Consejo de Ministros

La Comunitat recibirá 40,9 millones para transporte del fondo no reembolsable

El Gobierno destinará 9.000 millones del fondo no rembolsable para Sanidad, 2.000 a educación y 5.000 a caída de recaudación de impuestos y transporte

La Comunitat recibirá 40,9 millones para transporte del fondo no reembolsable

La Comunitat Valenciana recibirá 40,9 millones de euros de los 800 millones del fondo no reembolsable, que ha destinado el Gobierno a la pérdida de ingresos de los operadores de transporte público interurbano, según han indicado a EFE fuentes del Ministerio de Transporte.

Han aclarado que este fondo “no incluye ningún tipo de financiación para los servicios de transporte de competencia local, que se abordarán a través de estos instrumentos”. En ese sentido, han incidido en que se trabaja en la constitución de un fondo complementario o medidas de otro tipo como “permitir a los ayuntamientos la utilización del superávit de 2019 para atender al déficit que se produzca en los servicios de transporte urbano como consecuencia de la menor recaudación tarifaria”.

La valoración de esas pérdidas se ha realizado en función de la disminución media de ingresos con criterios “transparentes, homogéneos y objetivos”, según las fuentes, que han incidido en que Madrid y Cataluña reciben montantes superiores porque “a más viajeros, más déficit adicional y mayor compensación”. Aplicados los criterios, a la Comunitat Valenciana le corresponden 40,9 millones, frente a los 258,1 de la Comunidad de Madrid, los 240,5 de Cataluña y los 92,3 de Andalucía. Además, entre otras, Canaria recibirá 31,2 millones; Galicia, 25,2; Castilla y León, 22,7; y Asturias, 15,7.

El Gobierno ha aprobado el Real Decreto Ley para la creación del Fondo COVID-19, el fondo no reembolsable de 16.000 millones para las comunidades autónomas. Esta cantidad se distribuirá entre la parte sanitaria (9.000 millones), la educativa (2.000 millones) y para cubrir la caída de recaudación de impuestos propios y de viajeros en transporte público (5.000 millones). El reparto se hará en cuatro tramos y el primero de ellos será en julio, con 6.000 millones que se repartirán en función de la población equivalente, pacientes ingresados en UCI, pacientes hospitalizados y número total de PCR realizados, con datos a 30 abril.

El segundo tramo, de otros 3.000 millones de euros para el ámbito sanitario, se desembolsará en noviembre en base a los mismos criterios, pero con diferencias ponderaciones. En este sentido, en el primer tramo un 35 % corresponde a la población equivalente, mientras que en el segundo tramo será el 45 %. Los datos estarán actualizados a 31 de octubre.

El tercer tramo corresponde a los 2.000 millones de educación, que se abonarán en septiembre, con criterios para que el 80 % sea en función de la población entre 0 y 16 años y el 20 % según el número de habitantes de 17 a 24 años. El último tramo, de 5.000 millones, se dividirá en dos: 4.200 millones se repartirán por el peso de la recaudación en 2017, 2018 y 2019 con ajuste a la población y 800 millones por la pérdida de ingresos de los operadores de transporte público interurbano. En este último tramo no participarán País Vasco y Navarra.

Así lo ha detallado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que también han participado la ministra de Educación, Isabel Celaá, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto. Asimismo, Montero ha añadido que el superávit registrado por las autonomías podrán utilizarlo para financair un hipotético déficit en 2020.

Suscríbete a nuestra newsletter