Reacciones paro

Dependencia del turismo y empleo temporal causan “vulnerabilidad” en la Comunitat

La Comunitat Valenciana se ha visto más afectada por el desempleo que el conjunto de España, aunque la EPA no muestra todo el impacto de la crisis

Archivado en: 

La dependencia de la especialización sectorial, en actividades como el turismo, y otras particularidades del mercado de trabajo, como la mayor presencia del empleo temporal, han causado que la vulnerabilidad del empleo en la Comunitat Valenciana sea mayor que en el conjunto de España. Así lo explica Lorenzo Serrano, investigador del Ivie y catedrático de la Universitat de València (UV), tras conocerse un peor comportamiento de los datos de paro en la autonomía valenciana respecto al conjunto nacional.

“La vulnerabilidad a corto plazo del empleo es mayor en la Comunitat que en el conjunto de España”, señala. Sin embargo, apunta que las características especiales del periodo estudiado “dificulta la interpretación de algunos datos y la comparación entre periodos”. En este contexto, Serrano cree que el dato de horas trabajadas es “el que mejor reflejaría el dramático efecto que está teniendo a corto plazo la crisis del COVID, con una caída del 22,59 %”.

En la misma línea, añade que el dato de paro es malo en la Comunitat Valenciana (un 12 % más de parados, por el 1,66 % a nivel nacional), “y lo es especialmente por tratarse de un trimestre en el que habitualmente se reduce sustancialmente al calor de la temporada turística”. También se ha reducido con fuerza el número de ocupados (-6,20 % en la Comunitat y -5,46 % en España).

de esta crisis vamos a salir

Lorenzo Serrano, investigador del Ivie

“La Comunitat está en el grupo de autonomías con peor comportamiento durante el trimestre, pero los datos no muestran todo el impacto. Las cifras de paro no muestran, de momento, incrementos aún mayores simplemente porque muchas personas no han podido buscar empleo por el confinamiento y son población inactiva”, detalla Serrano. Por ello, cree que los datos “muestran un agravamiento de la crisis, que es mayor en el caso de la Comunitat Valenciana y que no se manifiesta plenamente en los datos de ocupados y parados del trimestre”.

En cuanto a las previsiones futuras, considera que en los próximos trimestres la EPA mostrará “un comportamiento que puede ser menos negativo en la tasa de caída de horas trabajadas, pero previsiblemente peor en términos de ocupados y parados”. Así, apunta que las previsiones del Gobierno y de los organismos internacionales prevén tasas de paro que podrían superar el 20 % cuando en la actualidad es del 15,33 %. “Dentro de ese escenario negativo, la situación sanitaria, las restricciones a los movimientos de personas a nivel nacional y por parte de terceros países y la velocidad en el desarrollo de vacunas van a tener una gran importancia”, precisa.


Serrano: “La Comunitat está en el grupo de autonomías con peor comportamiento durante el trimestre, pero los datos no muestran todo el impacto”

En la misma línea, Víctor Tatay, director regional de Adecco en la Comunitat Valenciana, apunta que los datos no reflejan totalmente la realidad, lo que podría llevar a casi un 20 % de tasa de desempleo en estos momentos en España. En cuanto a la Comunitat Valenciana, comenta que todos los sectores se han visto “fuertemente impactados”, aunque “dada la exposición al sector servicios y turismo, el golpe ha sido fuerte”.

“También se ven afectados otros sectores estratégicos para la Comunitat como el sector primario y el propio sector industrial, que se ha podido comportar mejor que en otras regiones, dado especialmente al fuerte peso que tiene el sector Alimentación en la Comunitat, habiendo podido encajar el golpe del confinamiento mejor que en otras regiones”, detalla.

Víctor Tatay, director regional de Adecco | Imagen: Salva Garrigues

En este contexto, considera importante lo que sucede en el sector turístico y admite que las últimas noticias “no son muy optimistas fruto de los rebrotes”. “Quizá puedan frenar, más si cabe, la lenta recuperación que estábamos experimentando. De no producirse esta pequeña pero muy importante recuperación, podríamos irnos a escenarios más pesimistas de caída del PIB, incluso llegar al -15 %”, explica.

“Esperamos que el sistema económico español siga mostrando síntomas de mejoría, que las noticias sean más esperanzadoras y que del lado empresarial se puedan seguir tomando las mejores decisiones para mantener el empleo en las mayores cotas posibles, además de tener la mayor flexibilidad para que las  empresas puedan adaptarse a la curva de actividad de cada momento”, añade Tatay.


Tatay: “De no producirse esta pequeña pero muy importante recuperación, podríamos irnos a escenarios más pesimistas de caída del PIB, incluso llegar al -15 %”

Por otro lado, respecto a las previsiones futuras, desde ManpowerGroup apuntan que la tasa de paro se elevaría desde el 14,5 % de mayo de 2020 a una media del 19,5 % para 2020 y del 19,0 % para 2021, según las cifras del Índice ManpowerGroup. Asimismo, añaden que las pérdidas mínimas de empleo alcanzarían unos 1,4 millones en promedio de 2020.

“Con esta destrucción de ocupación, e incluso con muy elevados incrementos anuales de la creación de nuevos puestos de trabajo (500.000 al año), hasta 2023 no se recuperarían los valores de 2019. No obstante, añadiendo una destrucción de empleo equivalente al 25%  de los ERTE activos y de los autónomos protegidos del paro, la recuperación se alargaría hasta 2024, con 500.000, empleos al año, o hasta 2026, con 400.000 nuevos empleos al año”, pronostican.


