Medidas ante el coronavirus

Playas de Castellón: franja de 10 metros para paseo y megafonía para recordar normas

Las áreas de Turismo y Seguridad coordinan las medidas para reabrir este próximo lunes siguiendo las directrices del Ministerio de Sanidad

Los ediles Pilar Escuder y Omar Braina

Las áreas de Turismo y Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Castelló han adaptado las medidas que se aplicarán en las playas a partir del próximo lunes, 1 de junio, para que puedan abrir con las máximas condiciones y garantías para los usuarios y usuarias.

El protocolo ajusta al ámbito municipal las directrices del Ministerio de Sanidad para reducir los riesgos higiénico-sanitarios frente a la COVID-19 en las playas, así como recomendaciones y medidas que recoge la guía de playas seguras elaborada por Turisme de la Generalitat.

“Estamos acondicionando las playas del Pinar, el Gurugú y el Serradal en base a las directrices sanitarias para que su uso y disfrute este verano se pueda hacer en condiciones de seguridad y de protección de la salud”, ha explicado la concejala y presidenta del Patronato Municipal de Turismo, Pilar Escuder.

“Desde el área de seguridad y emergencias se reforzará el trabajo para que las medidas de aforo y de distanciamiento social en nuestras playas se cumplan e iremos ampliando el protocolo de medidas conforme se requiera”, ha apuntado el concejal de Seguridad Pública y Emergencias, Omar Braina. Ambos, visitaron las playas esta semana para supervisar su estado antes de la apertura.

Así, coincidiendo con la entrada de Castelló en la Fase 2 de la desescalada, y con el permiso ya para poder bañarse y tomar el sol a partir del lunes, se iniciará el servicio de socorrismo y salvamento en las playas. Además, los agentes de la Policía Local serán los encargados de controlar y supervisar que se cumplen las medidas de distanciamiento social y aforo. A partir del lunes ya estarán operativos también los puntos de policía en las inmediaciones de las playas del Pinar y el Gurugú.

La parcelación del litoral queda descartada en principio por la amplitud de las playas de Castelló, si bien sí se recomienda dejar un espacio libre de 10 metros entre la orilla y la primera línea de descanso, para pasear o practicar ejercicio, y evitar las concentraciones de personas en una misma zona de la playa.

Las duchas, los lavapiés y los juegos de las playas estarán precintados y no se podrán utilizar por el momento en esta fase de la desescalada. Tampoco habrá papeleras en la arena, de forma que se evitan posibles focos de contagio.

Además, se reforzará la información a los usuarios y usuarias de las playas, a través de megafonía, en reiteradas ocasiones durante la jornada, y mediante cartelería, que incluirá las recomendaciones de uso y disfrute del litoral para cumplir con las medidas de protección frente al coronavirus.

El protocolo municipal para garantizar la seguridad y la protección de la salud frente a la COVID-19 en las playas de Castelló que se activará el próximo lunes se irá modificando en función de las necesidades y de las directrices sanitarias que se dicten en cada caso cumpliendo el plan para la transición hacia una nueva normalidad.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter