La patronal del pequeño comercio advierte que un 20 % de establecimientos está en riesgo de cerrar

Confecomerç recrimina la falta de ayuda por parte de los ayuntamientos valencianos

Señala el presidente de la confederación de comercio que "no están llegando" las ayudas municipales y que no pueden acceder a la financiación de los bancos

El presidente de Confecomerç CV, Rafael Torres. Foto: Archivo E3.

La crisis sanitaria de la COVID-19 ha puesto contra las cuerdas al pequeño comercio valenciano. Tras meses con las persianas bajadas por el estado de alarma, hasta un 20 % de los establecimientos de la Comunitat Valenciana puede que no vuelva a subirlas. Son las estimaciones de la patronal Confecomerç CV, quienes recriminan que las ayudas de los ayuntamientos no están llegando, mientras que los bancos deniegan la financiación del IVF, SGR o de los créditos ICO.

“Los ayuntamientos no están haciendo lo que les corresponde en cuanto a ayudas y los comercios no están accediendo a la financiación por se la han denegado los bancos”, ha advertido Rafael Torres, presidente de Confecomerç en la rueda de prensa ofrecida esta mañana donde han presentado la campaña ‘Pequeño Comercio. El futuro que compras’, en la que ha participado el conseller de Economía, Rafa Climent.

Señala Torres que el pequeño comercio necesita “más soporte para que los más necesitados puedan acceder a los créditos”. Denuncia, a su vez, que los ayuntamientos “no están haciendo los esfuerzos que les corresponde” y que los procesos de concurrencia competitiva que están aplicando para acceder a las ayudas son “farragosos” y dificultan que las subvenciones lleguen a los comercios. Además, “no entiende” que el Gobierno español no facilite a los consistorios usar sus remanentes para hacer frente a la crisis derivada del coronavirus.

Asevera el presidente de Confecomerç que “o los ayuntamientos se espabilan y se adaptan a la realidad, de la que no sé si son conscientes, o será tarde para ayudar al sector”, el cuál, según las estimaciones de la confederación de comercio solo ha recibido entre un 1 y un 2 % de las ayudas municipales. “Me sienta mal cuando oigo eso de que ‘nadie se va a quedar atrás’ porque los más débiles se están quedando atrás”, ha lamentado.

En cuanto al acceso a la financiación, Torres ha defendido que los créditos del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) o el Instituto de Crédito Oficial (ICO), no permiten el acceso al pequeño comercio y solo acogen “a aquellos que son solventes, no a los más necesitados”.

Campaña Confecomerç CV

Por otro lado, Rafael Torres ha recalcado la importancia que ha tenido el comercio de proximidad durante la crisis sanitaria “solucionando las necesidades de la sociedad”. En esta línea, la organización empresarial promueve la campaña “Pequeño comercio. El futuro que compras” , que tiene por objeto “destacar lo mucho que nos jugamos tras los efectos que nos ha dejado la pandemia mundial y la capacidad de poder tomar conciencia, invitando a la reflexión sobre el futuro que queremos, cuál es la mejor forma de comprar, de preservar nuestro territorio y de mantener el equilibrio”, explica Torres.

Para la iniciativa, se han editado piezas como vinilos de suelo (16.200 unidades), cuya finalidad es marcar la distancia mínima de seguridad entre personas a la entrada del comercio. Asimismo, también se han realizado unos vinilos circulares para los escaparates, con la leyenda “Aquí hay futuroPequeño Comercio #ElFuturoQueCompras.

Además, se han producido cerca de 200.000 bolsas de papel, con la imagen corporativa de la iniciativa, que lleva como frase principal “Aquí cabe un futuro mejor”, que se ha repartido entre los comercios asociados, y que a su vez se distribuirán entre los clientes del comercio de toda la Comunidad Valenciana. Para los mercados municipales también se han diseñado lonas y delantales con el lema de la acción.

“Se trata de apelar a la conciencia de cada consumidor y tratar de hacerles ver la importancia del pequeño comercio”, ha destacado Rafael Torres quien ha concluido apuntando que si las compras se hacen en los pequeños comercios, “el futuro será más justo y equitativo, la riqueza se quedará en tu entorno y no en cuentas lejanas, las personas y la salud estarán por delante y nuestra manera de vivir será más sostenible”.

coronito

 

Suscríbete a nuestra newsletter