ManpowerGroup cree que, con si se crearan 500.000 nuevos puestos de trabajo al año, hasta 2023 no se recuperarían los valores de 2019

Por otra parte, la CEV ha realizado una valoración “rotundamente negativa” de las cifras. Su director de Economía y Análisis, Ricardo Miralles, ha coincidido con Serrano en que, pese al incremento de parados y descenso de ocupados, “la valoración es todavía más negativa”. A este respecto, ha indicado que las personas acogidas a los ERTE siguen computando estadísticamente como ocupados, por lo que esta cifra “no refleja el desplome real de la actividad en los sectores productivos”.

Asimismo, coincide con Serrano en que un gran número de personas en búsqueda de empleo figuran en las estadísticas como inactivos. Además, ha añadido que, pese a que la crisis provocada por la COVID-19 afecta de forma generalizada a todas las economías, “sus efectos son asimétricos y están afectando a la Comunitat Valenciana de forma más severa que a la media nacional”.

Por ello, ha reclamado en el corto plazo medidas fiscales y laborales que permitan preservar el tejido productivo y el empleo y, en el medio plazo, “reformas estructurales que incidan positivamente en los niveles de productividad del tejido productivo y que permitan avanzar hacia un cambio de modelo productivo más inteligente, sostenido y sostenible”.


La CEV lamenta que la crisis afecta a la Comunitat “de forma más severa” y Economía cree que se debe a “un modelo económico débil, basado en servicios de bajo valor añadido”

Por su lado, Enric Nomdedeu, secretario autonómico de empleo, ha resaltado que la EPA recoge el “dramático impacto negativo” que ha tenido la crisis sanitaria sobre la ocupación en la Comunitat Valenciana. Sin embargo, ha precisado que el 77 % de los puestos de trabajo perdidos eran de personas con contrato temporal, mientras que un 22 % tenía contrato indefinido. En la misma línea, ha añadido que el 88 % de nuevas personas paradas (+37.463) provienen del sector servicios.

“Estos datos indican que el impacto diferencial de la crisis de la COVID-19 en la Comunitat es producto directo de un modelo económico débil, basado en servicios de bajo valor añadido y donde la excesiva especialización turística tiene como consecuencia un modelo de ocupación precaria, temporal y volátil”, ha subrayado Nomdedeu. Por ello, ha pedido que los programas de recuperación y los recursos públicos se dirijan a enfrentarse a las debilidades y avanzar “hacia un modelo productivo más diversificado y resiliente frente a los altibajos del ciclo económico”.

A este respecto, ha anunciado que la Generalitat pondrá en marcha nuevos programas de ocupación para incentivar el trabajo en los sectores que “pueden ayudar a salir de la crisis y a estabilizar una economía más resiliente”.

La caída en la Comunitat será cercana al 12 %

Vicent Soler, conseller de Hacienda, ha lamentado que “el impacto de la crisis sanitaria en la economía valenciana, claramente marcada por el turismo y por la apertura al exterior, va a ser cercana a una caída del 12%”“El estancamiento de los mercados internacionales, junto a la caída de la demanda turística, afecta claramente a una economía como la valenciana muy abierta al exterior. Este contratiempo no debe hacer olvidar que la economía valenciana ha sido uno de los motores de la recuperación de la economía española”, ha indicado.

“Ahora es necesario trabajar todos juntos en la recuperación, tal y como estamos haciendo a través del Acuerdo para la Recuperación de la Comunidad Valenciana ‘Alcem-nos’, firmado con la patronal y los sindicatos; el acuerdo político de la Comisión Especial de Les Corts y el acuerdo institucional en el que los ayuntamientos, las mancomunidades y las diputaciones juegan un papel fundamental”, ha señalado.

“El mayor impacto económico que va a sufrir la economía valenciana hace que una buena parte de los fondos europeos para la reconstrucción (Netx Generation) deban dirigirse a aquellas regiones más afectadas, porque la Comunitat Valenciana debe seguir siendo un pilar fundamental para la recuperación española, y para ello requiere de fondos, unos fondos que por ahora tampoco llegan del actual sistema de financiación”, ha manifestado Soler.


UGT reclama la ampliación del periodo de aplicación de los ERTE, las medidas orientadas a sostener las rentas

Por otra parte, UGT ha considerado que esta EPA “comienza a reflejar la magnitud de la pandemia”, aunque ha puntualizado que “la dimensión real del paro queda oculta tras la población inactiva”. Asimismo, ha lamentado la mayor vulnerabilidad en el empleo de las mujeres y las personas jóvenes, que son “los que parten de peores cifras y que acusan de forma más intensa la destrucción de empleo y el incremento de la tasa de paro”.

El sindicato ha destacado el “éxito” de las medidas adoptadas por parte del Gobierno para evitar la destrucción de empleo, como los ERTE, que son “un muro de contención para la hecatombe económica que hubiera supuesto”. Además, ha reclamado “afianzar todas las medidas llevadas a cabo para que ningún colectivo se quede atrás, con una protección muy particular de la parte de ciudadanía más vulnerable”.

A este respecto, ha pedido la ampliación del periodo de aplicación de los ERTE, las medidas orientadas a sostener las rentas y dirigir todos los esfuerzos a relanzar y sostener los sectores que se ven más afectados por la paralización de la actividad, como el comercio, la hostelería y parte del sector industrial.

Suscríbete a nuestra newsletter