematizar fiestas o celebrar despedidas de soltero con accesorios cómicos, y también juguetes.

Disfrazzes nació en el 2008 a raíz de una idea de Juanvi y Encarni en una pequeña tienda de disfraces situada en Ibi (Alicante) donde había poco más de 100 disfraces “para servir a los vecinos y agrupaciones de fiestas que tenían por tradición disfrazarse una vez al año“.

En Internet vieron la oportunidad de ampliar su catálogo y facilitar la tarea de comprar disfraces y complementos y crearon su primera tienda on-line de disfraces. Desde ese momento, “Disfrazzes no ha dejado de crecer, ampliando cada año el equipo y las infraestructuras para poder asimilar la demanda, sin perder la proximidad con el cliente ni los valores“, según sus responsables.

Suscríbete a nuestra newsletter