Destacan que puede emplearse en muchas especialidades

Vithas y Ribera Salud aumentan los pacientes de telemedicina tras la COVID-19

El 60 % de los especialistas de Vithas ya ofrece teleconsultas a los pacientes; y el 50 % de la población de los hospitales Vithas utiliza el portal de telemedicina

Los centros hospitalarios de Vithas y Ribera Salud han incrementado su apuesta por la telemedicina tras la crisis de la COVID-19. En concreto, el 60 % de los especialistas de Vithas ya ofrece teleconsultas a los pacientes; mientras que el 50 % de la población de los hospitales Vithas utiliza el portal de telemedicina. Además, representantes de ambos grupos destacan que este tipo de atención tiene cabida en muchas especialidades.

María José Basanta, directora de Experiencia Paciente en Vithas, subraya los beneficios de este tipo de consulta, pues para el paciente permite el ahorro de tiempo y un aumento de la percepción de mejora al tener un hospital digitalizado. Para los profesionales, permite la continuidad y el envío de información segura; además de evitar la congestión en las salas de espera de los hospitales. Además, destaca la buena acogida de personal sanitario y pacientes. “Son cientos de consultas las que realizamos por teléfono, chat o videoconsulta semanalmente. Actualmente, el 60% de los especialistas de Vithas ya ofrece teleconsultas a los pacientes”, desgrana.

“La telemedicina ha venido para quedarse. La COVID-19 ha sido la palanca que ha impulsado y acelerado un nuevo canal atención médica no presencial en Vithas, que hace unos meses se veía como proyecto de futuro para la realización de consultas. Ahora, en tan solo semanas, se ha convertido en proyecto real. Su evolución viene de la mano del auge de internet, donde se ha permitido realizar monitorizaciones a distancia, seguimiento de imágenes o vídeos a los profesionales médicos, una evolución que no es exclusiva de consultas médicas y que ya era una realidad para los profesionales sanitarios”, detalla Basanta.


Basanta (Vithas): “La COVID-19 ha sido la palanca que ha acelerado un nuevo canal atención médica no presencial; en tan solo semanas se ha convertido en proyecto real”

A este respecto, apunta que la fase de la medicina digital ha sido escalonada en Vithas, ya que comenzó a través del servicio asistencial de llamadas telefónica y continuó con la implementación de chat y videoconsulta médica que cualquier paciente puede solicitar. Además, indica que la telemedicina se emplea especialmente para revisiones y entrega de resultados, aunque precisa que tiene cabida en gran parte de las especialidades, “desde un dermatólogo observando la evolución o alteración de la piel a través de vídeo, o un cardiólogo siguiendo la evolución clínica a través de los valores registrados de un holter”.

Asimismo, Basanta puntualiza que la medicina digital es “un complemento a la consulta presencial” y sostiene que el especialista será el que determinará si es factible realizar una consulta no presencial y si cumple con la calidad asistencia que deben recibir los pacientes. En cuanto al aumento de la telemedicina, señala que, con la crisis sanitaria, el número de consultas no presenciales en España ha aumentado más de un 150 %.

neurorrehabilitacion-online

TeleNeurorhb, plataforma online de neurorrehabilitación desarrollada por el Servicio de Neurorrehabilitación de Vithas

Por su parte, desde Ribera Salud cuentan con el portal YOSalud, que tiene las funcionalidades para hacer el seguimiento del paciente y el 50 % de la población de los hospitales está usando esta aplicación. “Tenemos una planificación del proyecto muy clara y establecida para que este portal crezca y sea cada vez más inteligente y personalizado. Además, estamos cocreando nuevos servicios digitales para incorporar a este ecosistema de telemedicina, con startups dentro del proyecto Corporate de Lanzadera, precisan fuentes del centro.

En la misma línea, señalan que, durante la pandemia, han aumentado un 2.000 % las consultas de pacientes. “Ahora parecen más abiertos a este tipo de consultas y también estamos teniendo más receptividad por parte de los profesionales. Es interesante el cambio de mentalidad porque es una de las consecuencias de esta crisis de Salud Pública“, sostienen. Estos servicios, puntualizan, se emplean en consultas de seguimiento y añaden que también tiene aplicaciones en Atención Primaria y en especialidades como Pediatría, Cardiología, Fisioterapia y con los pacientes crónicos.


En Ribera Salud están cocreando nuevos servicios digitales con Lanzadera y apuntan que los pacientes están “más abiertos a este tipo de consultas”

Asimismo, destacan que este tipo de consultas permite proveer de los servicios sanitarios en remoto para mejorar la interacción médico-paciente. En concreto, permite acceder a los servicios de forma rápida y práctica, ayuda en la gestión del tiempo y aporta datos de seguimiento y salud que se pueden recoger de forma digital en el día a día del paciente. Después, estos datos podrán utilizarse de forma inteligente, a través de su tratamiento con inteligencia artificial y data Learning, que facilita el seguimiento de esos datos de los pacientes.

Las impresiones de Vithas y Ribera Salud son refrendadas por el último estudio de Cigna, ‘COVID-19 Global Impact’, según el cual un 57 % de los españoles optaría por acceder a consultas médicas online si tuviera oportunidad, por el 48 % que se registró en enero de 2020. De los que estarían dispuestos a usarla, 6 de cada 10 señalan que su principal uso sería realizar consultas médicas acerca de patologías o síntomas leves. Además, la posibilidad de obtener prescripción de recetas, contar con asesoramiento, acceder a terapia psicológica online, hacer seguimiento de patologías crónicas o mejorar el estilo de vida serían otros usos principales.

Suscríbete a nuestra newsletter