El PSOE en la FEMP negocia apoyos a la propuesta de Hacienda sobre remanentes

La votación será este viernes y la Junta de la FEMP está compuesta por 25 miembros: 12 del PSOE, 10 del PP, uno de IU-Podemos, uno de Cs y uno del PdeCat

Archivado en: 

El presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), el socialista Abel Caballero

El presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), el socialista Abel Caballero, negocia contra reloj apoyos a la propuesta de Hacienda que permite a los ayuntamientos gastar 5.000 millones de sus remanentes, y que mañana será votada en la Junta de Gobierno extraordinaria, convocada por la institución.

De momento, tal y como adelantó este medio la propuesta no convence a la mayoría de los alcaldes, solo cuenta con el apoyo de los socialistas (12 de los 25 miembros que componen la Junta de Gobierno) por lo que Caballero ha intensificado los contactos con IU-Podemos que se muestra “más receptiva”, según fuentes socialistas, tras incluir Hacienda en su borrador un apartado en el que se abre a ampliar las competencias de los ayuntamientos esta legislatura.

La Junta de Gobierno de la FEMP está compuesta por 25 miembros: 12 del PSOE, 10 del PP, uno de IU-Podemos, uno de Cs y uno del PdeCat.

Además de con IU-Podemos, los socialistas mantendrán a lo largo del día conversaciones con el PdeCat.

Según ha informado la representante del PdeCat en la Junta, la alcaldesa de Canyelles (Barcelona), Rosa Huguet, la postura de su formación sigue siendo un no, porque el acuerdo solo avala a los municipios con superávit y no tiene en cuenta a aquellos que no tienen nada, lo que, en su opinión, pone en cuestión el principio de igualdad.

Huguet ha expresado su “confianza plena” en Caballero y se ha mostrado dispuesta a dialogar hasta el último minuto pero ha advertido que para posicionarse a favor el documento deberá incorporar mejoras que alivien la gestión de los municipios sin ahorros.

La propuesta de Hacienda, reformulada hasta tres veces por el Ministerio, consiste en que los ayuntamientos voluntariamente constituyan un préstamo a favor del Estado por el valor de sus remanentes.

El Ministerio les ingresaría 5.000 millones de euros: 2.000 este año y 3.000, en 2021. El resto del préstamo se devolvería en 10 años.

Los ayuntamientos podrán destinar el dinero a la agenda urbana y de movilidad sostenible, política de cuidados, ayuda a domicilio y teleasistencia y cultura y participar en la reconstrucción del país tras la emergencia sanitaria.

Para el portavoz del PP en la FEMP y alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, la propuesta es “inaceptable”, ya que se resume en que los ayuntamientos pierden en 2020 y 2021 el 65 por ciento de sus ahorros, que, sin embargo, gana el Estado en liquidez.

De hecho el Ayuntamiento de Alicante, del Popular, Luis Barcala ya ha aprobado destinar el remanente para cancelar la deuda con los bancos.

También desde Cs, el alcalde de Granada, Luis Salvador, se mantiene en el no por considerar que el Gobierno está “enfrentado al municipalismo, chantajeando a los que tienen remanentes a que les den un parte importante a costa de devolver un poquito para que puedan tener financiación, y sacrificando a muchos ayuntamientos que no tienen remanente ni superávit y les aboca al desastre. Por eso, siempre votaremos que no“.

Tampoco IU-Podemos se ha mostrado, hasta ahora, favorable. Uno de los más críticos con este asunto ha sido el diputado de En Comú Podem, Jaume Asens, quien ha reprochado a Hacienda que pretenda “tutelar a los ayuntamientos” como si fueran menores de edad.

También se manifestó en este sentido, el alcalde de València, Joan Ribó (Compromis).

Sin embargo, Caballero ha puesto en valor la propuesta del Gobierno y ha dicho de ella que supone la “mayor concesión” a los ayuntamientos “en la historia de la democracia”.

Caballero ha relatado que el documento contempla la supresión de la regla de gasto en 2020, fondos para el transporte y la participación de los municipios en los fondos europeos, además de “reformas legislativas para resolver” lo que “nos quitó” Cristóbal Montoro con la ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local: “el Gobierno de España se compromete a tratar de la nueva financiación local al mismo tiempo que la financiación a autonómica”; y en lo que respecta a competencias, el compromiso es el de modificar las competencias por vía legislativa para resolver lo que se quitó con la LRSAL.

“Vamos a ver qué dice mañana la Junta de la FEMP. Decidiremos quiénes opinan de una forma y de otra”, ha afirmado Caballero, sin querer avanzar posibles escenarios ante un eventual bloqueo.

“No adelanto acontecimientos, no funciono con hipótesis”, ha zanjado el presidente de la FEMP y alcalde de Vigo.

Suscríbete a nuestra newsletter