Crisis coronavirus

Hostelería ya reclama ayudas por rebrotes y prevé perder un millón de empleos

Reclaman más comunicación a las administraciones, ya que "una mayor planificación podría evitar tomar medidas como los cierres de actividad"

Archivado en: 

La patronal Hostelería de España ha reclamado “medidas de carácter compensatorio” -por la caída de la actividad derivada de los rebrotes en varios puntos del país- y estima en el entorno del millón el número de empleos “entre directos e indirectos” que perderá el sector en 2020 por esta crisis. En un mensaje enviado este martes a la comisión tripartita de seguimiento del acuerdo en defensa del empleo frente a la pandemia, formada por el Gobierno y los agentes sociales, la patronal ha destacado que en algunas comunidades autónomas ya se está cerrando o restringiendo parcialmente la actividad del sector como consecuencia del repunte de casos de contagiados.

La entidad ha criticado que tanto en el caso de los ocho municipios de Lleida como en Totana (Murcia), donde se ha obligado a cerrar los bares y restaurantes, no se han incluido en los decretos correspondientes ningún tipo de ayudas a las empresas, pese a que la situación ha llevado a sus dueños a incluir a sus trabajadores en un expediente de regulación temporal de empleo. En su opinión, es necesario “ampliar” las coberturas, tal y como se hizo durante el estado de alarma, para proteger el empleo entre los trabajadores por cuenta ajena y los autónomos.

“La limitación de recursos no puede ser excusa para apoyar a las empresas y defender el empleo, puesto que las comunidades autónomas disponen de fondos de aplicación al refuerzo del sistema y a medidas sanitarias”, han defendido los responsables de Hostelería de España en un comunicado. En él, han instado a las autoridades a “destinar parte de esos fondos” a ayudas que permitan “preservar” los puestos de trabajo en cuanto se adopten medidas que restrinjan la actividad.

Los hosteleros han insistido en que el sector se ha visto afectado al “máximo” por esta crisis, ya que a las medidas de seguridad adoptadas (con limitaciones de aforo incluidas) se ha sumado el miedo del consumidor. Las estimaciones de la entidad apuntan a que la COVID-19 implicará la destrucción de entre 900.000 y 1,1 millones de puestos de trabajo entre directos e indirectos dentro de la hostelería, debido en parte al cierre de unos 65.000 locales de los cerca de 300.000 bares y restaurantes que tiene España. Además, han pedido a las administraciones más comunicación, ya que desde su punto de vista “una mayor planificación podría evitar tomar medidas como los cierres de actividad”.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter