Crisis coronavirus | Turismo

Hosbec pide modificar los planes urbanísticos para reconvertir hoteles

La recalificación del solar para la construcción de vivienda puede ser una salida "a la ruina o a la mala venta a un fondo buitre", explican desde la patronal

Archivado en: 

Vista de la playa de Altea EFE/ Ariana Grau

Toni Mayor, presidente de Hosbec propuso ayer en Les Corts modificar los planes urbanísticos para la reconversión de la planta hotelera. A juicio de Nuria Montes, secretaria general de la patronal “esta puede ser una salida para hoteles en condiciones de obsolescencia, que lo tengan difícil para poder abrir, hoteles pequeños, no demasiado bien situados que, en vez de malvender su activo o no poder operar en condiciones podría darse la posibilidad de recalificar ese solar y podría destinarse a la construcción de vivienda”.

En este sentido, Nuria Montes recuerda que “en el centro de las ciudades, los solares son prácticamente inexistentes para la construcción de vivienda y lo mismo ocurre en sitios buenos y bien situados. Hay empresarios que pueden tener dificultades económicas para seguir explotando el hotel y tiene pérdidas. Con la recalificación del terreno, podría tener una opción a la ruina o a la mala venta a un fondo buitre”, incide.

Igualmente, desde Hosbec han propuesto también que “la partida económica que tiene asignada el Programa Imserso por los Presupuestos Generales para vacaciones para los mayores, un colectivo vulnerable que no va a poder viajar, destinarlo a colectivos que han estado en primera línea contra la COVID-19”, explica Nuria Montes.

Sobre esta cuestión, Nuria Montes informa que  “no saben nada del programa Imserso, que fue lo primero que se suspendió días antes de que comenzara el estado de alarma, y tampoco hemos tenido ningún contacto con  el nuevo director general  que depende del Ministerio que dirige Pablo Iglesias”.

“Sabemos que el colectivo de mayores es tremendamente vulnerable y es de riesgo y mucho nos tememos que no se pueda poner en marcha el programa en el mes de octubre, salvo que tuviéramos la vacuna encima de la mesa, y no parece que vaya a estar”, vaticina.

Con lo cual, “creemos que en octubre este programa se atrasará a la primavera de 2021 y será necesario que entre con mucha fuerza para apuntalar al sector de una manera importante”, destaca.

Nuria Montes incide en que la partida presupuestaria que se destina a este programa “no se lo gasten en otras cosas”. Con lo que, -reitera- “si los mayores no pueden viajar se pueden bonificar las vacaciones de otro tipo de colectivos”.

Propone también que “teniendo en cuenta que el programa está dotado con 63 millones de euros, de esta cifra se podría destinar un porcentaje para colectivos que hayan estado en primera línea contra la COVID-19 o que hayan prestado servicios esenciales” y puedan tener la opción de viajar por España  a unos precios ventajosos. “De esta forma, -aclara- todo el mundo gana: las personas, porque van a tener las vacaciones soñadas a unos precios que nunca hubieran imaginado; el sector y el destino turístico porque pueden ver reactivada su actividad; y el Estado porque, por cada euro que invierte en este programa recupera uno y medio, con lo cual, se trata de un negocio interesante para todos y que alguien podría estudiar”.

Igualmente, y sobre el plan del turismo que se presentó la semana pasada, Nuria Montes aclara que “medidas novedosas y adaptadas a la crisis no hay nada”. De hecho, lo califica como “un refrito de lo que ya existía”. A su juicio, la única medida “novedosa” fue el aplazamiento de las hipotecas por doce meses que “ni siquiera terminaron de hacerlo bien porque lo ideal hubiera sido 18 meses porque si lo aplazan 12, significa que hay que pagar de nuevo la hipoteca en junio del año que viene cuando tan siquiera se han tenido ingresos. 18 meses permitiría que el sector pudiera tener el riñón algo más cubierto”, clarifica.

En cuanto a la apertura de fronteras con la Unión Europea que tuvo lugar el pasado domingo,  Nuria Montes adelanta que “no se espera ninguna explosión de llegada de extranjeros durante los próximos días”. “Nuestros dos principales mercados, que son Portugal y Reino Unido, todavía no tienen sus fronteras abiertas. Portugal abre el 1 de julio, mientras que Reino Unido tiene las fronteras abiertas pero ha establecido la cuarentena obligatoria para todos los que entren en el país. Con lo cual, un turista británico podría salir del país pero cuando regrese tendría que hacer una cuarentena”, explica.

En este sentido, augura que donde va a tener “algo de impacto” la apertura de fronteras con Europa “va a ser en el turismo residencial como británicos, centroeuropeos que tienen residencia propia en la Costa Blanca  y que van a venir a pasar una larga temporada”.

En cuanto a la apertura de hoteles, “la mayor parte de ellas se producirán en el mes de julio, tanto en Benidorm como en la Costa Blanca”, vaticina Nuria Montes.

Sobre las reservas, desde Hosbec creen que se reactivarán “cuando la gente tenga un poco más de confianza y de seguridad”. De todas formas, Nuria Montes destaca “que el mercado español reserva a última hora y empezarán a elevarse los niveles de reserva, comenzando por los fines de semana…“.

En su opinión, “tenemos que recuperar la normalidad lo antes posible y el invierno también será complejo y complicado. Por eso seguimos diciendo que la normalidad en el sector, salvo gratas sorpresas de vacunas que no se esperan, no llegará hasta el año 2021″ pronostica.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter