Entrevista a Nora García, presidenta de Asicval

García (Asicval): “La subida de alquiler es ficticia, a esos precios no se puede alquilar”

Destaca que se han llevado una "sorpresa positiva" con la vuelta a la actividad, pero matiza que no saben si será "momentáneo o la tónica general"

Nora García, presidenta de Asicval

Nora García Donet, presidenta de la Asociación de Agencias Inmobiliarias de la Comunitat Valenciana (Asicval), señala que el incremento de precios de alquiler ha sido “ficticio”, por la entrada en este mercado de los apartamentos turísticos, pero subraya que volverán a la normalidad pronto porque “a esos precios no se puede alquilar, no es lo que la gente puede pagar”, asegura.

“En alquiler nos hemos encontrado un problema, los alquileres turísticos, ya que cientos de apartamentos turísticos han pasado al alquiler temporal a unos precios fuera de mercado, por mucho. Eso ha generado que la media de alquiler haya subido, pero es irreal, porque a esos precios no se puede alquilar, no es lo que la gente puede pagar. Esos pisos, en cuanto lleven unas semanas anunciados y vean que no hay manera de alquilarlos, tendrán que bajar los precios”, pronostica.

Respecto a la venta, señala que no le consta que haya subido en ningún sitio, aunque precisa que “tampoco ha bajado demasiado”. “Es muy pronto para saber si ha bajado, los compradores en general están haciendo ofertas un poquito más agresivas, más bajas que antes, pero no quiere decir que se vayan a cerrar. En unos meses veremos el importe final por el que se han cerrado esas ventas”, expresa.


García (Asicval): “Los compradores, en general, están haciendo ofertas un poquito más agresivas, más bajas que antes, pero no quiere decir que se vayan a cerrar”

En este sentido, según el informe mensual de precios de venta de pisos.com, la vivienda de segunda mano en la Comunitat Valenciana en mayo tuvo un precio medio de 1.417 euros por metro cuadrado. Esta cifra registró un recorte del 0,12 % frente a abril; mientras que, interanualmente, se produjo un descenso del 3,17 %, el quinto más significativo de España.

En cuanto al alquiler de chalets, la presidenta de Asicval resalta que han notado un “repunte de peticiones”, pero recalca que no saben cuántas se formalizarán. “El problema de los chalets es que hay muy poca oferta, porque la mayoría de chalets son viviendas de segunda residencia, que no se alquilan. Aunque aumente la demanda, será muy difícil cuadrar muchos alquileres de ese tipo, por la falta de producto que hay”, admite.

A este respecto, según Idealista, València ha visto incrementado el interés por el alquiler de chalets en un 21 % durante el periodo de confinamiento, con un precio medio durante el primer trimestre del año de casi 2.100 euros al mes. Por delante, el interés creció en pueblos como Requena, Massamagrell o Moncada, con precios medios desde los 390 de Requena a los 1.120 de Moncada. Asimismo, de los pueblos más grandes de la provincia, Torrent (18 %), Gandia (7 %) y Paterna (39 %) también vieron aumentar los contactos para alquilar chalets, con precios desde los 1.160 euros/mes de Gandia a los 2.045 euros Paterna. Además, los municipios valencianos donde ha crecido el interés durante el confinamiento y tienen los precios más caros son Canet d’En Berenguer (2.943 euros/m2) o Godella (2.908 euros/m2).

viviendas a extranjeros

En cuanto a la vuelta a la actividad, García destaca que “hay algo de movimiento”, más del que esperaban, pero puntualiza que de momento están realizando visitas y escriturando operaciones que tenían cerradas antes del estado de alarma. “Las que se reservan estos días aún no han llegado a ese punto, estamos en reserva o negociaciones. Sí que es verdad que, al levantar las persianas y empezar a trabajar, hemos notado un poquito más de movimiento de lo que esperábamos”, resalta.

“Las perspectivas eran tan negras que, a poco que tengas, es positivo. Pero no sabemos si se va a traducir a lo largo del tiempo en cierta normalidad o es un repunte de toda la demanda que había embalsada y, cuando pase este boom, se ralentizará. Nos hemos llevado una sorpresa, pero no sabemos si será algo momentáneo o la tónica general”, reitera. En este sentido, indica que, normalmente, junio es un mes muy bueno, pero en julio y agosto baja la actividad. “Si a eso le unimos que parece que la situación económica se va a complicar un poco, entiendo que no va a ser el mejor verano de nuestra vida”, lamenta.


García (Asicval): “No sabemos si se va a traducir en cierta normalidad o es un repunte de toda la demanda que había embalsada y, cuando pase este boom, se ralentizará”

Sin embargo, apunta que hay inmobiliarias que han tenido que cerrar, por lo que “a lo mejor los que consigan permanecer trabajan más que el verano pasado”. “Eso no quiere decir que las cosas van mejor, sino que al haber menos actores, los que queden tocan a algo más. A mí me gustaría que hubiese una actividad normal, lo aconsejable para que la gente pueda entrar en una vivienda en compra o alquiler, que el sector pueda trabajar con normalidad y se mantengan los puestos de trabajo”, resalta.

En esta vuelta a la actividad, continúan con los protocolos anteriores, aunque precisa que se han acostumbrado a utilizar herramientas que antes no empleaban, como las herramientas biométricas para las firmas. A este respecto, en cuanto a las visitas virtuales, puntualiza que ya las empleaban antes, pero ahora lo han ampliado a visitas guiadas virtuales y también al mercado de alquiler. “Ahora hacen primero una visita guiada virtual y, cuando hay mucho interés, vamos a visitar. Se trata de minimizar el número de visitas a los inmuebles y máxime si los vendedores viven en la casa”, explica García.

Suscríbete a nuestra newsletter