Webinar

Las empresas alimentarias ven en la crisis un acelerador de mejoras necesarios

Cuáles son los retos de las empresas agroalimentarias ante el desafío del COVID-19. Responde Ainia, Azucarera, Prosol y Heineken

Archivado en: 

Las empresas alimentarias han tenido que responder a una demanda creciente y variable en tiempo récord como consecuencia de la crisis sanitaria, para lo que han tenido que adoptar medidas excepcionales. Sobre todo ello han tratado en la mesa virtual “Empresas alimentarias, evolución hacia la nueva realidad”, organizada por Ainia, y en la que han participado la directora general del centro, Cristina del Campo; el consejero delgado de Azucarera, Juan Luis Rivero; el gerente de la fábrica de Heineken en Valencia, Francisco Vidal y la directora de I+D de Prosol, Patricia García.

La directora general de Ainia ha resaltado la importancia de la digitalización y la automatización en esta situación, “hasta el punto de aquellas empresas que no habían apostado por ella, han sido las que peor lo han pasado. Era una tendencia clara que ahora resulta vital”

En esta línea, el consejero delgado de Azucarera, Juan Luis Rivero, ha explicado que “la profesionalidad de los trabajadores, los sistemas de digitalización y automatización establecidos y la buena relación con los clientes han sido suficientes para responder a la demanda y asegurar el abastecimiento. Sin embargo, lo más relevante de esta crisis, ha sido la transición en digitalización con clientes y proveedores, donde hemos dado un paso de gigante en estas semanas. Necesitábamos mejorar todo lo que la tecnología nos permitía”.

Por su parte, el gerente de la fábrica Heineken en Valencia, Francisco Vidal, ha destacado en primer lugar, “las medidas relacionadas con la seguridad y la salud de los trabajadores y la formación virtual a todos los empleados en diferentes temas. Además, hemos realizado reuniones con más frecuencia y más eficientes: hemos adaptado el modelo de liderazgo cambiado el sistema por uno con más agilidad, velocidad, disciplina y solidaridad”.

Según Francisco Vidal, “la demanda ha tenido variaciones por productos muy importantes, especialmente en la cerveza. Tenemos un objetivo muy exigente de servicio con nuestros clientes (que nos lo han reconocidos estos meses recientes), pero la sobreproducción también es un riesgo importante a tener en cuenta, por lo que los planes de producción han tenido que ser más agiles, los plazos de respuesta ahora son menores. En este sentido, disponemos de un alto nivel de robotización y automatización que contribuye a ello”.

Por su parte, la directora de I+D de Prosol, Patricia García, ha señalado que, “al principio era muy difícil predecir, porque algunas demandas aumentaban en un 700%, creamos un gabinete de crisis para adelantar el abastecimiento de materias primas y embalaje, fortalecimos turnos para poder responder a la demanda porque variaba cada día”.
En opinión de Patricia García, la empresa alimentaria ha salido con nota de la crisis. El éxito se ha debido a la flexibilidad y la rápida adaptación (medidas extraordinarias de seguridad de las personas, comités de crisis, aumentar stocks, embalajes, repriorizar las inversiones, teletrabajo…). También una comunicación eficiente y al momento, que los proveedores y clientes han agradecido mucho, frente a la incertidumbre que estaba a la orden del día.

Medidas para la nueva realidad

Para la directora de I+D de Prosol es importante “dar respuesta a los requerimientos del mercado, del medioambiente…, tenemos que constituir empresas flexibles que se adapten rápidamente a los que suceda. Esta crisis es una oportunidad de la que hay medidas que se van a quedar porque nos han hecho ser más eficientes, como el teletrabajo”.

Por su parte, el gerente de Heineken Valencia, ha explicado que, en su caso, ha sido muy relevante “la integración transversal de proveedores y clientes e internamente en todos los departamentos”. Además, ha añadido, “hemos crecido en valores y en trabajo en equipo, y esto vamos a mantenerlo”

Para el consejero delgado de Azucarera, esta situación de emergencia sanitaria va a servir para “acelerar procesos de agricultores y clientes. Hoy un agricultor gracias la digitalización y automatización, nos dice cuándo quiere arrancar su campaña, nos avisa y el transportista recoge su carga sin que él tenga que estar presente. La digitalización también la aplicamos a los clientes, para que cuando vienen a recoger la carga no sea necesario ningún tipo de contacto”.

