Bankia concede a más de 80.000 clientes moratorias hipotecarias y de consumo

Goirigolzarri espera que esa cifra "suba mucho más" porque todavía queda un mes para solicitar estas ayudas

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha avanzado este martes que la entidad ha concedido a más de 80.000 clientes moratorias de hipotecas y de consumo, y espera que esa cifra “suba mucho más” porque todavía queda un mes para solicitar estas ayudas. El máximo ejecutivo de Bankia ha insistido en una entrevista en la COPE que la banca española “ha jugado, está jugando y tiene que seguir jugando” un papel muy importante en la financiación de las familias y empresas españolas.

Desde el punto de vista económico, Goirigolzarri considera que las decisiones que se han tomado hasta ahora han ido “en la dirección correcta”, pero a medida que pase el tiempo habrá que ir cambiando “el enfoque” y pensar en el apoyo a determinados sectores. Y para definir esto ha abogado por que el Gobierno cuente “con los que saben de esto”, los empresarios, que son también los que crean empleo, al tiempo que la banca seguirá apoyando a la economía en los próximos trimestres para salir de la actual situación.

La reforma laboral

Sobre la reforma laboral, el presidente de Bankia ha vuelto a oponerse a una posible derogación y ha recordado que ha permitido la creación de más de 3,5 millones de puestos de trabajo y la figura de los ERTE, que está jugando “un papel fundamental” en estos momentos. “Hablar de mejoras de la legislación laboral, por supuesto que sí. Hacer una enmienda a la totalidad a la reforma laboral me parece que no está justificado en ningún caso, pero mucho menos en un momento como éste”, ha añadido.

Es más, propone estudiar una reforma laboral pensando en el futuro y hacerlo en el marco del diálogo social, con los sindicatos y los empresarios, que han demostrado que tienen una “extraordinaria capacidad de llegar a acuerdos”.

La renta mínima vital

Goirigolzarri ha mostrado su apoyo al Ingreso Mínimo Vital porque interpreta que se trata de un renta “selectiva y condicional”, un programa permanente para el sistema pero temporal para las personas. Sin embargo, cree que es un asunto complejo porque lo que se debe pretender es incentivar la incorporación de la gente al mercado de trabajo y mejorar su empleabilidad y no lo contrario. “Debemos evitar que esto dé lugar a una economía sumergida, o a una generación de fraudes”, ha señalado.

Suscríbete a nuestra newsletter