El ocio nocturno pide un registro para trazar contagios y modificar el derecho admisión

La Coordinadora Hostelería de los Barrios de Valencia destaca el comportamiento "ejemplar" de las discotecas en las que se han detectado casos de trabajadores contagiados que han preferido cerrar a pesar de que no estaban obligadas

Cree el sector del ocio nocturno que “lo fácil es poner el foco sobre las actividades regladas, antes que mirar a las fiestas clandestinas, las concentraciones en pisos de alquiler o la proliferación del botellón…” a la hora de abordar el conflicto de los rebrotes.

Por ello reclama un análisis “riguroso” del problema que “no estigmatice ni señale de forma injusta a la actividad económica de las pymes del ocio”.

“Si sacrificar el ocio nocturno fuera a resolver el problema habría que asumir ese sacrificio, pero prohibir el ocio nocturno no es solución al problema, hay que luchar para evitar el contagio en las actividades sociales en general y principalmente en las actividades clandestinas”, destaca el portavoz de la Coordinadora Hostelería de los Barrios de Valencia, con homólogas en Castellón y Alicante.

En este sentido, insiste en el “compromiso” del ocio reglado e inspeccionado que ha puesto sobre la mesa la necesidad de que exista un registro sanitario digital en cada local.

¿En qué consiste ese registro?

“Este registro permite identificar horarios de entrada y salida de clientes y trabajadores, el tiempo de permanencia de los mismos, el cumplimiento de los aforos, teniendo identificado a todo aquel que acude a un local, de tal manera que si se produjera un brote se podría localizar a todas las personas presentes en esa franja horaria fácilmente.

A su juicio, sería “de sencilla implementación en el ocio reglado”, aprovechando que el mecanismo de entrada en los locales son las listas de puerta mediante reserva previa.

“Llevamos insistiendo al Ministerio y al Consell que esa posibilidad en los locales de ocio sería muy factible, pero finalmente no quedó incluida en la guía referente al Ocio nocturno con Medidas para la reducción contagio por el coronavirus que elaboramos junto al Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y otras entidades”.

La obligatoriedad la debería establecer, según la Coordinadora, la Conselleria de Sanidad, y ven aconsejable además extenderla mediante códigos QR a otras actividades y sectores, como centros comerciales, etc.

Planes de prevención

Por otra parte, la Coordinadora reclama también como obligatorio la elaboración por parte de las empresas de un plan de prevención de riesgos laborales con un informe específico relativo a la COVID-19, que de momento no es obligatorio, según el portavoz.

Desde la conselleria de Sanidad confirman a Economía 3 que las guías del ICTE contienen especificaciones de servicio, limpieza y desinfección, mantenimiento y gestión del riesgo para los diferentes subsectores del sector turístico y que, por otra parte, existe un modelo de plan de contingencia y continuidad de la actividad en una situación pandémica por COVID, elaborado por INVASSAT  que afecta a también a los trabajadores de bares de ocio.

Si bien cree el portavoz del ocio que “se deberían haber generalizado las medidas de manera obligatoria y no ser tan laxos, porque ahora vienen las preocupaciones”, insiste.

Al mismo tiempo, demanda campañas de concienciación social y mayor seguridad jurídica.

Derecho de admisión

Así, el sector pide modificar el derecho de admisión de los locales, especificando la obligatoriedad de respetar las medidas de prevención (el uso de la mascarilla o la distancia interpersonal): “medida que, de momento ha adoptado solo Madrid, y que nos reforzaría ante los clientes pues, de lo contrario podrían incluso pedirnos las hojas de reclamación y en última instancia los hosteleros nos veríamos obligados a llamar a la policía como presión para obligarles”.

Según indica el portavoz este cambio del derecho admisión que regula las normas para estar dentro de un local requeriría de una Orden de la Conselleria de Justicia.

Preguntada a la misma, especifica el departamento que dirige Gabriela Bravo que “esas obligaciones ya se recogen en la normativa general, en el decreto que aprobó el viernes pasado el Consell y que no sería necesario modificar el derecho de admisión”. En cualquier caso, añaden que no tienen constancia de que nadie haya solicitado oficialmente la modificación.

Comportamiento ejemplar de las discotecas

Con todas estas medidas puestas sobre la mesa , y sabiendo que, según el portavoz de la Coordinadora, “el 45% de los rebrotes se están produciendo en el entorno familiar”, no están dispuestos a que “por las malas prácticas de unos pocos, se ensucie de la imagen de un sector que cumple”.

Así, ha señalado el comportamiento ejemplar de las discotecas en las que se han detectado casos de trabajadores contagiados –MyaL’Umbracle y Akuarela–: “aislamiento de los positivos, PCR a toda la plantilla –lo que supone una inversión económica importante– e inmediatamente ponerse a disposición de la Administración Sanitaria para activar la trazabilidad”.

Recuerda el portavoz que una vez aislados los positivos y el resto de las pruebas negativas, Sanidad recalcó a las pymes que no tenían por qué cerrar los locales pero las empresas sacrificaron las sesiones del fin de semana garantizando ante la opinión pública su compromiso con la seguridad.

discoteca

Suscríbete a nuestra newsletter