Cómo reinvertarse

Flome diseña mamparas especiales para centros educativos y coworkings

Este sistema, de fácil instalación y transporte, salvaguarda tanto a los alumnos como profesores de la COVID-19

Archivado en: 

Flome, empresa valenciana especializada en la fabricación de moldes, piezas y embalaje industrial, ha desarrollado durante la alerta sanitaria de la COVID-19 una mampara protectora individual, portátil y de fácil instalación pensada para ubicarse en pupitres, mesas escolares y en centros de trabajo donde no se puede guardar la distancia de seguridad. Con este sistema, los alumnos y los profesores están perfectamente protegidos.

Se trata de una iniciativa que busca reinventarse como empresa, pero también poner al servicio de la sociedad un sistema de fácil uso y accesible a todo tipo de colectividades.

Esta mampara individual tiene la ventaja de ser práctica y muy económica, se instala de forma sencilla y se puede acoplar a todo tipo de tamaño de mesas y superficies.

El proyecto surgió con el fin de aprovechar la capacidad productiva de la empresa y dar servicio a la urgencia provocada por la COVID-19. Otro de los motivos de desarrollar este trabajo era, según la propia compañía era “dar servicio a nuevos nichos de mercado”.

Para Ignacio Belloch, responsable del área de proyectos de Flome “la idea nos surgió precisamente durante los meses de la pandemia en un intento de buscar nuevos desarrollos y productos que nos permitieran dar un servicio y diversificar nuestro producto”.

Para Flome, el desarrollo de esta nueva línea de negocio ha coincidido con la adaptación y automatización de sus máquinas, así como con la compra de una máquina de última generación de gran formato que cuenta con capacidad suficiente de producción.

Carles Doménech, responsable comercial, informa que por ahora, “ya se han puesto en contacto con nosotros varios colegios y centros educativos porque les permite proteger a sus alumnos y profesores. También nos han llamado de centros de coworking precisamente porque permite que las mesas estén unidas, pero sin perder la protección tan necesaria actualmente”.

Flome es proveedora de embalaje industrial para los principales fabricantes de automóviles como Ford, Jaguar Land Rover, Aston Martin, BMW, VolkswagenRenault o Volvo. La empresa cuenta con una división -Maeplast- especialista en soluciones logísticas para almacenamiento en bodegas, transporte de  vinos y cavas; y su propia oficina técnica y de ingeniería, Tecnipack.

Al frente de la compañía está Mabel Flores, hija del fundador y segunda generación.

Precisamente este nivel de incidencia del sector automoción, ha sido el detonante para buscar otros productos y nichos de mercado que les permitan mantener toda su plantilla a pesar de la coyuntura actual.

Suscríbete a nuestra newsletter