Tráfico de contenedores y mercancías

Los tráficos de Valenciaport experimentan una bajada más moderada en junio

Creen que, de mantenerse la evolución, en breve podrán afirmar que el flujo comercial se ha situado ya en la fase de la curva de la recuperación económica

La crisis generada por la emergencia sanitaria de la COVID-19 sigue marcando la evolución del tráfico de contenedores y mercancías de Valenciaport que en el mes de junio continua en cifras negativas, aunque los descensos son menores que los del pasado mayo, un síntoma de ligera recuperación que empieza a reflejar un cambio de tendencia. Una tendencia que también se observa en los tráficos de los primeros 15 días de julio; por lo que de mantenerse la evolución permitirán afirmar en breve que el flujo comercial se habrá situado ya en la fase de la curva de la recuperación económica.

Así, el tráfico de contenedores en junio alcanzó en Valenciaport los 392.380, un 10,54 % menos que el mismo mes de 2019, pero un descenso más moderado que en mayo cuando la caída fue del 19,68 %. Respecto al tráfico total de mercancías, la disminución en junio fue del 7,63 % frente al 18,77 % de mayo.

En el acumulado del año, los datos de los puertos valencianos reflejan la paralización durante los meses afectados por la COVID-19 de la producción industrial y comercial que recogen todos los indicadores económicos. Así, entre enero y junio de este año, Valenciaport ha movilizado más de 37,3 millones de toneladas de mercancías, un 7,87 % menos que en 2019. Los sectores más dinámicos han sido el energético (+35,83%) y minerales no metálicos (+31,03%), mientras que el agroalimentario se ha mantenido en cifras similares al ejercicio anterior.

En este último sector, ha destacado el aumento de las exportaciones de conservas un 14,84%  u otros productos alimenticios que crecen un 20,59 %. El resto de los sectores presentan resultados negativos como vehículos y transporte con un descenso del 17,72 % o los materiales de construcción (-12,73 %).

Respecto al tráfico de TEUs (contenedores de 6,1 metros, o de 20 pies), en el primer semestre se han movilizado 2.511.234 unidades, que representa un descenso del 9,06 %. De estos, los llenos representan una bajada del 6,92 %, de los que los contenedores de exportación bajaron un 10,61 %, los de importación (-11,92 %) y los de tránsito (-3,92 %). Por lo que respecta a los vacíos, en el acumulado del año disminuyeron un 15,77 %.

Por lo que respecta a junio, las cifras son mejores que en mayo, que fue el peor mes desde que se inició la crisis de la COVID-19. Así, Valenciaport ha movilizado en junio 392.380 TEU un 10,54 % menos que en 2019. Los contenedores llenos descendieron en junio un 8,34 % (en mayo la caída fue de 20,76 %). Los contenedores de exportación se redujeron un 13,37 % (en mayo -26,27 %) y los de importación bajaron un 22,17 % (-29,28 % en mayo).

Los contenedores de tránsito en junio descendieron un 1,52 %. Por lo que respecta a los vacíos, el descenso ha sido del 17,58 %. Desde la Autoridad Portuaria de Valencia comienza a vislumbrarse una ligera recuperación de la tendencia negativa generada por la COVID-19, tal y como se puede comprobar también en los primeros días de julio donde la curva de los TEU export/import comienza a recuperarse tras los mínimos de los meses anteriores, especialmente mayo que ha sido el mes donde más ha afectado la recesión de la crisis del Coronavirus.

El tráfico total de mercancías que ha gestionado Valenciaport en junio fue de 6.119.096 toneladas, un 7,63 % menos que el año pasado pero con un descenso menos pronunciado que en mayo cuando la bajada fue del 18,77 %.

Por países, EE.UU sigue siendo el principal socio comercial de Valenciaport en tráfico de contenedores, con 254.374 TEU gestionados en el primer semestre del año, un 3,31 % menos que en 2019. Le sigue China con 237.492 contenedores y una bajada del 10,67 %. Destaca el dinamismo de Argelia con un crecimiento del 14,74 %, Canadá con un 24,02 % o Italia con un aumento del 9,05 %. Por áreas geográficas, el mayor tráfico de TEU llenos se ha movilizado en el Mediterráneo y Mar Negro con un descenso respecto al periodo enero-junio del año pasado del 6,38 % y el Lejano Oriente donde ha descendido un 11,44 %.

Asimismo, la crisis de la COVID-19 sigue afectando al tráfico de pasajeros, que se ha resentido entre los meses de abril y junio por la paralización de la actividad turística y la incertidumbre mundial. El total de pasajeros en líneas regulares en el primer semestre del año ha sido de 164.244, un 39,08 % menos que el año pasado, mientras que como en los meses anteriores, no ha habido llegada de cruceros. Por lo que respecta al tráfico ro-ro, en junio se han gestionado más de 46.500 unidades que representan un descenso del 39% frente al 66% de mayo. En el acumulado del año, la bajada ha sido del 37%.

Suscríbete a nuestra newsletter