De Guindos (BCE) espera fusiones en la banca en las “próximas semanas, meses”

Opina que habrá “movimientos de consolidación” en el sector bancario europeo tanto a nivel doméstico como de “forma trasnacional“

Archivado en: 

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, espera que en las “próximas semanas, en los próximos meses” se produzcan “movimientos de consolidación” en el sector bancario europeo tanto a nivel doméstico, por entidades medianas y pequeñas, como de “forma trasnacional“.

Durante su intervención en las jornadas que organiza el Partido Popular en los Cursos de Verano de El Escorial de la Universidad Complutense de Madrid, De Guindos ha subrayado que ese proceso de consolidación es “ineludible”, junto a la reducción de costes, para resolver el problema de rentabilidad que tiene la banca europea que, no obstante, ha afrontado esta crisis de la COVID-19 mejor preparada que hace una década.

El problema de rentabilidad que ya existía antes de esta pandemia, ha expuesto De Guindos, tiene que ver, entre otros aspectos, con el “exceso” en el número de entidades, de capacidad y con esa falta de consolidación, tanto doméstica como internacional.

“Todo lo que era imprescindible antes de la pandemia, ahora, más”, ha subrayado De Guindos que cree que ese proceso “permitirá reducir las vulnerabilidades que afectan a la banca europea”.

De Guindos también ha insistido en la importancia de que se logre un acuerdo en el Consejo Europeo para que mande la señal de que existe una “respuesta europea” conjunta y a la altura del desafío.

“Espero que lo que se acuerde sea lo más parecido a la propuesta inicial de la Comisión“, ha afirmado De Guindos que ha defendido la importancia de contar con una política fiscal común.

También ha destacado que la condicionalidad no tiene “porqué ser mala” y que todos los países quieren que el dinero se gaste de la mejor forma posible.

“Eso forma parte de la tradición comunitaria“, ha concluido.

Las recetas del Partido Popular

En el marco de estas jornadas, el líder del PP, Pablo Casado ha recordado las reformas que propone el Partido Popular -y que son el eje de su programa “Activemos España- en el ámbito: fiscal, laboral, administración, formación y competitividad.

“En el plano fiscal, la receta debe ser la bajada de impuestos, en lugar de amenazar con subidas que disuaden las contrataciones y espantan las inversiones extranjeras”, ha asegurado. Según Casado, hay margen para bajar impuestos y es lo que están haciendo los países más afectados por la pandemia, como Italia Francia, Alemania o Estados Unidos.

En cuanto al marco laboral, la apuesta debe ser por dar flexibilidad, rebajar las cotizaciones sociales para ayudar a las empresas y abaratar las contrataciones, establecer una tarifa plana de autónomos y lanzar una nueva ley para emprendedores.

También cree que las administraciones deben adelgazar para evitar gastos superfluos y deben, en la medida de lo posible ponerse a disposición de las empresas para ayudarlas a crecer y, sobre todo, aliviar las cargas burocráticas.

En formación, el PP apuesta por fomentar la participación de las empresas en el desempeño de las salidas profesionales de acuerdo con la formación, tanto desde la formación profesional como desde las universidades. Por último, las medidas dirigidas a mejorar la competitividad ineludiblemente pasan por un plan de reindustrialización; abaratar los costes fijos de energía, y ayudas específicas para el turismo y hostelería.

“La soluciones pasan -ha concluido Casado- por  ser competitivos, ser flexibles, utilizando las recetas que siempre han funcionado y, sobre todo, planteando y trazando, un plan alternativo”.

Suscríbete a nuestra newsletter