Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Huelga de los residentes de medicina en la Comunitat Valenciana

CESM: “No se puede sustentar la asistencia sanitaria sobre el personal en formación”

Denuncian los residentes valencianos la falta de voluntad de la Generalitat por"sentarse con nosotros a negociar una mejora de nuestras condiciones laborales"

CESM: “No se puede sustentar la asistencia sanitaria sobre el personal en formación”

Los médicos internos residentes (MIR) de Madrid, en huelga desde el 13 de julio contra la "explotación" y por un convenio "digno", durante la marcha celebrada este lunes desde la calle Sagasta hasta la Puerta del Sol. EFE/ Mariscal.

A partir de hoy y de manera indefinida, los residentes de medicina de la Comunitat Valenciana se encuentran en huelga para denunciar la explotación que sufren y demandar mejores condiciones laborales. Se unen así a las protestas que desde el 13 de julio tienen lugar en la Comunidad de Madrid. “No se puede sustentar la asistencia sanitaria de una población sobre el personal en formación”, asevera José María Iranzo, secretario provincial en Valencia del Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM CV).

Expone el doctor Iranzo que la Generalitat “no ha querido reunirse” con los Médicos Interinos Residentes (MIR) y que “está tratando de cargarse la huelga”. “Si no imponen unos servicios mínimos fraudulentos, se va a notar el trabajo de los residentes y como merma la asistencia sanitaria de la población”, señala el secretario provincial de CESM y apunta que “el uso de los residentes en los distintos servicios es desproporcionado”.

En esta línea, el representante de la Asociación MIR España (AME) en la Comunitat, Enrique Cuñat, expone que “un hospital, por ley, de debería de poder funcionar sin residentes. Somos personal no estatutario, entonces, una sanidad en la que no hubiera residentes debería funcionar completamente”. Sin embargo, “eso no es así” y los residentes, como explica Cuñar, estarían realizando “labores esenciales” dentro de los hospitales.

“Estamos asumiendo responsabilidades que no nos tocan por lo que se va a notar mucho la huelga, especialmente en algunos servicios que son muy dependientes de los residentes para sacar la carga asistencial”, indica el representante de AME quien apunta a las Urgencias como uno de los departamentos que más va a sufrir ante la falta de médicos interinos residentes. “La mitad de la plantilla de urgencias es muchas veces de residentes que cubren los servicios a través de guardias”, expone Cuñat. “No nos gusta tener que llegar a la huelga, pero no hemos tenido otra opción. Les trasladamos nuestra intención de reunirnos y no hemos recibido respuesta”, lamenta.

Silencio de la Conselleria de Sanitat

“Los políticos que nos llamaban ‘héroes’ se niegan a sentarse con nosotros a negociar una mejora de nuestras condiciones laborales”, expresa en un comunicado la Asociaión MIR de España quienes añaden que “queremos denunciar públicamente la falta de respuesta de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública i del Govern de la Generalitat Valenciana a las necesidades de un colectivo que ha sido explotado y maltratado”.

“La administración no nos recibe. No se ha dado por enterada de las peticiones de los residentes”, señala Iranzo. Del mismo modo, Cuñat apunta que “no es que no les parezca bien lo que pedimos, es que creo que ni saben qué es lo que pedimos. No entienden nuestra situación” y añade que no les han trasladado ni siquiera si son necesarios servicios mínimos, aunque entiende Cuñat que al no ser personal estatuario no se requieran.

De este modo, los más de 2.600 profesionales de la medicina en formación especializada mantendrán una huelga indefinida convocada el día 11 de julio y que comienza hoy para reclamar mejores condiciones laborales. “Nos hubiera gustado evitarla. No queríamos hacer huelga”, recalca el representante de AME en la Comunitat.

Condiciones laborales “pésimas y denigrantes”

En concreto, explican que, como residentes, tienen unas condiciones laborales “pésimas y denigrantes” que “faltan a la dignidad laboral”. Entre las más destacadas, apuntan al número de horas que trabajan, entre unas 200 y 230 horas mensuales (todas las profesiones hacen 160 horas), algo que “es ilegal”. Además, denuncian que no se respetan los descansos ininterrumpidos de 36 horas de fin de semana. Esto quiere decir, que teniendo guardia un sábado, trabajan viernes, sábado 24 horas y terminan el domingo a las 8-9 h. “El lunes por la mañana nos reincorporamos, lo que supone trabajar dos semanas seguidas sin apenas descanso”, exponen.