Apuesta más firme por la innovación

El director Azucarera, Juan Luis Rivero, está convencido de que la era pos-COVID “va a suponer un acelerador de mejoras que ya se estaban produciendo, nos vamos a ver obligados a estar mejor conectados con consumidor y clientes. Hay que estar mirando continuamente hacia fuera para que la innovación vaya encaminada a lo que nos piden los clientes, la nueva normalidad va a ser lo de antes, pero mejor. La relación con el consumidor va a ser casi personal, la tecnología nos permite individualizar, dar respuestas a la medida de las necesidades de nuestros clientes y de los consumidores”.

Los consumidores aprecian las marcas, lo que compran en el bar lo compraban en el supermercado para tomarlo en casa, no vemos esa tendencia de reducción de marcas. El nivel de innovación ha tenido un crecimiento exponencial en el último año, habrá un parón consecuencia de estos meses, pero no tengo información de que se vayan a parar las inversiones previstas”, ha añadido Francisco Vidal.

Para la responsable de Prosol:”Las empresas que más innovaron en la anterior crisis, fueron las que más crecieron. La innovación es buscar una manera más competitiva o eficiente de hacer las cosas y la innovación pos-COVID va a ser competitiva y sostenible. Hemos repriorizado las inversiones, pero innovación, medioambiente y competitividad siguen siendo prioridad número uno. La innovación competitiva y sostenible va ser una de las grandes claves para sacarnos de esta crisis lo antes posible”.

Tendencias del consumidor pos-COVID-19

El confinamiento, la restricción de movimientos y la incertidumbre económica están influyendo en los hábitos de los consumidores, Cristina del Campo ha explicado que: “el consumidor está buscando precios ajustados, por lo que se espera un aumento de los productos básicos y las marcas de distribución; también una mayor búsqueda de seguridad y vida útil, nutrición personalizada, un cambio hacia las tiendas de proximidad frente a las grandes superficies, más comercio online y una mayor valoración de los productos locales”.

Entre los principales cambios en el comportamiento del consumidor, la directora de I+D de Prosol, ha señalado que: “El COVID va a acelerar la tendencia salud, también la apuesta por envases sostenibles, compostables y reciclables y de aquellos envases que aumenten la vida útil de los productos. En esta línea, puede que la crisis influya en la potenciación de formatos ahorro y formatos pequeños”.

“Es una gran oportunidad de consolidación de la venta online, porque ahora mismo la sensación de “ir a comprar” no es tan agradable como hace tres meses, y el consumidor está experimentando la venta online. Es una tendencia que puede consolidarse en un corto plazo de tiempo”, ha añadido García.

En opinión del directivo de Heineken, “hay que estar atentos a las tendencias de los consumidores y a las necesidades sociales. Las empresas que sean responsables, tengan un compromiso local, serán las mejor valoradas”.

Para Juan Luis Rivero: “La tendencia del consumidor anterior a la crisis es imparable, puede haber un efecto crisis que la ralentice, pero la búsqueda de lo natural, buena nutrición, productos proximidad, cuidado del medioambiente…, no va cesar. Las empresas estamos comprometidas con unos parámetros que tenemos que ir mejorando continuamente y una crisis no va a cambiar esa tendencia”.

Rivero ha destacado que “la profesionalidad y la preocupación que hay por la seguridad alimentaria y la calidad de producto actualmente en la industria española no es una casualidad, es fruto de una gran preocupación por estar preparados, que ha convertido a la industria alimentaria española en una de las más punteras de Europa”.

Esta mesa redonda es la quinta del Ciclo de mesas redondas virtuales que Ainia está realizando con el objetivo de conocer de primera mano, la experiencia y la visión de futuro que tienen las distintas empresas referentes en el sector, para trabajar en nuevas soluciones que permitan afrontar la nueva realidad y el futuro cercano de forma responsable y sostenible.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter