Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Rankings Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Revista Economía 3

Galán & Asociados pasa la “prueba de fuego” del teletrabajo

La crisis sanitaria del coronavirus ha provocado que la empresa, que ofrece a sus clientes consultoría empresarial, abogados expertos y asesoramiento profesional, haya tenido que reestructurar sus sistemas de trabajo

Publicado el:
Galán & Asociados pasa la “prueba de fuego” del teletrabajo

La apuesta de Galán & Asociados por el teletrabajo es una realidad. | Foto: Joaquín P. Reina

El teletrabajo ha supuesto un gran esfuerzo para la mayoría de empresas. Incluso para compañías como Galán & Asociados, que habían empleado este método con la introducción de herramientas online y la virtualización del despacho, lo que ha supuesto una “prueba de fuego”.

José Antonio Galán, el socio director de la compañía, admite que en la empresa no habían realizado “un simulacro de esta magnitud, como ha exigido la realidad”. Indica que habían realizado sesiones puntuales de teletrabajo, pero reitera “nunca de esta magnitud”. Sin embargo, cree que lo han resuelto “de manera muy positiva”.

La crisis sanitaria del coronavirus ha provocado que la empresa, que ofrece a sus clientes consultoría empresarial, abogados expertos y asesoramiento profesional, haya tenido que reestructurar sus sistemas de trabajo convencionales, en un momento en el que su actividad laboral ha sido muy fuerte, por su ámbito de trabajo, ya que “ha habido un incremento de la actividad muy fuerte, especialmente en materia laboral”.

“Nuestra empresa trata, desde siempre, de estar actualizada y de introducir en nuestras funciones y servicios la tecnología o virtualización, pero la situación de excepcionalidad nos ha obligado a adaptarnos más rápido a trabajar online y a distancia; y a hacerlo de manera abrupta, sin colchón ninguno. Ha sido una prueba de fuego que, en general, hemos resuelto de manera muy positiva”, garantiza Galán.

jose-antonio-galan

José Antonio Galán. | Foto: Joaquín P. Reina

En este contexto, cree que han sido capaces de estar coordinados desde entornos diferentes, tener comunicación directa con los clientes y estar bien conectados con las distintas administraciones. Para adaptarse correctamente al teletrabajo, señala que tuvieron que realizar algún ajuste de última hora, aunque precisa que, “a grandes rasgos, la estructura estaba pensada y dimensionada para soportar el teletrabajo”.

Esos cambios, puntualiza, se han centrado en variar sistemas que han sido desechados, ya que han encontrado otros que se ajustaban más a las necesidades de los equipos de trabajo y de la usabilidad por parte de sus clientes. “Tenemos que ajustarnos a las necesidades de nuestro equipo y, al mismo tiempo, ser versátiles para atender a los clientes. Pero la verdad es que, tecnológicamente, estábamos bien preparados”, asegura.


“Se podrán implantar sistemas mixtos de trabajo, pero la mayoría quiere volver a la rutina”

En este sentido, Galán destaca que, en estos momentos, lo están más si cabe tras superar esta prueba. “Ahora, podemos decir que estamos plenamente preparados para operar en este tipo de circunstancias. Tanto por la adaptación de todos nuestros profesionales, como por la mejora realizada en nuestros equipos tecnológicos”, subraya.

A este respecto, indica que su actividad de asesoramiento de carácter empresarial, con “una gran parte de trabajo intelectual, hace más fácil que se pueda adaptar al sistema de teletrabajo”. Sin embargo, admite que este sector también provoca que se encuentren con otras dificultades, como la necesidad de estar muy coordinados y bien comunicados entre los trabajadores, además de mantener la cercanía con el cliente.

Para no perder esa proximidad, han destinado “mucho más tiempo, más dedicación y más esfuerzo en atender y conocer todos los extremos del caso”. “Cuando se trabaja online, hay que estar más pendiente de los detalles, porque por medios físicos hay una comunicación que, a distancia, se puede perder. Solo hay una manera de paliar esta situación: volcarse aún más en qué necesita y qué es mejor para el cliente”, resalta el socio director de Galán & Asociados.

Por ello, ahora que están adaptados a esta situación, cree que se pueden permitir implantar sistemas de trabajo mixto, que combinen el trabajo presencial con el remoto. Sin embargo, puntualiza: “También estoy seguro de que la mayoría quiere volver a la rutina de antes, al contacto normalizado con sus compañeros, con los clientes y a diferenciar espacios familiares y de trabajo”.

Creo que lo que se nos abre es una mayor flexibilidad en cuestiones de horarios presenciales y más confianza en el trabajo online. Pero no creo que el sistema de teletrabajo único y continuado sea el preferido mayoritariamente por los trabajadores”, detalla.

Cuestionado por cuánto tiempo seguirán teletrabajando, Galán explica que su intención es “ir retornando a la normalidad de manera paulatina, según las necesidades del equipo y las exigencias de los clientes”. Aunque no ofrece fechas concretas, apunta que “en las próximas semanas” un primer grupo reducido de trabajadores acudirá a las oficinas de manera más regular, un número que “se irá ampliando en función de cómo se resuelva la situación de la pandemia”.
Lo normal es que vayamos creando grupos pequeños que vayan reintegrándose a las oficinas. Somos más de 40 profesionales y eso lleva un tiempo. Hasta la fecha, todo nuestro equipo se encuentra en sus domicilios teletrabajando”, expresa.

Para la vuelta a las oficinas, explica que han puesto en marcha un protocolo interno, según las recomendaciones de las autoridades sanitarias, para garantizar la seguridad de los profesionales y clientes.

Este protocolo, desgrana, incluye realizar test a todo el equipo en su incorporación para detectar la enfermedad, la redistribución de puestos de trabajo para garantizar las distancias mínimas, el uso de separadores de metacrilato o la limitación del aforo de zonas.

Además, el socio director de Galán & Asociados añade que han puesto mascarillas, guantes y geles hidroalcohólicos a disposición del personal. “Se hará todo lo necesario para garantizar la seguridad en una actividad tan peculiar como la vinculada al derecho y a la asesoría empresarial”, asegura Galán.