Actiu se adelanta a la vuelta al cole con equipamiento polivalente y reconfigurable

Lanza una Guía que ofrece recomendaciones y ejemplos prácticos de reconfiguración y adaptación de espacios para cada actividad: formación, laboratorio, talleres ...

Actiu, firma líder en diseño y fabricación de soluciones de mobiliario para espacios de trabajo y hospitality, ha creado una Guía para facilitar la “vuelta al cole” de los centros educativos tras la COVID-19, y hacerlo con máxima seguridad y creando tendencia en el diseño de los espacios de educación del futuro.

En apenas unos meses, la pandemia ha cambiado muchos paradigmas y ha acelerado procesos que ya estaban en marcha. La capacidad de adaptación al cambio, la flexibilidad y el mayor protagonismo de la tecnología tendrán un fuerte impacto en la transformación de la educación y de sus espacios.

En el ámbito educativo, la vuelta a la “nueva normalidad” requiere distancia de seguridad, limitación de aforos y protección de las personas, algo no siempre fácil en unos espacios caracterizados por su masificación, lo que requiere adaptar las aulas, reutilizar espacios comunes y reforzar la formación online no presencial.

La Guía de Actiu ayuda a crear  entornos flexibles que permiten agrupaciones múltiples, distintos usos y la aplicación de metodologías variadas atendiendo también a la seguridad post Covid, transformando el concepto ‘aula’ como un compartimento estanco en otro abierto, flexible y dinámico.

La Guía ofrece recomendaciones y ejemplos prácticos de reconfiguración y adaptación de espacios para cada actividad: formación, colaboración, laboratorio, talleres… a partir de las normas dictadas por las autoridades competentes, así como de la colaboración con distintos centros referentes en promover un nuevo modelo educativo y la experiencia en equipamiento de espacios de Actiu.

Decálogo Actiu post-Covid

1. Reducir la ratio de ocupación. Va a producir un cambio de paradigma en cuanto a la ocupación de las aulas y la manera de enseñar.

2. Asistencia en días alternos. Personalización del aprendizaje en asistencia de manera asimétrica a clase. Establecer protocolos de asistencia, ya sea por días alternos, horarios partidos de mañana y tarde u otras opciones, así como reglas para el uso del espacio.

3. Tecnología en el aula. Uso combinado de la tecnología y el mobiliario como facilitador de los procesos de formación y de la ubicuidad, facilitando la inclusión y garantizando un correcto acceso a la formación, con todas las facilidades para que puedan continuar con su desarrollo.

4. Equipamiento polivalente de fácil reconfiguración. Aprendizaje activo colaborativo integrado en un proceso de trabajo y unos espacios flexibles, confortables, con buena acústica, adecuados a cada tipo  de  formación  o  necesidad.

5. Normas de uso del espacio. Protocolos de entrada y salidas de las clases, orden al sentarse en las mesas, señalización de los espacios, o flujos de paso en pasillos y accesos al centro, entre otros.

6. Nuevas metodologías de aprendizaje, centradas en una formación más participativa y  colaborativa.

7. Alternar los tiempos y espacios de recreo. Interacción del alumnado, socialización de forma funcional y segura en el espacio y con el mobiliario y pautas para ofrecer diferentes horarios para el recreo para disfrutar del descanso.

8. Fomentar la comunicación con seguridad entre los compañeros respetando las distancias mínimas  de  2 m, el uso de mascarillas y puntos de higiene.

9. Relacionarse respetando el espacio. Evitar el contacto con las diferentes superficies del centro, mantener distancias al usar los espacios y fomentar la limpieza después de cada uso.

10. Transformar los espacios sin uso. Repensar y compartimentar con mobiliario configurable espacios muy amplios y diáfanos en zonas de uso diverso: gimnasios, salones de actos, bibliotecas,…

Dando continuidad a la filosofía Cool Working, la guía ahonda en la especialización y necesidades propias de la educación, resultado de un trabajo de campo desarrollado con la colaboración de expertos y usuarios finales de los espacios educativos. Para crear espacios que potencien estos paradigmas y contribuyan al aprendizaje, los expertos coinciden en la necesidad de que los nuevos entornos reúnan, entre sus principales características aspectos como la flexibilidad del mobiliario, tecnología y conectividad, intercambio de conocimiento, o autonomía entre sus usuarios, entre otros aspectos.

Suscríbete a nuestra newsletter