Control numérico táctil

La industria de Ibi se adelanta en el plástico con tecnología japonesa de gran formato

La empresa IRR-LOP incorpora la primera máquina de España de corte por electroerosión de largo recorrido para moldes de matricería de hasta 3.000 kilos

La nueva máquina Sodick ALC800G adquirida por la empresa ibense IRR-LOP. /IBIAE

La industria del plástico de Ibi se adelanta al sector con la incorporación de la primera máquina en España para corte por electroerosión para grandes formatos, tecnología japonesa de la marca Sodick, recién adquirida por la empresa IRR-LOP para asumir la producción de piezas de hasta 3.000 kilos y -lo más importante- con un recorrido máximo de 800 mm., cuando en la actualidad solo se llega a 600 en el mercado.

Justamente esa capacidad representa la principal ventaja competitiva de esta maquinaría, además del uso de “motores lineales“, tal como resalta Rafael Sanjuán, director técnico de la compañía ibense, situada en el Polígono Industrial Alfaç.

Sodick ha conseguido niveles excepcionales de precisión y eficiencia, de ahí que IRR-LOP se haya decantado por su tecnología para incorporarla a su parque de maquinaria“, destacan desde la asociación empresarial IBIAE. Acerca de esta máquina en concreto, abre una nueva generación en el ramo, “basada en las últimas innovaciones digitales en tecnologías de generadores y el uso de materiales de electrodos avanzados, la nueva gama constata avances considerables en velocidad de corte, precisión y acabado superficial“.

La posibilidad de producción de grandes formatos abre mercado dado que en los últimos años el plástico se ha popularizado en artículos que hace tiempo parecían impensables con este material, como el mobiliario para jardín (sillas, mesas, tumbonas…) o las estanterías y, por supuesto, los juguetes más voluminosos, como coches todoterreno de batería a escala de los reales o, incluso, las casas con tobogán y hasta dos plantas para piscina. De hecho, estos últimos estuvieron en  el origen del desarrollo de esta tecnología y permitieron diversificar en la comarca de la Foia de Castalla

Ahora, la tecnología Sodick abunda en esta línea competitiva que consolida esta zona industrial del interior como clúster para el plástico y la metalurgia vinculada a la termoinyección, con los moldes de matricería fabricados con mayor precisión y casi en cualquier tamaño.

mecanizados-jugalvi-castalla

Un operario maneja maquinaría en Mecanizados Jugalvi de Castalla. /JUGALVI

Para capitalizar los avances del generador digital Smart Pulse y del sistema de motor lineal de Sodick, se requería un nuevo diseño mecánico. Este nuevo diseño dio como resultado una máquina herramienta compacta y totalmente cerrada que, además, utiliza la última interfaz humana con un control en color de pantalla táctil de 19 pulgadas“, describe el propio fabricante con central para Europa en el Reino Unido y distribución en varios continentes.

Impresión 3D en 360º de Mecanizados Jugalvi

Otro ejemplo del uso de tecnologías avanzadas para romper límites, también en esta comarca, es la empresa Mecanizados Jugalvi, de Castalla. Ofrecen un servicio 360º de impresión 3D con aplicaciones “para cualquier sector cliente“, según explican desde la compañía. Su principal potencial es que la impresión 3D permite “crear objetos físicos y tridimensionales con facilidad en plástico PLA“.

Recién incorporados como socios de IBIAE, entre sus servicios ofrecen también “ayudar a materializar ideas y proyectos con el servicio de prototipado animado rápido y fabricación final“. Así, fabrican moldes de inyección y piezas especiales en plástico, aluminio, zamak, cobre, acero y bronce. “Elaboramos un desarrollo integral que va desde el diseño de la pieza hasta el producto finalizado, con máquinas de plástico para la producción de los moldes“, indican.

Suscríbete a nuestra newsletter