“Otro de los abusos que sufrimos es la no cotización de las horas de guardia (que suponen la mitad de las horas mensuales), con un sueldo base injusto (Residente de primer año 1045€ y 10.85€ la hora de guardia, en la Comunitat Valenciana, tras más de 7 años de formación). Nuestra categoría profesional es la A1, somos de las profesiones mejor formadas de este país y de las peor pagadas, no tenemos un sueldo digno, un derecho fundamental”, denuncian y añaden que tampoco se les facilita las bajas por maternidad/paternidad hasta que llegan a adjuntos.

Por otro lado, en el plano formativo, es donde dicen estar más afectados por la precariedad laboral. “Nosotros no somos personal estructural por algo muy sencillo: estamos en formación, especializándonos, y por ello el precio de la hora de un residente es mucho menor al de un médico especialista. La falta de personal médico se cronifica y nosotros cubrimos esos huecos de plantilla, lo que supone una mayor sobrecarga de los médicos especialistas que deben de formarnos (sin recibir retribución por ese trabajo)”, explican desde AME.

Por ello, entre las reivindicaciones que piden está la de establecer una ratio máxima de 4 residentes por adjunto con un máximo de un residente de primer año, así como la obligatoriedad de la presencia de mínimo un tutor de residentes por guardia de Urgencias. También solicitan ampliar los días dedicados a formación a 20 días anuales, con la única autorización necesaria del tutor responsable. En materia salarial, piden la equiparación salarial con las demás CCAA, lo que implica un incremento del Complemento de Residencia, que permita la equiparación con otras autonomías. A su vez, reclaman la equiparación de la jornada de trabajo y descansos con la de un Médico Adjunto.

“Se pretende ampliar el abanico de derechos de los residentes y que no se les explote con la cantidad de horas que están haciendo muchas veces”, concluye el secretario provincial del CESM, José María Iranzo.

Las mentiras de Barceló

Apuntan desde AME que “nuestra indignación por la ausencia de diálogo y negociación ha llegado al límite tras las palabras de la Consellera, Ana Barceló, el 18 de Julio, para dar respuesta a una pregunta sobre nuestra convocatoria de huelga. Ha faltado al respeto una vez más a todo el colectivo médico dando una serie de afirmaciones falsas en su totalidad. Algo que debería avergonzarla, a ella, y al partido al cual representa”.

La consellera de Sanitat solo se ha pronunciado sobre la huelga de los residentes ante preguntas de los periodistas. En concreto, realizó afirmaciones como que “el 95% de las reivindicaciones están incorporadas en la Comunitat Valenciana desde hace mucho tiempo”, algo que desmienten desde la Asociación de MIR y señalan que “ninguna de nuestras reivindicaciones se encuentra legalizada. El 100% de lo que solicitamos no se encuentra regulado”.

A su vez, Barceló apuntó que el descanso de 12h que se establece por una salida de guardia, en la Comunitat se aplican 24h. Desde AME indican, en cambio, que “esta no es una de nuestras reivindicaciones, sino una denuncia al incumplimiento de la ley vigente en algunos servicios y hospitales, para hacer conocedora a la Conselleria de esta situación”.

En definitiva, recalcan desde la asociación que “no han estudiado nuestras reivindicaciones, no conocen sus competencias, no nos reciben y no se pronuncian. Pretenden tratarnos de ignorantes y desconocedores de las situaciones que sufrimos a diario y de su marco legal. Es una nueva falta de respeto por parte de la Consellera. Ahora, además de insultados, nos sentimos hartos, y mucho más después de contener durante meses una pandemia”.

La huelga comienza hoy y tiene carácter indefinido. A las 8 horas, los residentes realizarán concentraciones delante de todos los hospitales de la Comunitat y a las 11 horas en Valencia está convocada una manifestación que comenzará en la facultad de Medicina y que acabará en frente de la Conselleria de Sanitat.