Crisis coronavirus

Hostelería Valencia exige una normativa clara y consensuada para el ocio nocturno

Denuncian que la "crítica constante" al ocio nocturno ante los nuevos contagios, "sin tener en cuenta las grandes concentraciones en ámbitos privados"

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (Hostelería Valencia) ha exigido este miércoles a la Administración la elaboración y publicación de una normativa clara y consensuada para “solventar la falta de seguridad jurídica con la que el sector del ocio nocturno se está enfrentando a la crisis sanitaria generada por la COVID-19”.

Además, ante la “criminalización flagrante” a la que se está viendo expuesto “el sector reglado del ocio nocturno”, la Asociación de Discotecas de Valencia, presidida por Óscar Iglesias, ha reclamado una reglamentación adoptada de común acuerdo que permita a las salas de ocio nocturno “trabajar con las máximas garantías de seguridad”, según un comunicado de la Federación.

Los empresarios del sector que reúne a las salas de baile y discotecas de Valencia denuncian la “falta de seguridad jurídica a la que se enfrentan a causa de una normativa improvisada y a menudo confusa por parte de la Conselleria de Sanidad”. La Asociación de Discotecas y la Federación de Hostelería reivindican la elaboración y publicación de una “normativa clara, concisa y consensuada que, por otro lado, también debería ser aplicable a la normativa de espectáculos públicos, entre cuyo contenido se encuentran epígrafes que generan incertidumbre e inseguridad entre los profesionales del ámbito”.

Después del Estado de Alarma y dos meses después del relajamiento de las restricciones, “ni siquiera la mitad de los locales han abierto” y, los que sí han vuelto a la actividad, cumplen con la obligación de ocupar tan solo un tercio de su aforo total y se ciñen a “todas las condiciones exigidas por la normativa”, tal como asegura Óscar Iglesias. Además de limitar el número de personas que pueden entrar en las salas de ocio nocturno, todas ellas disponen de geles hidroalcohólicos, mesas separadas, acceso limitado a los aseos y obligan, dentro de sus instalaciones, al uso continuado de la mascarilla tanto para trabajadores como para clientes, entre muchas otras medidas de prevención.

Según el comunicado, en estos momentos las empresas que han decidido abrir lo hacen a pérdidas, teniendo en cuenta que cualquier local con un tercio del aforo y teniendo que mantener personal, control del servicio de mesas o las inversiones que se han tenido que hacer, “hace inviable económicamente el mantenimiento de la empresa”. La Administración debe tener en cuenta la situación tan complicada que atraviesan las empresas que necesitarán ayudas específicas para que el sector pueda sobrevivir al impacto de esta crisis, según la Federación de Hostelería y la Asociación de Discotecas.

Estas entidades denuncian que en los últimos días “se ha venido produciendo una crítica constante del ocio nocturno ante los nuevos contagios por COVID-19 sin tener en cuenta las grandes concentraciones de gente que se están produciendo sin control en ámbitos privados, como las fiestas en casas particulares o reuniones con un número elevado de personas en la propia calle”.

Ante esta situación, el sector del ocio nocturno reitera su “entera disposición a la Conselleria de Sanidad con el objetivo de concretar una reglamentación precisa y definida, con la colaboración de profesionales que aporten su conocimiento sobre el sector, que nos permita seguir trabajando de forma segura y responsable”.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter