Entrevista a José Serna, presidente de Ateval

Ateval espera que las nuevas cualificaciones profesionales aumenten las salidas laborales

Se crean 5 nuevas cualificaciones de la Familia Profesional Textil, Confección y Piel, lo que permitirá a estos sectores ser más competitivos y rápidos para reaccionar a la evolución tecnológica, técnica y comercial del mercado

Ateval, la patronal del textil en la Comunitat Valenciana, espera que las nuevas cualificaciones profesionales, creadas en la familia Textil, Confección y Piel, aumenten las salidas laborales de los alumnos. En ello confía José Serna, presidente de Ateval, quien añade que también permitirá a las empresas “ser más competitivas y más rápidas para reaccionar a la evolución tecnológica, técnica y comercial del mercado”.

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Educación y Formación Profesional, ha aprobado dos Reales Decretos que actualizan el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP) con la creación de cinco nuevas cualificaciones de la Familia Profesional Textil, Confección y Piel. Se trata de Operaciones básicas de confección y Piel, Corte para confección, Corte para calzado y marroquinería, Operaciones artesanales de bordado y Patronaje para confección. Para su elaboración se han tenido en cuenta las técnicas más modernas y actualizadas del mercado utilizadas en el desarrollo de la actividad laboral que reconocen.

El presidente de Ateval subraya que la creación de estas nuevas cualificaciones busca ayudar a que los trabajadores tengan mayores salidas laborales y a las empresas, para que encuentren profesionales con mejores conocimientos para los puestos requeridos. “Nos tenemos que felicitar, sindicatos y asociaciones, de que se haga realidad la adaptación de la educación, formación y habilidades de los trabajadores a las necesidades del mercado. Nos va a permitir ser más competitivos y más rápidos para reaccionar a la evolución tecnológica, técnica y comercial del mercado”, asegura.


Serna: “Adecuar la FP es un problema del mercado español, hay que estudiar lo que el mercado requiere para que los profesionales no se tengan que readaptar”

A este respecto, apunta que “siempre hay demanda en algún tipo de ocupación y servicio” y puntualiza que, con la crisis sanitaria, hay mucha demanda de confección de batas quirúrgicas. “Es un problema del mercado español, adecuar la FP a la demanda, que se estudien más aquellas cosas que el mercado requiere para que no salgan profesionales que se tengan que readaptar y tengan conocimientos que en el mercado sobran“, sostiene.

En la misma línea, Serna comenta que es necesario “afinar” en este aspecto, para que “el destino de los recursos sea más optimizado y para que la inversión por parte de la población estudiantil tenga una recompensa profesional”.

El presidente de Ateval resalta que la creación de estas categorías es “una aspiración de largo recorrido”. “Ahora parece que la intención del Ministerio es promocionar los cambios rápidos y las adaptaciones a las cualificaciones por el cambio de técnicos y del oficio emparejado a este tipo de trabajos cualificados. Lo vemos muy oportuno y adecuado, es una aspiración de hace varios años que se hicieran las adaptaciones y, al final, han sido resueltas”, celebra.

José Serna

José Serna, presidente de Ateval

En este contexto, espera que se mantengan las intenciones “ante cualquier actualización con avances tecnológicos, cuando se produzcan por nuevas operaciones y procesos o porque cambien los sistemas de trabajo”, precisa. Serna destaca que, con estas nuevas cualificaciones, se han adaptado instrumentos, sistemas y formas de coordinar la normativa con lo que quieren los operadores del sistema.

Por otra parte, ha habido algunas cualificaciones que se han suprimido, como son las de Cortinaje y complementos de decoración, Corte de materiales, Patronaje de artículos de confección en textil y piel, y Arreglos y adaptaciones de prendas y artículos en textil y piel. La supresión de estas cualificaciones supone la actualización y reubicación de las competencias y sus perfiles profesionales relacionados, acorde con la evolución del desempeño profesional en el sector. “Hay menor necesidad en el mercado y se necesitan otro tipo de operaciones. Hay que adecuar la oferta a la demanda del mercado”, explica.

El Ministerio de Educación y Formación Profesional continúa así con la actualización del CNCP, contando para ello con la participación de profesionales del sector productivo implicado, dentro del Plan Estratégico puesto en marcha por el Gobierno en 2019 para la modernización de estas enseñanzas. Con la entrada en vigor de este Real Decreto, el catálogo suma un total de 669 cualificaciones.

Suscríbete a nuestra newsletter