Perfil del emprendedor elaborado por Caixabank e IESE

Las startups de la Comunitat captan más financiación de media por empresa

El volumen total de capital levantado es menor que las de Barcelona y Madrid, pero el promedio por empresa es el más alto, con 489.216 euros

Archivado en: 

Las empresas emergentes o ‘startups’ de la Comunitat Valenciana han captado entre 2018 y 2019 un total de 9,78 millones de euros de financiación, menos que las de Barcelona y Madrid, pero la media por empresa es la más alta de las analizadas, con 489.216 euros de promedio por empresa.

Las startups radicadas en España han conseguido captar una financiación de más de 700 millones de euros entre 2018 y 2019, de los cuales más de 500 son en capital, según se desprende del informe sobre el perfil del emprendedor elaborado por Caixabank e IESE. Este estudio, presentado de manera telemática este martes, se basa en los datos de las 993 empresas que han participado en la XIII edición de los premios EmprendedorXXI, y se actualizará anualmente con los datos de las siguientes convocatorias.

En concreto, las startups de Cataluña, Madrid y la Comunitat Valenciana son las que han conseguido captar un mayor volumen de financiación en las últimas rondas. Aunque el volumen total de capital levantado por las startups de la autonomía valenciana es menor que el de Barcelona y Madrid -9,78 millones-, la media por empresa es la más alta de todas las analizadas, con 489.216 euros de promedio por emergente.

En el caso catalán, un total de 71 ‘startups’ analizadas han captado un total de 25,3 millones de euros en la última ronda, lo que representa una media de 357.186 euros por empresa, mientras que en el caso de las emergentes radicadas en Madrid, éstas han captado un total de 17,2 millones de euros en el mismo periodo analizado.

De los 700 millones de financiación obtenidos entre 2018 y 2019, 500 corresponden a capital, algo que, según ha explicado la profesora de emprendimiento de IESE Business School, Maria Julia Prats, ha sido “propio del momento”, ya que en ese periodo las empresas han estado rodeadas de liquidez y ha sido más sencillo para las startups conseguir el tipo de capital que necesitaban.

No obstante, el informe sitúa en más de 700 millones las necesidades de financiación de las ‘startups’ de cara a los próximos cinco años, si bien el estudio no contempla las necesidades derivadas del impacto de la actual pandemia de coronavirus. Al respecto, Prats ha señalado que las empresas con una mejor situación financiera tienen más posibilidades de salir mejor de la actual crisis.

“A las compañías que esta crisis les pilla con dinero en el banco les ha ido mejor que las que no tenían dinero en el banco. En estos momentos es el momento de tener liquidez”, ha afirmado en la presentación del informe. Asimismo, el informe también indica que tres de cada cinco ‘startups’ de España y Portugal crecen a tres dígitos y han creado cerca de 7.000 puestos de trabajo -una media de 7 empleados por empresa, a 31 de diciembre de 2019-, con un crecimiento medio entre 2018 y 2019 del 196 %, si bien en Madrid y Barcelona esta ratio de crecimiento se dobla en comparación con el resto de la península.

Sin embargo, el 44 % de las startups analizadas todavía no son rentables, si bien la rentabilidad media de las empresas que reportan resultados en 2018 fue del 9,5%. De cara al futuro, según apunta el informe, la mayoría de empresas analizadas -el 81 %- considera conseguir alianzas como principal palanca de crecimiento, seguido de la internacionalización -75 % de empresas-.

Asimismo, el informe señala que el 49 % de las empresas tienen ventas internacionales, un porcentaje superior al registrado en 2018, cuando sólo el 37 % de las ‘startups’ analizadas vendían al exterior. En lo que respecta a los equipos fundadores de las empresas, el 86 % tiene estudios universitarios: un 34 % tiene estudios de grado, un 44 % de máster y el 8 % restante, de doctorado, algo que, según Prats, “confronta directamente” con el hecho de alabar “no haber estudiado nada y hacerse rico”.

“Esto es un prototipo que no queremos para nuestra sociedad. Queremos una sociedad en la que la gente tenga la formación necesaria para hacer bien las cosas y no para hacerse rico rápido”, ha sostenido.

Suscríbete a nuestra newsletter