Datos de fabricantes y distribuidores

La matriculación de turismos baja un 1,4 % anual en la Comunitat Valenciana

A nivel nacional, el crecimiento más relevante es en el canal de particulares, que, por primera vez en casi dos años, muestra una evolución positiva (+7 %)

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos bajaron un 1,4 % en julio en la Comunitat Valenciana en relación al mismo mes del año pasado y sumaron 12.421. Entre enero y junio las matriculaciones en la Comunitat se situaron en 44.486, el 50,9 % menos, según los datos de las asociaciones de fabricantes, Anfac, y de distribuidores Faconauto y Ganvam, publicados este lunes.

A nivel nacional, las matriculaciones crecieron un 1,1 % en julio respecto al mismo mes de 2019, hasta las 117.929 unidades, gracias a los planes de ayudas a la compra puestos en marcha por el Gobierno, con lo que el indicador confirma su mejoría tras el estallido de la crisis del coronavirus.

El crecimiento más relevante se registra en el canal de particulares, que, por primera vez en casi dos años, muestra una evolución positiva tras subir cerca de un 7 %, hasta las 61.931 unidades, según los datos de las asociaciones de fabricantes, Anfac, y de distribuidores Faconauto y Ganvam, publicados este lunes.

Por su parte, el canal empresas bajó el 0,2 %, hasta las 40.364 unidades, y el de alquiladoras, el segmento más afectado por la bajada del turismo, cayó el 14,5 %, hasta las 15.634 unidades. El incremento generalizado contrasta con los profundos retrocesos de los meses anteriores, cuando las matriculaciones bajaron un 36,7 % en junio, un 72,7 % en mayo, un histórico 96,5 % en abril, y un 69,3 % en marzo, coincidiendo con los peores momentos de la crisis sanitaria del coronavirus.

A tenor de las cifras, en julio subieron levemente las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros, un 3 % más que en 2019, hasta las 20.535 unidades, mientras que los vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses cerraron el mes con un crecimiento de las ventas del 2 %, hasta las 1.796. Las asociaciones destacan el efecto positivo del impuso a las ventas en toda la cadena de valor de la industria de la automoción, no en vano los concesionarios “ya tienen al 90 % de sus plantillas trabajando, alrededor de 150.000 empleados, y en las fábricas los ritmos de recuperación superan el 85 %”.

La mejoría experimentada en el último mes ha atenuado las caídas registradas en el acumulado del año, en el que las matriculaciones de turismos y todoterrenos bajaron un 43,4 % hasta las 457.782 unidades. En el canal de particulares, la caída en las ventas en los primeros siete meses de 2020 se situó en el 36,4 % respecto al mismo periodo del año pasado, con 224.585 unidades matriculadas frente a las 353.372 de 2019.

El de empresas sigue una evolución similar, con una bajada del 37,2 % frente a 2019; sin embargo, el mayor retroceso lo ha protagonizado el de alquiladores, que en los que va de año se ha dejado un 63,7 %, con 72.751 unidades frente las 200.374 del ejercicio anterior. Para la directora de comunicación de Anfac, Noemi Navas, “las positivas matriculaciones de turismos en julio reflejan el impulso tan relevante dado por el plan Renove 2020”, lo que “permite recuperar la actividad económica y el empleo, y avanzar en la descarbonización”.

En este sentido, las asociaciones insisten en que, gracias al plan, “ya se han achatarrado un 11 % más de vehículos que en el mismo mes del año pasado”. Además, las emisiones medias de los turismos vendidos en julio registraron el dato más bajo del año -sin contar marzo y abril, que tuvieron la actividad totalmente parada-, 111,9 gramos de CO2 por kilómetro, lo que supone una mejora de un 8 %.

“El reto es mantener esta movilización para afianzar la recuperación”, sostiene el director de comunicación de Faconauto, Raúl Morales, que interpreta como buena noticia el margen de mejora del plan Renove, que desde que está operativo “se han acogido a él aproximadamente el 20 % de las matriculaciones”.

Por su parte, la directora de comunicación de Ganvam, Tania Puche, subraya que el auge de las compras de particulares, “las que más rentabilidad dejan al concesionario y las que indican la salud del mercado, ha salvado el mes”. Con todo, se muestra prudente y cree que habrá que esperar a septiembre, un mes clave ya que comenzará a verse el impacto de la crisis del coronavirus en los negocios, y en el que está previsto que finalice la prórroga de los Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Suscríbete a nuestra newsletter